Desde dentro…

Oct
23
2015

Mantras privados

 Escrito a las 12:00     Archivado en: Desde dentro...     2 comentarios


A lo largo de nuestra vida hay algunas citas, extractos o pensamientos que se quedan anclados en nuestra forma de ser de un modo especial.
Puede ser una frase de una película de superhéroes, lo que dijo un conejo en un libro infantil, la dedicatoria de un libro o simplemente lo que alguien nos dijo inspirado, inconsciente o parafraseando a alguien que le dejó huella a él.
Esas frases motivacionales privadas, esos nuestros mantras, tienen el poder de inspirarnos y darnos fuerzas en las zonas de penumbra, y se incrustan en nuestro carácter como piezas clave del mismo modo que un diamante en un anillo de pedida.
Los compartimos con quienes nos rodean una y otra vez, y sin embargo, siempre son presente para nosotros, parte del “Ser”.
 
Lo esencial es invisible a los ojos“, “¡Lo imposible está al caer!“, “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo” o “Toda una vida puede cambiar en un segundo y jamás se presiente cuando llega” podrían ser los más importantes para mí.
 
¿Cuales son los tuyos?


mantra

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Oct
13
2015

Magia amarilla

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Bajo el mar, Desde dentro...     comentarios cerrados


Es curioso, con todas las criaturas que he visto ya bajo la superficie, siempre persiguiendo las que son más grandes o extrañas, las más peligrosas, y sin embargo, aquellas que más huella dejan, no son las que tienen los dientes más afilados o las conchas más duras, sino aquellas diminutas criaturas cuya magia no puede resultarte indiferente. Jamás olvidaré aquel diminuto pez que puso cara de susto al encontrarme a la salida de su cueva/casa. Tan pequeño, con ambos ojos al frente, su gesto era humano, capaz de una expresión facial que me generaba carcajadas subacuáticas mientras asombrado, disfrutaba de sus cómicos gestos.

caballito-de-mar

Hace un par de días me sucedió lo mismo. Flotaba tranquilo mientras descendía unos metros para acercarme a las rocas del fondo, cuando vi un remolino de gente observando algo en una ladera. Tanto en superficie como bajo el mar, prefiero alejarme de tumultos, así que me separé unos metros, y una vez se fueron todos, me acerqué despacio para ver qué había atraído tanta expectación. Allí estaba, diminuto, hermoso, mágico, amarillo… perfecto. El caballito se aferraba a una planta con su cola, y se dejaba mecer por la corriente. Era como si en su mundo fuera todo más despacio, su única defensa es su camuflaje y una belleza que puede reblandecer el corazón de sus depredadores, salvo el hombre, tan capaz de lo mejor y de lo peor, como llevar a esta maravillosa criatura tan cerca de la extinción.
Y algo me dice que recordaré una y otra vez a este maravilloso ser y nuestro encuentro, siguen quedando magias destinadas a perdurar.

No llevaba cámara, así que la imagen es la más parecida que he podido encontrar. Vía Marecología

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Ago
26
2015

Dar

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Desde dentro..., Gritos     8 comentarios


Ayer comprendí algo importante, y quizás por eso escribo esto, para recordarle a mi “Yo” de mañana, que hay cosas que siempre deben ser “Presente”.
El sentido de un tropiezo no es sino aprender a no darse jamás por vencido, luchando por tus metas en cada momento. Los diferentes obstáculos que nos autoimplantamos son victorias de nuestro lado más cobarde, mentiras que nos contamos y nosotros mismos acabamos creyéndonos, adaptándonos a lo cómodo y fácil.
Del mismo modo, hay que saber dar a los demás sin esperar nada a cambio, y sin importar cuántos se aprovechen de ti. Esa es mi excusa, el agujero donde meto mi cabeza de avestruz (que por cierto, es una leyenda urbana). Me digo “como hay gente mala” puedo justificar el ser egoísta, maleducado e incluso a veces poco humano, y dejo de luchar por sembrar alguna pequeña semilla que germine en algo magnífico. He olvidado, estúpido, que hay que plantar mil semillas para que una crezca sana y fuerte, y que, ironías del destino, no suele ser aquella que esperamos. Y como nunca lo sabremos, debemos plantar todas con la misma ilusión, pues intervendrá directamente en la oportunidad que tenga de brotar verde.
Cierto es que los necios desaniman mucho, hay personas capaces de sacarte toda la sangre y protestar al ritmo de “¿Ya? ¿Ya estás seco? Vaya mierda…“, pero no podemos pasarnos la vida escudándonos en tonterías, cediéndole terreno a la pereza y el conformismo, y no dejar de luchar por ofrecer más al mundo, sin olvidar que, incluso egoístamente, eso nos hará sentirnos mucho más plenos. Es como el hacer deporte, que curiosamente, creemos que “cansa”, y es todo lo contrario, acaba aportando más vitalidad y plenitud. Igualmente, entregarse a los demás, aportar y sumar al mundo, darnos, también tiene esa facultad de sumarnos y enriquecernos. Siento mucho no haber estado a la altura de mis posibilidades, pero es que… ¡Mierda! ¿Veis? Ya estoy otra vez con las excusas.
No hay razón ni coartada, para, sabiéndonos vivos, no entregarnos a una vida plena y regalada, cuesta lo mismo vivir amargados que con la actitud sonriente y revitalizante de sumar a los demás lo que se pueda.
Ese es el secreto, por ejemplo, de un buen abrazo: dos entregan, y dos salen fortalecidos.
Todo lo que no se da, se pierde“, dijo Tagore;
y entretenido con otras cosas, lo había olvidado.

dar
Image from the amazing website Gratisography, thank you Ryan McGuire, by BellsDesign.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ago
17
2015

Sin mirar atrás…

 Escrito a las 23:40     Archivado en: Desde dentro...     comentarios cerrados


No me gusta mirar al pasado, aunque a veces pueda parecer que es así.
Los recuerdos son enseñanzas, cicatrices, hojas escritas… pasos al frente.
Una de mis citas favoritas, una de mis máximas, es aquella de:
Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá
Harold MacMillan
Y gracias a algunas lecciones, he conseguido aprender que nada puedo cambiar de lo sucedido, salvo aprender lo que pueda, y usarlo en un futuro del cual me ocuparé cuando llegue.
Hace muchos años, más de 15, estuve con alguien que me agotó en 15 días tan intensos que consumieron la relación como el fuego consume un periódico, rápido y sin dejar brasas. Durante años me culpé de haber dejado escapar a una persona excepcional y única que podría haber cambiado mi mundo, y unos años después, al tener la oportunidad de reencontrarme con ella, e incluso retomarlo todo, me di cuenta atónito, de qué me había alejado de ella, de que seguía ahí… y de que jamás debería volver a dejar de creer en mis primeras, segundas o terceras impresiones, somos más sabios de lo que creemos, un hilito nos conecta con “el Todo” y nos susurra secretos que a veces, estúpidos, decicimos ignorar.
Y cuando creo tener afinado mi sexto sentido, a veces se me cuela alguien, cada día los vampiros se disfrazan mejor.
Ahora, pueden caminar de día e incluso lucir su mejor sonrisa, debes mirar en sus ojos, y verás, no sin pena, que al fondo de sus ojos hay un hueco, un vacío, uno que intentarán tapar con capas de arrogancia o cualquier otra arma de la que dispongan. Cada día descubro nuevos defectos míos, como situaciones ante las cuales no sé cómo actuar y necesito de una inevitable distancia para ver mejor cuál es mi situación, y a veces me equivocaré, y otras no. Lo bueno es que cuando actúas, cuando le quitas a alguien la sangre de la que pretendía alimentarse, el caramelo del niño adulto, ves su verdadera cara, y cuando saca los colmillos y grita sabes que estabas en lo cierto, que tu instinto no te engañaba, y que el destino te ha hecho un magnífico regalo alejándote de tan inadecuada criatura.
Esa revelación, ese presente, cala tan hondo, que deseas incluso llorar… de alegría, capaz de ver en ese momento el abismo del que te has librado.

Cuando tomas una decisión, no olvides, que de volver a vivir ese momento, es casi seguro que harías lo mismo. Confía en ti, que los demás no te hagan creer que no tienes paso firme. Asume errores, y felicítate por tus aciertos, sé justo. Sé valiente, y paga el precio necesario por ello, aunque la soledad o saltar a una piscina sin agua puedan ser en ocasiones contadas el precio. No temas hablar ni escuchar, eso te echarán en cara quienes carezcan de palabras. No temas vivir, ese es un precio que nadie se puede permitir.

3ways

Quizás escribiera esto hace unos meses o quizás ayer, me guardo eso para mi, pero estas líneas no merecen coger polvo en “borradores”. Espero que me disculpéis ser algo duro, al fin y acabo ¿Qué hay más cruel que un Lunes de Agosto?
Ánimo con la semana, espero que estéis de vacaciones.
Namasté

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Jul
21
2015

Vuelta a lo básico…

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Desde dentro...     2 comentarios


El otro día me di cuenta de que había llenado mi mochila con cosas que eran demasiado pesadas, y otras que no eran mías. Cargándome de peso olvidé lo importante que era ser ligero. No me daba cuenta de ello hace un mes cuando “cerraba” mi acuario sin entender del todo esa necesidad casi visceral de ello, no era capaz de ver entonces el origen de esa pesadez que se hacía tan presente en mi vida y mi cuerpo, y de lo vital que era aquel gesto para empezar a aligerar mi peso.
En esa mochila, llevo cosas como:
— No poder hacer mucho más por mi familia y tener que dar un paso atrás para que ellos cometan sus propios aciertos o errores, cada uno debe vivir su vida, y amar también es dejar espacio para volar o tropezar a quienes quieres.
— Tener un trabajo que a menudo se embarra con montañas de burrocracia que complica con procedimientos el trabajo real hasta extremos a veces ridículos.
— La culpa casi olvidada por amores no correspondidos, historias a medio escribir e intuiciones y verdades no siempre fáciles de digerir, aunque sean ciertas y el tiempo me dé la razón.
— Tras un gran año, surge esa sensación de que no puedes ir a mejor, y debes prepararte y temes baches y declives… ¿será miedo a ser feliz?
— La presión de un mundo que exige vivir rápido, tener más, competir con todo y hacer varias cosas a la vez hasta que olvides los motivos o el sentido de cada una de ellas.
— Preguntas y bocetos sobre el amor, especialmente el de pareja, que solo el tiempo responderá.

Stairway to heaven

Y todo eso, y tantas otras pequeñas cosas que llevo en esa mochila, han hecho que pese demasiado. Debo quitármela, y volver a lo más básico.

Respirar… sintiendo el aire que me llena de vida.
Comer… lentamente y con cabeza y corazón, juntos.
Beber… para limpiar el desgaste y erosión del día a día.
Mirar… con unos ojos a los que debo quitar las gafas de sol.

Albert Einstein dijo una vez “Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro“. Lentamente, agotado por una sociedad putrefacta y una humanidad en declive, creo que he dejado de ver el milagro en cada pequeña cosa, y he empezado a creer realmente que no existen los milagros, y que son solo esa ilusión inherente al ser humano, de un mundo por encima del nuestro.
Debo Librarme de estímulos, vaciar los bolsillos para poco después, quedarme desnudo, sin más verdad que la arena bajo los pies y el viento en la piel. Cuando el mundo se vuelve sórdido y esquivo, el aire te susurrará el secreto de dónde puedes retomar el camino de baldosas amarillas, de la paz escondida en el silencio.
No temas llorar, ya no necesitas brillar, solo ser.
Únicamente… renacer.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Jun
12
2015

Sin gasolina

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Desde dentro..., Relatos o Versos     comentarios cerrados


Hasta allí había llegado, por ahora no había más. En medio de aquella metafórica ruta 66, solo podía ver desierto salpicado de lunares verdes, y una carretera al borde de la cual me encontraba parado, una vez acabada la gasolina.
No me quedó más que sentarme a pensar, intentar sacar un poco de claridad del mapa de pensamientos en el que siempre somos tan predecibles y lineales para con nosotros mismos. ¿Cómo pensar libre? Cuando te rompes y agotado estás de rodillas, hay un instante en el cual tu pensamiento es únicamente alma, y tus prejuicios, miedos y traumas se callan para dejarte escuchar verdades más o menos cómodas.
Se trata de acostumbrarte al murmullo frenético del mundo, ignorarlo, y quedarte con los susurros que algo dentro de ti te dice, son lo más parecido al ruido que haría la respiración de un Universo al que le pintarías ojos y le obligarías a ser Dios.
Poco después, las horas ya no eran horas, no había ni prisa ni pausa.
No tardé en comprender que aquella necesaria parada era a la vez, noche y día. Noche para respirar, sentir, pensar, perdonar, soñar y encontrar una paz necesaria para que, en silencio, se llenara el depósito exhausto. Día para reemprender el camino, con la ilusión del que coge por primera vez la carretera, por muchos cientos de miles de kilómetros que lleve a sus espaldas.

fuel
Photo credit: LibreShot.com

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados

Autor

  Bocetos y croquis de...

...un celtíbero errante, un androide defectuoso y con sentimientos, un yeti en calzoncillos en busca de otros eslabones perdidos, coleccionista de sonrisas y momentos que atrapar con el cazamariposas que los años ha tejido, pintor de acuarela en un día de lluvia, que con su sonrisa desnuda y la mirada perdida, te espera sentado al borde de un acantilado.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Página en Google+ de este Blog
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • La música que escucho...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi canal de YouTube
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Selección de 500px
  • Battlefield Battlelog User
  • Mi tumblr personal...
  • Añádeme en Skype
  • Aprende a bucear con...
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

Instamoments

Facebook

Feisbus

Noticias... diferentes
  • CTXT.es
  • El Diario.es
  • El Mundo Today (Humor)
  • Sabemos
  • El Corcho

       Otros proyectos...

     
    Un tumblr muy picante...
    Feeds

    Suscripciones a los feeds para todos los gustos

    RSS de los Posts
    RSS de los Comentarios

    Añadir feed a:

     
    SUSCRIBIRSE POR EMAIL

    Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.