Pequeños tesoros

Abr
9
2011

Conchas sin mar…

 Escrito a las 2:46     Archivado en: Fotoblog, Pequeños tesoros     2 comentarios



Soy el autor y propietario de los derechos Más información aquí

Experimento de un Viernes noche insomne…
Pinchando sobre la imagen, la original en grande, o aquí, en wallpaper 1920×1080

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Mar
18
2011

Historia de una gota

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Pequeños tesoros, Relatos o Versos     5 comentarios


Las pertinentes moléculas se agolparon… y nací.
Clara, limpia, vital, fresca, transparente.
Y casi sin tiempo de hacerme al mundo, la gravedad me hizo suya y comencé mi caída desde varios kilómetros de altura, primero atravesando una bruma, luego, descendiendo hacia un paisaje lejano, frenético, volando en caída libre hacia una dulce mezcla de colores cada vez más cercana. Me sentía tan pleno y feliz como parte del universo, sintiendo como la oposición del aire a mi paso apenas evaporaba mi piel, pero sin miedo, libre… vivo.
Poco después, el paisaje era perfectamente reconocible, cada vez más cercano, los nervios me hacían temblar aún más que el viento, y todo parecía indicar que… siiiiii… ¡Iba a caer en un río! mmmm y con un frío masaje atravesé su superficie para formar parte de aquel maravilloso ecosistema. Quería verlo todo, sentirlo todo, miraba a un lado y a otro… a unos metros había una preciosa trucha, en la superficie unos insectos mágicos caminaban sobre el agua, la calidez del momento era fabulosa. Me dejé llevar, contemplando paisajes, musgos, ramas, criaturas y piedras. Cerrando los ojos sentía el balanceo el cosmos y mi hueco en él, no podía ser más feliz.
 

 
Al cabo de unas horas comenzó a haber una agitación tremenda entre mis compañeros, había una bifurcación un poco más adelante. A la izquierda, el mar, a la derecha, un camino que según se rumoreaba en el agua, llevaba a un edificio que preparaba el agua para su consumo por los seres que gobernaban el planeta. Se decía que en el mar había paz, que la sal te impregnaba y millones de criaturas fabulosas lo habitaban, unas minúsculas, otras gigantes, y que no era mal sitio para existir. Del otro lado decían que se entraba en un ciclo mucho más amplio, lleno de posibilidades, de aventuras y peligros… y algo me impulsó a colocarme poco a poco a la derecha, a ver qué me deparaba.
 
Unos compañeros siguieron hacia el gran azul, yo giré con otros por un desvío del río. Llegué a unos grandes depósitos, y atravesé una agonía que no deseo recordar. Tuberías estrechas y oscuras, largos periodos de espera, dudas, miedos, incertidumbres, reciclajes y procesos molestos, desee más de una vez haber escogido el camino al mar. Tras dar vueltas durante horas en grandes tanques, pusimos ruta en un angosto sistema de tuberías, hasta que nos quedamos estancados en una de ellas, no sabía si había muerto o no. Después de unos días quieto con otros compañeros, se puso todo en movimiento, tras el largo camino se intuía el final, y pude ver al final del túnel un montón de agujeros por los cuales se podía ver la luz.
 
Caí en la ducha de una criatura, una mujer, me enredé en su cabello, para deslizarme más tarde por su mejilla, pasando muy cerca de unos ojos azabache llenos de magia y magnetismo. De su barbilla di un salto y acabé en uno de sus pechos, por dónde caía despacio hasta que me movió al pasar una de sus manos acariciando su cuerpo, y me llevó al centro dónde pude continuar mi descenso por su barriga, hasta hacer una pausa de mi largo viaje en su ombligo.
Poco más tarde comenzó a secarse su cuerpo y la mayoría de mis compañeros de viaje empaparon la toalla, mientras yo seguía en mi hueco, y poco a poco, comencé a atravesar la pared de su piel, hidratándola mientras mi conciencia se desvanecía.
 
Me deshice para caminar por sus venas, para estar dentro de otra vida, para seguir conociendo el cosmos y la magia que hace que se mueva. Días después, mi conciencia se reunió de nuevo para brotar de su ojo fugazmente, en una dulce tristeza que me hizo vibrar y llenarme de sales. Me recogió con un cleenex dónde al calor del ambiente, me evaporé repartiendo de nuevo mis moléculas en el aire mientras en un último pensamiento me cuestionaba el origen de las lágrimas de la chica de los ojos negros.
 
Días después volví a unir mis moléculas y mi conciencia a varios kilómetros de altura.
 
En mi nube espero ilusionado, un nuevo viaje.

[spotify:track:4MxodomuFMRZP6RmARnUgO]
Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Mar
14
2011

“Thought of You”

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Música, Pequeños tesoros     1 comentario


Una amiga me hizo llegar un enlace a este maravilloso vídeo titulado “Thought of You“. La sensacional animación es obra de Ryan Woodward, la canción, un tema mágico de The Weepies llamado “Wolrd Spins Madly On“. Sin duda habrá que seguir de cerca a ambos artistas…

[spotify:track:2PM3brz9AausjT8D9BtD5a]
Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ene
24
2011

Arriba!

 Escrito a las 9:00     Archivado en: Pequeños tesoros     3 comentarios


Para comenzar bien la semana, una imagen sensacional, en fondo y forma, de Michal Dziekan. A mi me parece desgarradoramente triste, pero profundamente bonita ¿Qué sentimiento os provoca a vosotros? Sensacional el artista polaco, que tiene web y blog. De esas imágenes repletas de cientos de pequeños detalles que interpretar a tu gusto…

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Jul
31
2010

“La Invitación” de Oriah Mountain Dreamer

 Escrito a las 20:00     Archivado en: Pequeños tesoros     comentarios cerrados


Este “regalo”, cortesía de @Kaskabelillo, expresa en gran medida un modo de sentirme a día de hoy. Una verdad entre líneas, un sentimiento que se aferra cual hiedra en mi corazón, y que espero siga formando parte de “mi”, mañana.
Con la mirada en el horizonte, clara y limpia, mi pensamiento en palabras de otro suena así…
Va por ti, sea cual sea tu nombre.

No me interesa saber cómo te ganas la vida,
lo que quiero saber yo es cuales son tus anhelos,
y si es que te atreves a soñar con realizarlos.
 
No me interesa saber tu edad,
lo que quiero saber yo es
si te arriesgarías a pasar por tonto
por amor,
por tus sueños,
o por la simple aventura de sentirte vivo.
 
No me interesa saber qué planetas están en cuadratura con tu luna…,
lo que quiero saber yo es si has tocado fondo en tu sufrimiento,
y si tu corazón se ha abierto por las traiciones de la vida,
o si se ha arrugado y cerrado ante el temor de sufrir más.
 
Quiero saber yo si puedes tú aceptar el dolor,
el mío o el tuyo,
sin tratar de esconderlo
o de menguarlo
o de eliminarlo.
 
Quiero saber yo si puedes tú aceptar la alegría,
la mía o la tuya,
si puedes tú danzar con frenesí
y dejar que el éxtasis te colme hasta la punta de los dedos,
sin advertirnos de que tenemos
que tener cuidado,
o de que tenemos que ser realistas,
o de que debemos recordar las limitaciones de ser humanos.
 
No me interesa saber si es cierta
la historia que me cuentas.
Lo que quiero saber yo es si estás dispuesto
a decepcionar a otra persona
por ser honesto contigo mismo.
 
Si puedes tú soportar el ser acusado de traición
sin traicionar tu propio espíritu.
Si estás dispuesto a no creer en nada o en nadie,
y si eres por lo tanto digno de confianza.
 
Quiero saber yo si puedes ver la Belleza
aún cuando no todos los días
sean hermosos.
Y si puedes tú inspirar tu propia vida
con su presencia.
 
Quiero saber yo si puedes tú vivir con el fracaso,
el mío o el tuyo,
y aún detenerte al borde del lago
y gritar al brillo de luna llena,
“Sí.”
 
No me interesa saber donde vives
o cuánto dinero tienes.
Lo que quiero saber yo es si puedes levantarte
después de una noche de sufrimiento, desesperado,
cansado y magullado hasta la médula,
y aún hacer lo que se necesita
para alimentar a los niños.
 
No me interesa saber a quien tú conoces
o como llegaste aquí.
Lo que quiero saber yo es si estás dispuesto
a pararte en el medio del fuego
conmigo
sin arrugarte.
 
No me interesa saber qué, donde o con quién
has estudiado tú.
Lo que quiero saber yo es qué es lo que te sostiene
por dentro
cuando todo lo demás se desbarata
 
Quiero saber yo si puedes estar solo
contigo mismo,
y si disfrutas de tu propia compañía
en los momentos más vacíos.

Oriah Mountain Dreamer

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Autor

  Pensamientos caóticos de...

...coleccionista de sujetadores del presente, sintonizador de melodías y momentos, de besos y recuerdos. Derrochador de optimismo, aprendiz de todo, maestro dando abrazos y cunnilingus, tiburón sin agua, gaviota con cielo.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.