Mar
13
2018

Apocalipsis de bolsillo

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Relatos o Versos     2 comentarios


Desde pequeño, el joven Ethan demostró que nunca había suficientes cosas que aprender, y sí mil campos por descubrir. La gente le aburría y le parecía predecible, pero sin embargo, ciencias como la física o la química, y el mundo de la Tecnología, le parecían pozos interminables de diversión y curiosidad satisfecha. Pese a lo sosas que le parecían los demás humanos, siempre se esmeró en integrarse y tener un trato cordial con todo el mundo y no parecer un bicho raro.
Y así fue creciendo, y aunque no todo el mundo se daba cuenta, era un verdadero genio. Se decantó por la química y la biología como carreras, y disfrutaba de las horas de microscopio y sus diferentes experimentos. También comenzaron a fascinarle los mundos animal y vegetal, amaba todo lo vivo, menos los seres humanos que le seguían pareciendo tan aburridos como capaces de hacer auténticas barbaridades. Se le había quedado grabado un documental sobre cómo miles de tiburones eran asesinados tan solo para arrancarles sus aletas y así hacer sopa, y recordaba como de niño había visto que hacían algo parecido con las focas por arrancarles la piel para hacer abrigos. La capacidad del ser humano de expoliar y destruir sin tener en cuenta nada más allá de su propio interés era algo que le asqueaba hasta extremos que no alcanzaba a explicar.
Siguió en esa dinámica durante un tiempo. El trabajo le encantaba, no tenía más que dos o tres amigos que no le aburrían, y el amor le había dejado bastante tranquilo hasta entonces, y a sus treinta y tres se fraguaba una idea en su cabeza que hacía de hobbie y puzzle mental a la vez, y cuando estaba inactivo dedicaba a ello sus horas. En un mundo digital él llevaba una libreta turquesa dónde hacía dibujos y apuntaba fórmulas, bocetos que tan solo él entendía sobre aquella idea que crecía en su mente como un ser vivo, siendo más una prueba de concepto que algo que quisiera hacer realidad, por sus implicaciones.
 
Pero aquel fatídico día él vio en las noticias cómo una mujer asesinaba a su bebé por no aguantar su lloro, y cómo un grupo de pirómanos se habían puesto de acuerdo para quemar una zona preciosa en la que él había pasado algún verano de niño, disfrutando de sus bosques. Se dirigió al trabajo maldiciendo a la humanidad y su capacidad de hacer cosas tan terribles, y cuando llegó al laboratorio un compañero le pidió un favor. Él era el encargado del almacén de virus y bacterias de la empresa química en la que trabajaban, y quería ir a ver a su hija bailar en el colegio, pero como siempre tenía que haber alguien por lo sensible del lugar, le pidió a Ethan que le cubriera ese día, a lo que accedió sorprendido, pues acababa de abrirse la puerta que él había fantaseado tantas veces con abrir.
En lugar de hacer tareas básicas de mantenimiento o leer el periódico pasando las horas, él sacó su libreta turquesa y analizó sus bocetos. Empezó a recoger diferentes muestras, empezando por una del Virus Marburg, uno muy similar al ébola para el que no hay tratamiento. También cogió un vial de Viruela, y empezó a experimentar con unas variaciones que hicieran que esos virus se propagaran rápidamente por al aire. Se le pasaron las horas volando, estaba disfrutando como nunca, con las precauciones adecuadas pues aquello era tan peligroso. La clave la tuvo una variante de la Influenza, algo parecido a la famosa gripe, y con sus experimentos había conseguido un virus letal, que se propagaba por el aire y que era capaz de sobrevivir a temperaturas de entre -20 y 50 grados. Además, usaba los organismos infectados para multiplicarse a modo de esporas, y sobre todo, lo más importante, la razón principal, tan solo afectaba a humanos.
Durante meses había pensado en aquello, tenía tanto sentido, un virus capaz de librar al planeta de su más letal habitante, permitiendo que todo lo demás siguiera su curso. En unos años, la naturaleza se reequilibraría, y seguiría su evolución una vez erradicada la infección del hombre de su faz, el hombre era el cáncer del planeta, y él lo tenía clarísimo.
Hizo un tubo de ensayo con aquel ingenio al que él llamó “Apocalipsis de bolsillo”.
Poco después, sonó una campana y fue consciente de que su jornada había terminado, y orgulloso de lo que había conseguido, se preparó para irse a casa, llevándose consigo aquel vial que era lo más parecido que había tenido a un hijo. Lo miró con amor y se lo guardó en el bolsillo, pasaría su bolsa por rayos X al salir, pero nunca miraban sus bolsillos.
 
Cuando bajaba por la escaleras se cruzó con una mirada cálida, y se quedó embobado con ella, mientras esta le saludaba: “Hola Doctor Hawk, he oído hablar tanto de usted, estoy deseando trabajar en esta empresa para disfrutar de genios como usted, es un honor…” su corazón latía como nunca lo había hecho, y sintió de repente como una ola de luz conquistaba el mundo, después de la tormenta de odio que había vivido estos últimos meses, y aquel día a primera hora recordándole la nula fe en la humanidad que tenía.
Con los nervios de aquel encuentro, su pie buscaba un escalón que no existía y tropezó, cayendo un metro hacia una esquina del descansillo. Al caer, escuchó un ruido de cristal roto en su bolsillo, y cerró los ojos consciente de lo que acababa de pasar.
Te querré siempre“, le dijo él, y ella se retiró sonrojada sin imaginar que ese siempre era cuestión de días, para todos y cada uno de los que aún habitábamos la tierra aquel día.

Mar
7
2018

“… estás en todas partes.”

 Escrito a las 10:00     Archivado en: Citas, El Séptimo Arte     comentarios cerrados


Incapaz de percibir tu forma,
Te encuentro a mi alrededor.
Tu presencia llena mis ojos con tu amor,
Doblega mi corazón,
Porque estás en todas partes.

Vaya regalo más bonito ha hecho al mundo Guillermo del Toro con “La Forma del Agua“. Una verdadera joya. Tengo ganas de volver a verla para extraer más frases preciosas, para saborear de nuevo su fotografía, sus matices, sus gestos, cada mirada…
Altamente recomendable en Versión original, aunque seguro que el doblaje es bueno.
Sensacional la película, inmensa Sally Hawkins, muy orgulloso de Guillermo y su merecidamente premiada obra, que se abre hueco fácilmente en el corazón.

comentarios cerrados
Mar
4
2018

Los días largos

 Escrito a las 23:55     Archivado en: Desvarios     3 comentarios


Hace algo más de un par de lustros, pasé uno de los peores veranos de mi vida. La que era mi pareja, rompió conmigo pues, seamos honestos, yo necesitaba mejorar bastante (y sigo necesitándolo). Recuerdo que aquellas semanas eran… eternas, el tiempo era una lija que me raspaba el alma con cada segundo, y el dolor de estar lejos de ella, y haberla perdido, era algo insoportable. cada hora eran 3600 segundos de dolor y lágrimas… qué bonito es el amor, incluso así. Mi problema, entonces, era que nada conseguía que dejara de pensar en aquello, no había película capaz de evadirme ni libro que pudiera rescatarme, a ella me recordaba cada película y la lectura nunca fue una clara aliada mía, y sí algo en mi lista de tareas pendientes. En aquella agonía, puse casi por error unos capítulos de una serie que había descartado ver pues pensaba que eran dibujos animados, y no era nada así, era un Star Trek algo chungo, era Babylon 5.
Vi uno y después otro, hasta que me atrapó su argumento, un clásico “el bien contra el mal” decorado con grandes citas y reflexiones, y un montón de razas dando tumbos en el espacio. Aquella serie es sagrada para mi desde entonces, pues consiguió por primera vez, que pasara unas horas sin pensar en aquello que me comía el alma y que me quitaba las ganas de todo. Había perdido 12 kilos, y seguro que poco a poco, los fui recuperando capítulo a capítulo, mientras me preparaba para vivir en un mundo sin ella, y temporada tras temporada… me fui curando, y cuando acabé la serie, estaba mucho mejor.

Este fin de semana he recordado aquella sensación de desasosiego, una acumulación de tragedias me hizo estar triste, perdido y agobiado, como si volviera a tener menos de treinta. Y en ningún momento pesa tanto el vacío, en ningún momento es tan insoportable la soledad… cómo cuando quieres llorar, y no tienes un hombro en el que puedas hacerlo.

Mañana girará de nuevo el Universo, las cosas se recolocarán en su sitio, y dónde hay oscuridad, también habrá sitio para una luz. Pero no está de más que me recuerde a mi mismo, que caerse está permitido, pero levantarse… es obligatorio. Incluso para ser optimista crónico… hay que visitar de vez en cuando el lado oscuro y volver, con una lección, furia en la mirada y la intención de darle la vuelta a esta charada, para sacar lo mejor de ella cada día.

Feb
23
2018

Encontrando a You+Me

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


Esta semana he hecho varios descubrimientos musicales muy interesantes. Desde Leon Bridges, Balkan Beat Box, Nikki Garcia… hasta este dúo, You+Me, que me resultó muy familiar desde el primer momento, y es que fue una grata sorpresa ver ahí a Alecia Moore, mi querida P!nk, cantando junto a Dallas Green, un folk muy bonito que me encantó. Aunque es de 2014, lo he descubierto esta semana… el mundo gira demasiado rápido a veces.
Con esta canción os deseo un fin de semana sensacional.

comentarios cerrados
Feb
20
2018

El vídeo de Maldivas (2018)

 Escrito a las 11:11     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


Bueno, unos días después de volver del viaje… va siendo hora de compartir mi clásico vídeo con algunos de los momentos más destacados del viaje. Esta vez lo he hecho tranquilo, algo más lento que de costumbre, intercalando tomas de tiburones con otro tipo de vida, y en el centro, ocupando un papel estelar, las inimitables mantas.
Espero que os guste, y os animo a dejar vuestra opiniones en el propio YouTube o aquí mismo.
Un abrazo

comentarios cerrados
Feb
19
2018

Vaciando el pensadero…

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro..., Viajes     comentarios cerrados


Me encanta el concepto de “pensadero” de los libros de Harry Potter. Ese sitio en el que poder vaciar los pensamientos para revivirlos o compartirlos, o simplemente guardarlos para más adelante, pensamientos que incluso podrían ser de colores en función del sentimiento que predomine. Hoy tenía la sensación de que necesitaba vaciar parte de esos pensamientos aquí, como siempre he hecho, en mi hogar, este rincón… que llevo habitando ya 13 años, sobreviviendo a modas y tendencias, siendo un ejercicio de libertad (no siempre tanta como me gustaría) y un cierto control que tanto me suele gustar, al no depender de plataformas de terceros y poder ser yo quien gestiona esta particular Caja de Pandora con forma de Diario Personal, más o menos íntimo o afortunado.

Pensadero

A lo que iba, si de algún color predominan mis pensamientos ahora mismo… es el azul del viaje vivido. ¿Queréis que os cuente más cosas de Maldivas? En fin, no quiero aburriros, si fuerais submarinistas me escucharíais con avidez durante horas hablar de anécdotas y aventuras, pero es más complicado hablarle de magia a un muggle jajajaja, y no quiero perder vuestro interés. Ha sido un gran viaje, en el que he echado de menos cosas importantes, pero en el que he crecido y disfrutado mucho. Desde que llegué al gran azul, hace unos 4 años y medio, siempre he soñado con conocer a los grandes gigantes, y al hacerlo… en ambos casos, me he quedado sin palabras, con un nudo en la garganta que me ha oprimido el pecho sin dejarme otra opción que llorar como un niño emocionado ante algo tan hermoso. Hablo, por supuesto, de mi encuentro con el tiburón ballena, y de mi reciente encuentro con las mantas. Seres enormes, de una elegancia y delicadeza casi mística, que pueblan algunos selectos rincones de nuestros océanos. En unos días podréis ver en un vídeo que estoy acabando cómo se mueven estos gigantes, pero supongo que mi sensación va más allá de ello… ¿Se puede explicar la magia? Si pudiera lo haría, de lo que no tengo duda es que tanto si existe, como si no, habita en estas criaturas grandes y dulces.

Además de las mantas, conocí a una tortuga muy simpática y mal educada (estuve con ella 10 minutos y no me dijo ni “Hola”), 3 bogavantes que tenían la educación y cortesía que le faltaba a la tortuga, 10 pequeños nudibranquios que no me vieron por su falta de ojos, y unos 169 tiburones que posaron entre corrientes para mis fotos, y que fueron elegantes y educados, salvo aquel que se chocó conmigo en una inmersión nocturna, tropezón que saldamos con un cordial “disculpa” y una sonrisa tímida y sorprendida.

Ahora hay que subir el listón… tiburones tigre en Bahamas, o quizás Orcas allá dónde haya que ir a verlas, o ballenas… o quizás, mi próximo secreto lo esconda en su mirada un pequeño caballito de mar en Indonesia. Nunca hay que dejar de buscar secretos de la vida en las cosas más pequeñas.

En ese pensadero virtual, hay otros colores… rojos del corazón, violetas de los miedos y las dudas, verdes de los sueños por cumplir, negros como las cosas que nos avergüenzan… al fin y al cabo, la vida es esa guerra entre corazón y cabeza, entre luz y tiniebla, entre hastío… e incontinencia.
Qué difícil es no añorar lo que no se tiene, no valorar lo que sí, no desear un nuevo viaje… aún cuando casi no has acabado el anterior.

comentarios cerrados

Autor

  Earl grey con cookies de...

...un celtíbero errante, un androide defectuoso y con sentimientos, un yeti en calzoncillos en busca de otros eslabones perdidos, coleccionista de sonrisas y momentos que atrapar con el cazamariposas que los años ha tejido, pintor de acuarela en un día de lluvia, que con su sonrisa desnuda y la mirada perdida, te espera sentado al borde de un acantilado.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Búscame en Discord
  • Escríbeme por Telegram
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Aprende a bucear con...
  • Página en Google+ de este Blog
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Un tumblr muy picante...
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.