Jun
26
2017

Entre la oscuridad y la vela

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


Una de mis series favoritas, tenía una cita muy bonita:

“Soy gris, estoy entre la oscuridad y la vela.”

… y es de esas frases que se me han quedado grabadas y que tengo en algún corcho por casa.
Aquella serie fue muy importante para mi pues me sirvió de consuelo en una de las peores etapas de mi vida, superando una ruptura sentimental muy dura. En esos momentos en los que nada parece consolarte y todo te recuerda a esa persona, cualquier cosa que te haga evadirte parece una loción de aloe vera en plena quemadura de esas que no te dan descanso.

El dolor de una ruptura es implacable, no te deja escapar ni esconderte y te castiga convirtiendo cosas que antes mirabas sin más, en elementos que te recuerdan a ese alguien especial del que te has separado. Solo el tiempo puede ayudarte, pero mientras tanto, pasa lento, lleno de dolor, como arrastrándote sobre unas brasas que por más que quieras, no puedes apagar.

Pero siempre hay luz, eso jamás debemos olvidarlo.
Como decía Churchill:

“Si estás atravesando un infierno… no dejes de caminar.”

Pues caminando, es el único modo en que saldrás de él, más temprano que tarde.

comentarios cerrados
Jun
22
2017

Cine: “Déjame salir”

 Escrito a las 15:00     Archivado en: El Séptimo Arte     2 comentarios


   “Déjame salir (Get out)” (2017) — IMDB: 7.8Suspense

La semana pasada pude ir al cine dos veces después de un tiempo sin ir. Vi “La Momia” (2017), y más allá de lo guapa que está Sofia Boutella con 4 ojos, no me aportó mucho más, una película intrascendente. Me gustó mucho más “Life” (2017), una película tipo Alien bastante bien llevada, aunque no hará historia, pero disfruté de un gran rato.

Pero la sorpresa del fin de semana me esperaba en una “Déjame salir” que iba a ver reticente, mascullando “Esta no es peli de cine, es peli de Domingo y sofá“, y cómo me equivocaba. No recordaba mucho del trailer, me parecía una película sobre racismo o algo así, pero no le hice mucho caso. Mi recomendación es verla sin haber visto el trailer y sin tener muy claro qué esperar, es una sensacional película de suspense, y aunque haya quien diga que es previsible, a mi no me lo parece. Es una historia original y bien llevada, repleta de detalles e intrigas, si te dejas atrapar por la historia, puedes disfrutar de un momento sensacional, es una de esas películas que te atrapa.

En el IMDB tiene un 7.8 pero la metacrítica le da un 84, una nota muy alta.
Cuando salimos del cine estuvimos un par de horas buscándole detalles, fallos… y llegamos a la conclusión de que nos los había. Quizás es que nos habíamos enamorado de una película de esas que dejan huella.

Jun
19
2017

Tanto tanto ruido

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     3 comentarios


Últimamente, mis oídos y mis pensamientos hacen horas extra.
Las elecciones no son fáciles, y la batalla entre creer en mi mismo, o en lo que ven los demás, es más cruda que nunca. Ahí es cuando una autoestima débil te crucifica, dudar de cada paso que das te hace torpe y lento.
A veces quienes te rodean pueden ser un bastón, o todo lo contrario.
Mientras unos te increpan entre gritos y lloros, otros te dicen “Estás en lo correcto“, unos proclaman su profunda decepción contigo, y otros intentan comprenderte y apoyarte esperando cambios. Y cuando a tu alrededor ves tanto dolor, no puedes más que sentir que quizás al final nos equivocamos todos a la vez.
Jamás deberíamos olvidar que nos debemos a nuestra felicidad; pero lo hacemos, olvidamos que no podemos darnos a los demás, y sumar a su mundo, si no estamos bien, si no tenemos la paz y el equilibrio que dan no ya la mayor plenitud, sino la calma frente al espejo.
Tanto tanto ruido.

¿Y si a veces amar a alguien es saber dejar a esa persona ir?,
¿y si las aristas no encajan y una relación parece una condena para ambos?
El baile de los extremos, dos polos opuestos que se atraen para neutralizarse, la felicidad compartiendo cartelera con las batallas más sangrientas, la calma antes tan presente y ahora… ilustre ausente, esa duda de saber si puedes ser capaz de vivir sin esa persona, si debes hacerlo, si quieres, la duda de saber si precisamente ese es el único camino, o si hay una opción que no has contemplado.
Tanto tanto ruido.
Silencioso ruido.

Jun
14
2017

Entre olas

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro...     2 comentarios


Nadie se ha perdido en un camino recto, reza algún proverbio, y nunca deja de sorprenderme, por hermoso e igualmente triste, en cómo la vida nos erosiona al mismo tiempo que nos hace crecer, el inherente precio del tropiezo en el aprendizaje, en cómo cambiamos sin darnos cuenta, y al ser tan lentamente… dejamos de entender qué vemos en el espejo.
Me preocupa cuánto de mi silencio tiene que ver con la vergüenza, y cuanto es simplemente el priorizar el vivir sobre el contarlo, o quizás tan solo que las musas crueles me han abandonado dejando tan solo un saco de huesos y miedos incapaz de hilar cien palabras con sentido.
Quizás sea tan solo la venganza de los errores cometidos cobrándose su revancha.

Yo siempre fui el vaivén de un oleaje buscando su equilibrio, disimulando sus carencias entre la espuma de un mar que escondía más secretos de los que podía imaginar. Cruzando huracanes, siempre he buscado y valorado ese mar en calma que ahora me llama más que nunca.
No hay tormenta sin días de Sol, ni oscuridad sin luz que la desafíe.
Quizá el mundo se convirtió en esto pues dejé de luchar para qué mutara en otra cosa.
O quizás es tan solo esa actitud, capaz de hacerte ver prados en desiertos, y viceversa.

May
19
2017

Y sí existiera Dios…

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro...     1 comentario


Hoy hubo un momento en que ese pensamiento cruzó por mi cabeza.
Comenzaron a sucederse cosas tan improbables, que parecían dispuestas por algo superior.

Ayer yo me acosté con la garganta dolorida, y aunque esperaba equivocarme, no fue así y tras una noche de fiebre, me tocaba ponerme en marcha. Esperaba ir al médico y que me dijera “Estás malito, descansa y vete a trabajar si puedes el Lunes“, yo tenía la tarde de Viernes libre, y esperaba disfrutar de una partida con mis amigos y un momento de descanso más que necesario por todo lo que me ha pasado últimamente. Ahora todo se reducía a mi fiebre, quería hacerme bolita en mi sofá y verme alguna de mis películas favoritas entre sudores.

Me vestí entre temblores, y a las 6:45 estaba en camino. Me crucé Madrid en coche, acompañado de mis inefables Berto Romero y Andreu Buenafuente en su podcast “Nadie sabe nada”, que conseguían arañarme alguna risa en medio de mi malestar.
A las siete envié un email a mi compañero avisándole de que estaba mal y que según lo que dijera el médico, igual no iba al trabajo.
Eran las 8 de la mañana cuando esperaba que abriera la consulta, y me llamó mi compañero, yo suponía que para ver qué tal estaba yo.
Me decía que le había dado un latigazo en el lumbago y que no se podía mover, él tampoco podía ir a trabajar.
Eso reducía mis opciones a una cosa: Yo tenía que ir a trabajar, por mal que estuviera, y todo el día, no solo la mañana.
Faltaban 20 minutos para que abriera la consulta, y después, esperaba irme a casa a descansar.
En ese momento me llevé uno de los chascos más grandes de mi vida, se rompieron todos mis planes e ilusiones más básicas para aquel día, e hice de tripas corazón, y puse rumbo a mi trabajo… faltando mi compañero, me tocaba ser el referente tecnológico de mi oficina.

¿Qué posibilidades había de que un mismo día los dos cayéramos tan enfermos?
Mi mañana fue agotadora y empezó por un debate absurdo con mi pareja, de esos que invitan y obligan a la reflexión. De repente, el problema no era si yo estaba enfermo o no, ni lo de mi compañero, sino si podría ir al día siguiente al mediodía al Ikea.
Me sentía como bajo una cámara oculta, algo a lo que mis 39º (compré un termómetro en una farmacia) no ayudaban.
Lo sucedido me dio la calma y la fuerza para exigir espacio y descanso.
Y en medio de todos esos pensamientos febriles yo pensaba:
Y si existiera Dios y ha diseñado este maquiavélico día para regalarme una oportunidad.

Y en mi febril realidad, tenía sentido que fuera así…

May
4
2017

Enseñar a valorar lo que se tiene

 Escrito a las 12:26     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


Cuando te acercas a los cuarenta empiezas a valorar cosas que quizás nunca te habían preocupado. El otro día me dolía la yema del dedo que uso para el móvil, y cada vez que lo tocaba sentía una quemazón que tardó un día en pasarme, es increíble como algo tan pequeño puede joder tanto. Esta semana me atormenta un gemelo, y no puedo bajar escaleras sin que me duela, y eso te hace valorar lo importante que es poder caminar con normalidad y tener las piernas sanas, cómo limita no poder bajar una escalera.

A raíz de eso, pensaba que estaría bien que se hicieran ejercicios con los niños sobre estas cosas. ¿Vendar un par de días los ojos a un niño? Sería un gran experimento, y enseñaría mas a ese niño que meses de interminables lecciones, pues vería, nunca mejor dicho, el mundo de un modo diferente, y valoraría una cualidad como la visión como nunca antes.
Es como cuando de pequeño te ponen una escayola protegiendo un esguince o un hueso roto. Te sientes raro durante unas semanas, aunque no afecta a tu vida tanto como otros escenarios, más allá de no poder ducharte con normalidad o de esos picores mortales en sitios a los que no llegas.

Hay que poner a prueba la vida, ponerse en otras pieles, echar de menos cosas… todo contribuye a crecer.

Deberíamos hacer ese ejercicio de vivir sin algo aprendiendo a darle su verdadero valor, antes de que lo perdamos sin opción a recuperarlo, antes de que el tiempo o el azar nos lo quiten.

comentarios cerrados

Autor

  Notas y dibujos de...

...un Ave Fénix reincidente,
Elfo de los bosques gallegos,
un mutante psicohistórico Fundacionista buscando respuestas, un Elemental del Aire enamorado de la Tierra, un ser... qué, de vez en cuando, con el corazón en la mano, juega a pintar nubes y adiestrar libélulas, ejerciendo de Vela por horas. Reflexiones, desvaríos, tecnología, sociedad & coitus interruptus, entre otros.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Página en Google+ de este Blog
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • La música que escucho...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi canal de YouTube
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Selección de 500px
  • Battlefield Battlelog User
  • Mi tumblr personal...
  • Añádeme en Skype
  • Aprende a bucear con...
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Un tumblr muy picante...
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.