Jul
19
2017

No idealices a quien es tan humano como tú

 Escrito a las 16:00     Archivado en: A5, Reflexiones     1 comentario


Uno de los primeros errores que cometemos en la vida, es la divinización de otras personas. Que si nuestro padre es todopoderoso y con el láser de sus ojos repara cualquier cosa, que si ese deportista es capaz de golpear una pelota de tenis con las uñas y hacer un “ace”, o ese dibujo animado con poderes mágicos o un saco marsupial del que puede sacar mil maravillas… y luego llega el amor, y resulta que el objeto de tu afecto es una criatura creada a partir de sangre de Unicornio cuyos pies jamás huelen mal y cuya sonrisa es capaz de curar cualquier enfermedad, y todo lo que deseas en el mundo es probar sus labios.

Recuerdo haber endiosado a muchas mujeres, que parecían andar sobre nubes y poseer una elegancia claramente más allá de lo humano. Cuando el mundo me permitió conocerlas me di cuenta que eran tan mortales y humanas como yo, y que en muchos casos no estaban justificados mis sentimientos por ella pues no era lo que parecía o lo que yo quería creer.
Incluso en más de una ocasión he sido yo el objeto elevado más allá de los cielos. Es duro vivir en un altar tan alto, que solo puedes caer y decepcionar a quien te quiere. No hace demasiado decía “No me trates como un Ángel… pero tampoco como un Diablo, tan solo sé justa“, y efectivamente, creo que debemos ser justos, medir a las personas por lo que son y no por lo que parecen, nadie es mejor que otro por tener más seguidores o ser más guapo, tan solo somos diferentes aventuras e historias que merece la pena conocer.


Beautiful image from Stockvault. Called “Woman with goose”, from Pixabay (thanks)

En el mundo virtual todo esto se dispara. ¿Cuantas personas idealizamos tras ver sus fotos perfectas en una red cualquiera? Poses bien elegidas, luces y retoques de alto nivel, maquillajes, cuerpos agraciados… pero si algo te enseña la vida es que el cuerpo más perfecto es muy aburrido si no compartes humor, conversaciones y aficiones, y que una celulitis o un cuerpo caído puede ser lo más bonito del mundo si es propiedad de una persona divertida, noble y con gran corazón, con la que las horas vuelan hablando.

Sigo idealizando a la gente, pero cada vez menos.
Lo bueno del aprendizaje, lo bueno del tiempo.
 
“La verdadera belleza de las cosas,
existe en el espíritu que las contempla”

 
David Hume
 

Jul
17
2017

Viento y espinas

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Relatos o Versos     comentarios cerrados


Nadie dijo que fuera fácil,
levantar la mirada frente,
con los ojos empapados,
y el corazón ausente.
 
Ni el secreto del Mar,
ni la brisa deshidratada,
nada puede calmar,
a una mujer desconsolada.
 
Veo en sus ojos esa flor
que una vez deshojada,
tan solo siembra dolor
hasta que es incendiada.
 
En el juego del amor
arde un alma espinada,
suena su canción,
nostalgia ahogada.


Beautiful image from Stockvault. Called “The Catcher in the Rye”, from Alexandra (thanks)
 

comentarios cerrados
Jul
14
2017

“…superviviente ¡Sí!…”

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


…Acabaré como una puta vieja
hablando con mis gatos.
 
Superviviente, sí, ¡maldita sea!,
nunca me cansaré de celebrarlo,
antes de que destruya la marea
las huellas de mis lágrimas de mármol,
si me tocó bailar con la más fea,
viví para cantarlo…

 
Joaquín SabinaLágrimas de mármol
 

comentarios cerrados
Jul
12
2017

Memorias

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Desvarios     comentarios cerrados


Desgranamos recuerdos y muchos se pierden en el camino, quedándose en rincones del alma dentro de tantas cajas que quizás nunca volvamos a verlos. Otros sin embargo, se convierten en cuadros que colgamos nostálgicos y orgullosos en las paredes de esa habitación que decoramos y somos a lo largo de nuestra vida; algunos recuerdos se materializan en figura en el mueble, y otros, son libro en una estantería.
Diferentes tamaños, diferentes prioridades, recuerdos que no queremos perder jamás y que ponemos muy cerca de nosotros para visitar a diario, sobre todo si tenemos la suerte de que una fotografía pueda acercarnos en el tiempo aquel olor, aquel sabor, la temperatura de un momento que de sentimiento pasó a escalofrío, y de escalofrío a memoria inmortal en las vitrinas de nuestra mente.
Unas veces, son recuerdos salvavidas, motivos para seguir caminando, pensamientos positivos que avivan tu fe en la luz y el coraje, viento a favor con el que llenar tus velas si te pierdes. Otras veces son dudas, pequeñas vergüenzas, cosas que pudiste hacer mejor, trenes que perdiste por estar confiado, fotografías que no quieres tirar… pero tampoco tener a la vista, carne de cajón.

Recuerdos “nudo en el pecho”,
momentos “me quise morir de amor”,
tatuajes en el alma, flechas sin dirección.
 
 


 
 

comentarios cerrados
Jul
2
2017

La vergüenza

 Escrito a las 11:00     Archivado en: Desvarios     1 comentario


Un sentimiento tan tonto como inútil es la vergüenza, y es dañino como pocos.

Hoy es el cumpleaños de una gran amiga, mi querida Desi, y en los últimos años nos hemos visto menos que antes, entre su agenda que ni aún ampliada tiene huecos y sus dos polluelos, no está fácil, pero por otro lado no hay que obviar que me he acomodado y he dejado de buscar hueco con insistencia, pero… ¿Hay algo más? Sí, y es vergüenza, por duro que suene. Tras tantos años ausente, con los niños tan grandes, me da vergüenza aparecer de nuevo en su vida, yo de lejos los he visto crecer… y ellos, no saben quien soy. El tiempo nos ha separado, pero el cariño no ha menguado, y cuando piensas en ver a esas personas te imaginas si será algo natural, te harán reproches de “ya deberías dejarte ver más” u os habréis vuelto semidesconocidos.

Lo mismo me ha pasado con más gente. Si he tenido alguna bronca con alguien, con el paso del tiempo se diluye y no quedan más que unas cenizas que casi ni recuerdas de que son y un cariño enorme forjado con esa persona antes de un conflicto que nos separa. Y cuando piensas en ese cariño y en que te gustaría retomar la amistad ¿Cómo lo haces? Supones que la persona pensará “Y este qué coño pinta aquí ahora“, o quizás, como me ha pasado alguna vez al reencontrame con alguien, seas una sorpresa agradable. Hay personas con las que no tienes conflictos pero que el tiempo te separa de ellas sin mas, y no sabes si la conversación que es vuestra amistad está en pausa o sencillamente ha concluido. A todos nos gustaría ser una huella preciosa en la vida de otras personas, pero por desgracia… no siempre puede ser así, y aunque duela, debes mirar al frente y seguir nadando caminando.

Qué dañina es la vergüenza, con lo bonito que es decirle a alguien “Te quiero y te echo de menos” o un “No consigo olvidarte“, un “Me he acordado tantas veces de ti” o un “Nadie nunca cubrió el hueco de tu amistad“. Menos poesía y más coraje, hay que luchar por esas pulgadas, en las relaciones y la vida, y plantarle cara a lo que nos separe de quien merece nuestra amistad. Y sobre todo, no hay que dejar ningún “Te quiero” sin decir, no debe dar vergüenza decirlo ni debemos temer que la otra persona no sepa interpretarlo (pues igual lo usa solo en relaciones de pareja), es mucho peor dejarlo en silencio.

Jun
30
2017

Los tristes finales (de las series)

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desvarios     2 comentarios


Estas últimas semanas he vuelto a ver “Friends“, una de las mejores series de la historia sin lugar a ninguna duda. Y según cruzas sus 10 temporadas compartes las desdichas de este maravilloso grupo, les ves evolucionar… y a mi me pasa que según entro en la décima temporada, tengo que dejarlo. No puedo acercarme a ese final que me parece desgarrador, triste, insoportable… llegar a un punto en que se acaba la historia, tras tanto tiempo con ellos, ya no sabrás más de sus vidas. Lo mismo que en el Señor de los Anillos cuando tras la más grande de las aventuras, llega el momento de despedirse y cada uno de los supervivientes coge un camino separado ¿Puede haber algo más triste?

HIMYM

Y lo mismo me pasó con una de mis series favoritas, Cómo conocí a vuestra madre, cuyos últimos capítulos no llegué a ver, dada la pena tan grande que me producía despedirme de Ted y familia. Todo eso empeoraba, además, con el declive que tuvo la serie en las últimas temporadas, me hubiera gustado recordarla siempre como la de ese mágico Barney Stinson que revolucionó el mundo de las series.

En una película esa sensación no existe, es un relato breve, es una historia corta, pero una serie… son muchísimos capítulos, y más aún esas series que rozando o llegando a las 10 temporadas han compartido contigo casi una semana de tu vida, esparcida en varios años.
Y siendo incapaz de afrontar esos finales, solo los he visto una vez… y siendo sagas o series que veo cada par de años, no deja de ser curioso que poco antes del final, mire para otro lado y empiece con algo diferente.
¿Sabéis de qué hablo o forma parte de esas cosas que tengo que hacerme mirar?

Autor

  Boletín no diario de...

...un Ave Fénix reincidente,
Elfo de los bosques gallegos,
un mutante psicohistórico Fundacionista buscando respuestas, un Elemental del Aire enamorado de la Tierra, un ser... qué, de vez en cuando, con el corazón en la mano, juega a pintar nubes y adiestrar libélulas, ejerciendo de Vela por horas. Reflexiones, desvaríos, tecnología, sociedad & coitus interruptus, entre otros.

Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Un tumblr muy picante...
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.