Desvarios

Abr
17
2017

Desvergüenzas y sin sentidos

 Escrito a las 21:00     Archivado en: Desvarios     Añadir comentario


Es hora de volver al MundoReal™ tras unos días de desconexión, no solo por vacaciones, sino por una interesante gastroenteritis que ha sido la tercera vez en que mi cuerpo ha protestado ante una situación de mi vida tan claramente, que lo ha manifestado dolorosamente, y yo he identificado causa y efecto. Nunca deja de fascinarme este mundo y sus matices.

Si os hablara de mi vida sentimental, la mezcla de sensaciones sería muy compleja. Creo que lo haría mejor mi amigo Gorka, la crudeza, y su visión de aguilucho hacen que crea verlo todo, incluso a veces lo hace, y él suele ser capaz de medir por un lado la felicidad que atesoro, y por otro, los malos ratos que paso de vez en cuando y que ponen a prueba mis límites, y a menudo, los del sentido común y la razón. Es curioso que él mide lo primero por lo último, siempre dice que hay que querer mucho a alguien para pasar por algunas de las cosas que he pasado, y creo que no le falta razón.
Y entonces podríamos hacernos mil preguntas ¿Cuánto tiempo se puede nadar contracorriente? ¿Pueden ser felices la Gallina y el Zorro? ¿Puede haber paz sin la menor intención de llegar a acuerdos? ¿Estoy equivocado al considerar primordial un espacio propio? ¿No doy tanto como creo y mis exigencias son desmesuradas? La verdad es que no lo sé, y hay días que llega a dolerme la cabeza de tanto pensar en estas cosas. De aquel trinomio mágico del que he hablado alguna vez no parece quedar nada: mi corazón apunta decidido en una dirección, mi cabeza en otra diferente, y mi alma… no sé si está de baja por depresión o de vacaciones, pero ya no la siento.

Es curioso también, cómo normalizamos las cosas. Poco a poco, pasan las semanas y lo que creíamos que era normal, ya no lo es, y casi ni nos hemos dado cuenta de cómo ha cambiado todo. Los mayores cambios se producen lentamente, pues solemos negarnos a los cambios bruscos, y un buen día te ves pidiendo permiso para respirar, cuando crees recordar que antes podías hacerlo solo, pero no estás seguro, y ya sabes que pidiendo permiso, puedes hacerlo, así que te acostumbras a ello.
Es increíble cómo por evitar una discusión o un berrinche, tu subconsciente elige el camino “fácil”, el que evita esas broncas, ya no te planteas si necesitas una cosa o la otra, solo sabes que quieres la paz de un camino tranquilo, vaya por dónde vaya, y que para ello puedes hacer concesiones que quizás ahora no veas, pero más adelante pueden asustarte y avergonzarte.

Y en este escenario, hay quien se alegra de verte feliz, y quien te echa de menos por esa virtud que tienen algunas personas de hacerte desaparecer de la vida social. Hay personas a las que les cae bien tu pareja y otras que no pueden ni verla, y hay mil modos de manifestar cada uno de esos sentimientos, y supongo que habrá gente también que no sea honesta conmigo ahora y que pueda, en un arrebato de sinceridad, serlo más adelante.

El tiempo traerá la calma, las respuestas, y la tormenta, por mucho que dure, siempre ha merecido la pena si tras ella queda sembrada una época de luz y calor, y un suelo limpio para llenar de pasos y momentos.
A veces la vida tan solo nos recuerda cosas importantes con dolor, pero qué podemos hacer… el amor es así… inconveniente, cruel, mágico, revitalizante, orgásmico y sumamente venenoso.

Porque, así como el amor os corona, así os crucifica.
Así como os acrece, así os poda.
Así como asciende a lo más alto y acaricia vuestras más tiernas ramas, que se estremecen bajo el sol, así descenderá hasta vuestras raíces y las sacudirá en un abrazo con la tierra.
Como trigo en gavillas él os une a vosotros mismos.
Os desgarra para desnudaros.
Os cierne, para libraros de vuestras coberturas.
Os pulveriza hasta volveros blancos.
 
Palabra de Kahlil Gibran en su Profeta

 
 
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Abr
4
2017

La estupidez humana no tiene límite

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     1 comentario


Hoy leía una noticia que, no lo puedo evitar, me hacía reír pese a lo cruel de la misma. Resulta que una mujer hispana que salió en un miting de Donald Trump declarándole su “amor y apoyo”, ha sido deportada, la estupidez es muy insistente y esta mujer decía que espera que Trump interceda para salvarla de su deportación, doblemente imbécil. En fin, es como si los conejos eligieran como líder a un zorro, y lo vemos una y otra vez en todo el mundo. Trump, El Brexit, Rajoy… sí, la estupidez humana no tiene límite.
Esto me recordaba a una noticia en la cual cinco chicos colombianos neonazis viajaron a Alemania a apoyar a su colectivo en una manifestación, y recibieron una buena paliza. Hay que ser muy imbécil para ser colombiano y neonazi, solo habría que tirar de archivo para confirmar que el Ku Kux Klan tenía algún afroamericano que quería unirse a sus filas.

La estupidez humana no tiene límite, como bien dijo Einstein.
Ya os he comentado en alguna ocasión mi afición por los vídeos de fails, y si bien hay casos de gente valiente que intenta cosas imposibles, en otros, son tragedias inevitables desde el primer momento en que se intentan.
Tengo una lista en Twitter con algunas de estas cuentas divertidas. De todas ellas, hay cuatro que defienden esa postura de que la estupidez humana es infinita: Darwin Awards (Premios a la estupidez), Caught on CCTV (Imágenes de cámaras de seguridad), You Had One Job (Gente que solo tenía que hacer una cosa bien, y no pudo) y Only in Rusia (Si alguien entiende de locuras y estupidez, son los rusos).
Ya sabéis que los humanos además de idiotas, no somos muy dados a seguir instrucciones.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Mar
29
2017

Disculpe ¿va usted a salir?

 Escrito a las 12:00     Archivado en: Desvarios     2 comentarios


Algo a lo que nos enfrentamos a menudo los que cogemos el Metro, es a varios tipos de criaturas que son bastante molestos, y cuyo comportamiento pueden acabar por contagiarte en un momento u otro. Una de esas especies, son los migratorios. En los últimos años han cambiado casi todos los trenes, y ahora los vagones van interconectados entre si, lo que facilita pasar de uno a otro, se puede cruzar un tren desde su comienzo a su final caminando. Y precisamente como se puede, ellos lo hacen.
Es gente que se cruza todos los vagones, unas veces sin gente, otras pidiendo a los demás paso ¿Para qué? Para que al llegar a su estación estén más cerca de la salida, esos 17 segundos que ganan podrían salvarles la vida. ¿Son educados? La mayoría, sí, pero para mi su gesto está lleno de mala educación, pues molestan sin motivo a otros pasajeros, que tranquilos, les ven pasar conteniendo las ganas de decirles algo que sería irónicamente entendido como un gesto mal educado. Pocos he visto del caso extremo, la gente que va a trompicones y pisoteando en los demás cuando los vagones están como sardinas enlatadas. De nuevo, un codazo en la boca sería mal visto por una sociedad que no entiende quien es el maleducado.

Otro caso similar, son los seres “Disculpe ¿Va usted a salir?”. Son criaturas que patológicamente necesitan decir eso cuando llega su parada. Podrían decir en su lugar “Yupi, ¡Mi parada!” o un “¡Cómo me gusto!“, pero no, emiten un mensaje que es a menudo controvertido y molesto, aunque pretenda parecer educado y considerado. ¿Por qué? Muy sencillo, si hay pocas personas, es más que probable que tengan sitio para salir sin tocarle las narices a quien esté apoyado en la puerta. Si hay mucha gente, el clásico formato “sardinas enlatadas”, y dicen eso ¿Dónde cojones quieren que se metan las sardinas para dejarles paso?. Cuando llega una parada se forman corrientes de gente que sale, y la gente suele atender y deja pasar a quien hace gesto de querer salir, tan solo hay que esperar la parada y salir. Los “Disculpe ¿Va usted a salir?” están nerviosos a veces desde varias paradas antes, tomando posiciones para una salida que supone una metáfora de llegar a esta vida, y atosigan con el “Disculpe ¿Va usted a salir?” a todos los que pillan en su camino, hasta que tocan puerta.

Quizás no sea fácil de captar la sutil diferencia entre ser educado y un hijo de la gran madre, puede que solo sea una de mis múltiples taras mentales, pero no puedo evitar creer que tengo algo de razón. La buena educación no debe emplearse como excusa para molestar a otras personas, ni como carta blanca para creer que actúas correctamente. La consideración y la empatía son autopistas de doble sentido.
Y todo esto me hizo escribirlo una compañera que hace eso mismo, usa la educación desbordante y pedante para que le soluciones sus problemas al momento, en lugar de escote, emplea sonrisa y peloteo extremo, pero no puedo evitar ver que en ambos casos son armas innobles, y que es injusto que el que provoca sea inocente y siempre sea el culpable el que explota, es algo que ya aprendemos de niños cuando un hermano hace algo y la bronca le cae al otro pues los padres no tienen la visión completa y culpan al primero que pillan.

Disculpad mis desvaríos mohínos.

PD: Ah, y disculpad también si alguno de vosotros es un emigrante de metro o un disculpador compulsivo, recordad que mi disculpa diluye amablemente las molestias ocasionadas con mis palabras si os han parecido irrespetuosas.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Mar
7
2017

La era del “Cuántos”

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desvarios     Añadir comentario


Hace un rato un amigo me pasaba el enlace a un documento genial sobre la historia de los videojuegos. Ese documento, fue publicado en una red de empresa, con un público muy limitado, y ver que solo tenía 2 likes me hizo pensar mucho en cómo ha cambiado todo.
A poco que leas periódicos o webs de noticias te darás cuenta de que cada vez importa menos el “Qué” o el “Cómo”, la verdacidad o autenticidad de algo, pues lamentablemente la repercusión de algo viene medida por “Cuántas” personas se hacen eco y le dan mayor o menor relevancia, por estúpido o vacío que sea. En esta montaña rusa de famas, memes y mensajes de whatsapp, algunos parecemos carcas por sostener que el rumbo no es el adecuado, que vamos a un túnel de sin sentido y vacío.

Estamos en la década que empezó con un cantante en Eurovisión colocado allí por el apoyo de un foro de Internet, que nadie sabe si buscaba notoriedad o un simple trolleo a un evento podrido. También llegó a presidente Rajoy, y se mantuvo pese a las obvias muestras de corrupción e ilegalidad de sus actos, del mismo modo que estuvo mucho más tiempo que él Rita Barberá saqueando Valencia, y siguió en política incluso después de aquel gesto riéndose de las víctimas del metro de Valencia (43 muertos) y acabamos con un Donald Trump que nos tomábamos de cachondeo en su día, y que capaz de reírse de las minusvalías de otros ante las cámaras, ha acabado de presidente del país con mayor capacidad armamentística del mundo, con el permiso de China.

Poco importa el apoyo de intelectuales o científicos, prima más la risa o la atención de la masa estúpida de la Red, el de las ovejas que siguen una religión y que apoyan aquello que apunte con el dedo su señor, es más importante llamar la atención que hacer pensar, prometer un cielo que decir la verdad y ser honesto con la realidad y el Mundo.

Tiempos difíciles, no cuesta ver el declive de una civilización en una pequeña mota azul de un Universo aún en expansión.
Vivimos en la era del “cuántos”, cuantos espectadores, seguidores, socios, suscritos, clientes… cuantos de aquellos a los que envías publicidad compran tu producto ¡Cuántos! Todo lo demás parece importar poco o nada.
El mundo, o la especie, necesita urgentemente un reinicio.


 
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Feb
24
2017

Momentazos de Viernes: Hoy, Naoyuki Oi

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


He tenido que indagar un poco y efectivamente, no es un montaje. Naoyuki Oi es un jugador japonés de billar que no habla inglés y que responde, a las preguntas en ese idioma, con frases hechas y palabras al azar. El resultado es realmente divertido:

Fue eliminado en cuartos de final, y en este twit hay un vídeo donde se puede ver lo auténtico de este personaje.
Y como ha sucedido esta semana, se hablará de ello en la red, incluso podría aparecer en algún telediario donde quieran hacerse los simpáticos.
Por cierto, aunque no sea humor, y sí historia de la ciencia, esta semana sucedió esto:

Impresionantes los progresos de los chicos de SpaceX.

También esta semana me reencontré con un monólogo clásico que en su día quise poner aquí. No es de mis favoritos, pero este “Que pum que pam” de Tony Moog me trae grandes recuerdos.

Bueno, que tengáis un finde espectacular.
Un abrazo enorme

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Feb
7
2017

Respirar de nuevo

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     1 comentario


Las intersecciones de la vida son serendipias germinadas en nuevos horizontes, eventos imposibles que llegaron a producirse, caminos que escritos o no, dibujaron o dibujarán nuestro destino.
Siempre me ha sorprendido las diferentes maneras de caminar por el mundo que tenemos cada uno. A veces parece que únicamente tenemos eso en común, caminar, o, aparcando la metáfora, vivir. En todo lo demás, nos creemos poseedores de verdad más lejanas de lo que creemos, somos viajeros incapaces de comprender su tren, hojas que no nacieron en Otoño.
Y si algo embellece el mundo, si hay un sol en nuestro cielo, eso es el amor de pareja, ese sin el cual parecemos incompletos, ese que buscamos aunque digamos que no y miremos para otro lado, esa verdad que subyace de muchos modos y para una mayoría, mientras otros se ahogan en la ambición y el ego, mientras se pierden en el espejo.
Por fortuna, con los años he aprendido a querer mejor, que no bien, dejando de ser aquel chico celoso que quería ser la fantasía o el objeto del amor de cuantas más chicas mejor, el que aún viviendo un amor no olvidaba el anterior. Me costó darme cuenta que es bonito ver encontrar su destino a alguien que has querido, que puedes comprender sin mentirte, que esa persona necesita algo que tu no tienes, algo que no eres, y disfrutar como espectador lejano de su fortuna, que no es para nada tu desgracia. He cometido errores que han partido corazones, pero otros, una mayoría, dieron paso a una plenitud mayor para quien dejaba atrás.
Ayer contemplaba como una de las últimas personas de la que me separaron diversas incomprensiones, parece ser más feliz de lo que nunca la he visto. Es habitual que detrás de mi, llegue el hombre de su vida, y ojalá sea ese el caso.
Si algo necesita este mundo, más ahora que nunca, es amor.
Y entiendo perfectamente lo gratificante que es… respirar de nuevo.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!

Autor

  Libreta de notas de...

...coleccionista de sujetadores del presente, sintonizador de melodías y momentos, de besos y recuerdos. Derrochador de optimismo, aprendiz de todo, maestro dando abrazos y cunnilingus, tiburón sin agua, gaviota con cielo.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Página en Google+ de este Blog
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • La música que escucho...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi canal de YouTube
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Selección de 500px
  • Battlefield Battlelog User
  • Mi tumblr personal...
  • Añádeme en Skype
  • Aprende a bucear con...
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

Instamoments

Facebook

Feisbus

Noticias... diferentes
  • CTXT.es
  • El Diario.es
  • El Mundo Today (Humor)
  • Sabemos
  • El Corcho

       Otros proyectos...

     
    Un tumblr muy picante...
    Feeds

    Suscripciones a los feeds para todos los gustos

    RSS de los Posts
    RSS de los Comentarios

    Añadir feed a:

     
    SUSCRIBIRSE POR EMAIL

    Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.