Reflexiones

jun
20
2014

Los “bugs” del corazón femenino (I)

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Desde dentro..., Física quántica, No Love Free, Reality Bites, Reflexiones, Sociedad, Suspiros     9 comentarios


Numerosas investigaciones a lo largo de la historia han demostrado que el corazón de una mujer es una de las energías más poderosas del Universo. En el conocido e inédito libro de Stephen Hawking “No sin mi madre” se habla de los flujos de leptones que brotan del corazón de cada mujer y que en algunos casos se hacen sentir en supernovas alejadas por varios miles de años luz. Así que aunque este estudio es básicamente física cuántica avanzada, desde ahora lo explicaré con términos mundanos. Y hablaremos de algunos fallos que tiene ese poderoso generador, y las consecuencias.

El Pagafantismo y el Ancla
plataneroEl principio de Archípledes dice que cuando una mujer entrega su corazón, lo hace con más pasión e intensidad que un hombre. Otras corrientes sostienen que el varón puede hacer lo mismo, en caso de estar enamorado, pero no ha sido probado. El aguante de la mujer, una vez enamorada, es legendario. Es capaz de convivir con cenutrios, leones marinos o cachalotes durante años, hasta darse cuenta de que puede volar, y no tiene porqué quedarse condenada al océano de por vida.
Y es entonces cuando puede aparecer ese pagafantástico cura confesor al que se lo cuenta todo, o, en casos contados (y privilegiados), el hombre con el que tiene una aventura sexual desenfrenada y maravillosa. Se desahoga, le cuenta todas las tropelías de su anterior consorte… con 3 bastaría para decretar crucifixión, pero ella cuenta 20, y al final el escuchador se siente afortunado (y a menudo enamorado) no ya por compartir la amistad o los pechos de tan hermosa dama, sino de saber que ella sin el “marmoto” será feliz, y que se le abre un mundo precioso por delante a su querida, al decidir vivir sin él.
Y es entonces, cuando aparece el ancla, y en un giro sorpresa ella decide volver con quien no la merece, como diría en ese doloroso doblaje español Sheldon Cooper, un “Zas en toda la boca“.

El Ancla
lobeznoEl ancla es una maldición de la época de Zeus y sus olímpicos. Es un vínculo sentimental que de gilipollas y ciego se convirtió en maldición y se materializa en la vida de muchas personas. Consiste en ensalzar cualidades inexistentes de una persona tras la ruptura, pues durante años han demostrado su ausencia. Pero de repente, el cenutrio, armado de un “Voy a cambiar, cambiaré.” o un “No puedo vivir sin ti.“, reblandece el corazón de la mujer que decide no dar la estocada final y ante la sorpresa de todos cuantos la quieren, decide volver al barco hundido donde el agua le llega por las rodillas, saludando resignada al mundo mientras se hunde sonriente junto a su “malo conocido”.
Esos “malos conocidos” son los culpables de que muchas mujeres hayan perdido sus juventudes al lado de personas que no merecían ni un día más de su tiempo, pero el miedo es un enemigo sibilino, y nos convence de que la soledad es atroz y no tan plena como cualquier compañía.

La cura del desamor
atontadoPuede ser que tras muchos años, un día te des cuenta que mereces algo mejor de lo que te acompaña. Puede que alguien confuso se aproveche de ti y te rompa el corazón. El desamor es inevitable y todos lo encuentran tarde o temprano, y solo tiene una cura, el tiempo… ¿Cómo atenuar ese dolor? Como todo en la vida, es cuestión de actitud, y yo quiero creer que se puede aprender a domar al corazón, no para amar menos… sino para hacerlo mejor.

¿A qué aferrarte cuando tienes el corazón roto?

- Él/Ella es una puta/cabrón/bastardo/hijo de satán (Nivel 1, odia sin pudor)
- Si alguien elije no estar contigo, comete un grave error (Nivel 2, ámate un poquito)
- Nada, Jamás, le dará el mismo gusto que lo que le hiciste (Nivel 1, autoengaño orgásmico)
- Mientras lloras, pinta tu casa, y cuando dejes de llorar, estará todo pintado (Nivel 5, si no tienes fuerza para nada… suma a tu mundo con pequeñas cosas)
- Oblígate a hacer aquello que cambie tu dinámica vital (Nivel 2, inicio del Fénix)
- No habrá reencuentro, si no se riega el amor, se mata el momento (Nivel 3, verdad verdadera)
- Arréglate, mímate… alimenta tu dañada autoestima (Nivel 1, masturbación mental)
- Cuando tocas fondo… ¡Solo queda subir! Sonríe… (Nivel 0, refranero popular)
- Si sufres, no estés ocioso, haz cosas… ¡Lo que sea! (Nivel 2, empieza un curso de algo)
- Apunta, recuerda, qué te separa de tu expareja, no lo que añoras (Nivel 3, al frente capitán)
- Dignidad y respeto son mínimos de una relación ¡Mínimos! (Nivel 1, Rafa no me jodas)
- Comparte tu pesar sin miedo, todos hemos estado allí (Nivel 0, todo pasa)
- Da las gracias por lo vivido, no eres mejor ni peor que el anterior o el siguiente, no era el momento, ni el lugar… ni la persona (Nivel 7, el juego es así)
- Un amor no llega si con el anterior tropiezo nos encerramos en la concha (Nivel 6, sin condón)

Nada evita la angustia, nada oculta el dolor del desamor.
Pero puedes aprender, relativizar… ser valiente y mirar al frente.
Pocas cosas te pueden hacer sentir tan fuerte e inmortal como el amor,
y el precio, es que nada también puede dejarte tan muerto y marchito como él.
 
Dedicado a todos los que sufrimos, padecemos y nos perdemos en el complejo laberinto del amor.
Una montaña rusa llena de caídas y túneles, al final de los cuales… creedme, siempre hay luz

Imagen4

Notas del autor:
- Yo, en algún momento de mi vida, he sido marmoto. Merecí la patada que me dieron, y eso me permitió ser quien soy hoy, así que si alguna vez quieres a un marmoto, dale una patada en los huevos sin cortarte, es por su bien, le brindarás la oportunidad de ser mejor.
- Alguien a quien quiero sufre… y por desgracia, creo que solo puedo dedicarle esto. ¡Ánimo!

nov
27
2013

iDiots

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Cultura Geek, Reflexiones, Videos     2 comentarios


A veces creo que deberíamos pararnos a pensar a dónde vamos…
Este genial documental ironiza finamente sobre ese asunto,
y he de bajar la mirada avergonzado por sentirme identificado,
aunque no sea envenenado con una manzana, y sí con un robot pérfido.
Sensacional vídeo!

sep
23
2013

Lobos, corderos y elefantes

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Reflexiones     1 comentario


Los roles que algunos animales ponen de manifiesto en su maravilloso mundo se pueden extrapolar al ser humano, pues fuimos animales (digan lo que digan, sin pruebas, los creacionistas) y seguimos siéndolo más de lo que nos gusta reconocer.
En las relaciones hay muchos roles, y podríamos diversificarlos mucho, pero hoy se me ocurría pensar en tres:

Los corderos, que pueden tener más o menos mala leche, pero que van en manada, que suelen correr ante las adversidades, y que son las presas de cazadores como los lobos. Es la actitud de los corderos la que los hace así, y pueden convertirse en lobos si la vida les da las oportunas lecciones. Los corderos suelen adoptar posturas conformistas en las relaciones, les gustan las cosas fáciles y poco rebuscadas, pero no pueden evitar sentirse fatal e irremediablemente atraídos por los lobos, aunque intuyan el destino a su lado. Grandes necesitadores de afecto, equivocan a menudo su necesidad de ser queridos por la de ser comidos, y acaban trasquilados y perdidos.

Los lobos son cazadores, y como tales, parecen tener siempre una constante necesidad de presas. Unas veces se puede ver la sangre en sus labios, otras tan solo se puede sentir en su mirada, pero disfrutan cazando corderos, más como deporte que por necesidades culinarias. Siempre quieren más, más dinero, más objetos, tener la casa o el coche más grande, y miden sus ascensos en la vida con esos cambios materiales. Un lobo siente deseo por otros lobos, y los corderos suelen ser un juguete mientras encuentran un lobo que sea un digno rival, y si el que encuentran es más grande que ellos, pueden sin darse cuenta, convertirse en corderos.

Los elefantes son tan grandes en si mismos, que no se preocupan de lobos o corderos, y tratan a todos por igual, no teniendo miedo a los enemigos que tan bien conocen, ni sintiéndose en la obligación de avisar a los corderos del peligro que corren, sabedores de que ellos eligen ese destino. Se limitan a disfrutar del mundo y alimentarse de él para mantenerse tan grandes como son, sin olvidar que algunos nacieron corderos y quizás, durante un tiempo, fueron lobos. Cuesta tanto trabajo llegar a ser elefante que no olvidas el camino, y luchas a diario por mantenerte así, sin conformismos debilitadores ni sedes que nunca se pueden saciar. Los elefantes necesitan de elefantes, y apareados, se hacen más grandes pues se alimentan mutuamente. El único problema es que hay muy pocos elefantes si los comparamos con los lobos o los corderos, y eso hacen que hagan grandes viajes solos.

Lobo con piel de...

Podríamos dibujar más roles, hacer más comparaciones.
Hoy me encontré pensando en estas tres, intentando saber cual soy, y cual quiero ser.
¿Veis algo coherente en mis palabras o debo retirarme a meditar?
Supongo que siempre hay algo interesante en todo…
y nunca debemos dejar de pensar,
en mi caso, en voz alta.

Que empecéis bien la semana

ago
2
2013

Cicatrices

 Escrito a las 18:45     Archivado en: Desvarios, Reflexiones     2 comentarios


El pasado se pone de manifiesto cada día en lo que hacemos, las huellas del tiempo dejan semillas que crecen a menudo lejos de nuestro control, y definen qué y cómo hacemos las cosas. Incluso aquellas tan lejanas, de la niñez, tienen una repercusión vital en nuestro presente, de ahí que apoye a quienes, como Marcelino, defienden a muerte que la niñez es sagrada y debe ser cuidada y mimada por todos, muy especialmente por los adultos.

No es fácil aceptar nuestros errores, y más aún, que nuestros triunfos no nos mengüen. En nuestro particular álbum de recuerdos, algunos llevan un sello especial… amores a medio amar, viajes que fueron mal, amistades con oscuro final, cuentos que no pudimos terminar. En nuestra mente, los revivimos, los soñamos, los terminamos… incapaces de imaginar cómo sería todo de haber seguido caminos diferentes, olvidando, aunque no deberíamos, la relación con el “yo” que fuimos y que es consecuente y primo de quien somos en el presente… los caminos que escogimos, fueron elegidos a conciencia. No fácilmente, dejamos muchas cosas en el camino, pero sacrificamos un castillo para poder vivir cerca del mar, dejamos de ver la Luna por vivir al Sol, quedaron muchas páginas por escribir del que decidió hacerse pintor, y aceptarlo, no olvidarlo, es importante… somos lo que pudimos elegir, con mayor o menor suerte, y aunque dudemos de las elecciones hechas en las intersecciones, con gran seguridad, de volver a pasar por allí, haríamos las mismas.

Eso no evita las cicatrices, las partes de nosotros que perdimos por los caminos, las montañas que con dolor tuvimos que dejar atrás para poder ver el mar. Y precisamente, en esa playa a la que tanto nos ha costado llegar, deberíamos sentarnos a sentir, a pensar, a vivir… y a esperar y dejar llegar a todas esas pequeñas partes de nosotros que se quedaron por el camino, para que seamos más “uno” qué nunca. Dialogando con la conciencia, perdonándonos, escuchándonos… completaremos la unidad.

Cicatrices
Precioso “graffiti” visto en Vitoria.

jul
1
2013

Soltería vs Pareja

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Reflexiones     2 comentarios


Hoy surgió una conversación interesante en un grupo de colegas en el trabajo, hablando de relaciones y de “lo bien que se está solo”. En el grupo éramos cuatro, había un chico y una chica casados y con niños, ella recientemente separada, y que poco a poco aterrizará en el planeta de “divorciados con niños”. Por otro lado, una chica y yo, representábamos al colectivo de “Somos felices sin pareja”. La chica soltera está más contenta incluso que yo, si bien lleva la mitad de tiempo, y yo aunque valoro mucho las virtudes de la soltería, añoro ciertas cosas de la vida en pareja… y no hablo de sexo, sino de esos gestos compartidos y cómplices, viajes, cariños, cocinar juntos… en fin, si me pongo a pensar, tampoco es que sean tantísimas cosas, la verdad, pero recuerdo muchos momentos deliciosos en pareja que me hicieron muy feliz en su día.

En una de esas inspiraciones que me dan a veces, comentaba lo siguiente:
Un gran porcentaje de parejas no son plenamente felices, sencillamente combaten la soledad y cumplen con un componente que la sociedad valora y ensalza mucho. Hay infidelidades, conformismos, mentiras… y creo que un 95% de los individuos que componen una pareja podrían ser más felices solos, si asistieran a un psicólogo y cuidaran su “yo”. Pero incluso siendo feliz y equilibrado en la vida en soltería, siempre habrá un 5% de posibilidades de encontrar una pareja junto a la cual seas más feliz y estés mejor de lo que estarías estando solo. Supongo que yo busco ese 5%.
Quizás debería exagerar menos esos porcentajes ¿no?

Naked feet
Image found in a gallery of Android wallpapers. If you know source, or want it to be removed, please report

Hay muchas maneras de entender el amor y las relaciones. Y en esta vida para la cual no nos dan carnet, se hace mucho hincapié en la importancia de la pareja, y poca al equilibrio personal y la felicidad con uno mismo. Es muy típica la cita esa de “Gústate para gustarle a los demás“, cómo si fuera más importante gustar que gustarTE. Y es que una relación no es un refugio, es un cielo abierto, compartido, eso sí. Nos enseñan que las relaciones son líneas de meta, no caminos llenos de piedras que recorrer descalzos, y en un mundo donde los valores personales y la figura del “Yo soy el capitán de mi alma” están en auge, nos olvidamos a menudo de que la vida sabe mejor compartida, pero con quien lo merezca, con quien te sume, con quien te haga mejor, siendo recíproco el crecimiento, por supuesto.

Pero estas divagaciones no son más qué eso…
¡Hagámoslas diálogo!
¿Qué opináis vosotros?

jun
25
2013

Apego

 Escrito a las 20:27     Archivado en: Reflexiones     1 comentario


La gente que sabe de la vida, aquellos que están más en armonía con el mundo, dicen que el apego por lo material es malo. Y no es de esas cosas que la sociedad dice que son malas, sino más bien, todo lo contrario, la sociedad recomienda coleccionar tus juguetes y cosas, tanto como para que no tengas tiempo de valorarlas y disfrutarlas antes de que quieras algo más. Sí, es más que probable que el apego sea malo.
Y observando una preciosa Harley pensaba en si sería capaz de dejarlo todo y subirme a una moto sin rumbo, sin más momento que el presente.
En primer lugar, la hipoteca y lo que dejas detrás es una cuerda que te ata, o más bien, una soga. Eso te impide dar esos giros a tu vida. Pero además, no puedo negar que muchas otras cosas me detienen… mi acuario, lleno de vida, mi colección de películas, mi ordenador, mis figuras coleccionadas con esmero… mis libros, de los cuales dos o tres, ni tienen precio.
Pero luego pensaba en otros apegos, más allá de los afectivos relacionados con familia y amigos. El mundo ha cambiado… incluso para esto.
 
El valor de un objeto va a menudo unido al de un recuerdo, pero ¿y si capturamos esos recuerdos en imágenes y vídeos? ¿podríamos entonces desprendernos de esos objetos como un ejercicio de desapego? Sería trampa, nos quedarían esas imágenes a modo de olores que nos hicieran revivir recuerdos.
En la gran nube amontonamos objetos… las fotos de viajes en Flickr, las pintadas en los mapas de Foursquare o Google Maps, los vídeos de YouTube, los marcadores que dejamos para volver a sitios que nos gustaron, las páginas de nuestra vida que dibujamos en un blog como este.
Hay un desapego 2.0, hay una unión a algo no material, pero que mantiene los pros y contras de lo que hasta hace pocos años eran únicamente objetos.
No es necesariamente malo o bueno, según lo entendamos y vivamos podemos darle uno u otro sabor. Hace poco leí un artículo de alguien que decidió pasar un año sin Internet ni móvil… y su conclusión era clara, no había sido más feliz.
Como tantas otras cosas, nosotros diseñamos la actitud que a su vez, dibuja nuestro mundo, con o sin objetos y recuerdos, disfrutando lo que tenemos, pero listos para perderlo todo, excepto la ilusión de aprender, crecer y encontrar algo nuevo, entendiendo el mundo nos explicamos, nos encontramos.

Autor

  Libreta de notas de...

...un Ave Fénix reincidente,
Elfo de los bosques gallegos,
un mutante psicohistórico Fundacionista buscando respuestas, un Elemental del Aire enamorado de la Tierra, un ser... qué, de vez en cuando, con el corazón en la mano, juega a pintar nubes y adiestrar libélulas, ejerciendo de Vela por horas. Reflexiones, desvaríos, tecnología, sociedad & coitus interruptus, entre otros.

Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

Fotos en flickr &  Instagram

El circo recarga su magia...  para mañana¡Qué grande el Desdentado del Kinepolis!¿Todo bien?Cómo se debe servir una cocaloca...Una cosa te voy a disil...Me ha llegado un pedido chachi de dx.com, con la linterna submarina low cost entre otrosCompartiendo el anochecerUn regalo de cumple atrasado...  único y muy muy friki, by @moonanet  (Gracias)Esta es la camiseta que me ha tocado en el #InsaniTee de @qwerteeMi foto favorita de estos días (De ayer, cuando no iba Instagram)Comiendo con estas vistas...Borrosos pero felices tras una inmersión épica...

Lo último en mi Pinterest

Noticias... diferentes
  • El Mundo Today
  • Enviado Especial
  • El Corcho

       Los Cachivaches del Blog

     
    Un tumblr muy picante...
      Escribe en el corcho...    
    Feeds

    Suscripciones a los feeds para todos los gustos

    RSS de los Posts
    RSS de los Comentarios

    Añadir feed a:

     
    SUSCRIBIRSE POR EMAIL
    Facebook

    Feisbus

    Preguntas anónimas

       Preguntas anónimas

    Mi Tumblr

    Mi Tumblr

    Verlo entero...

    Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.