Desde dentro…

sep
23
2014

El pasado como trampolín

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro...     3 comentarios


Este último fin de semana fue diferente. El Sábado por la tarde, mientras veíamos la Guerra de las Galaxias, decidimos ir a la playa el Domingo, lo que requería tan solo madrugar un poco más, coger bañador y toalla, y tener paciencia en la carretera. Es sensacional cambiar tanto de paisaje en un mismo día, y aunque en próximas ocasiones iremos el fin de semana entero, me encantó lo improvisado y especial del día, refrendado por el clima que estuvo de nuestro lado.
Por el camino, la conversación dio para mucho, y en algún momento, me llevó por parajes curiosos: “¿Alguna vez le has puesto los cuernos a alguien? ¿Cuantas veces te los han puesto a ti? ¿Con cuantas personas has estado? ¿Sabes que ha sido de fulanita? ¿Y de menganita?“. La realidad es que he tenido suerte de cruzarme con grandes personas, ninguna de ellas era una loca homicida que me dejara un tatuaje en forma de cicatriz en la espalda, o si lo era, no le di tiempo a que lo hiciera. Aunque a día de hoy ya apenas tengo trato con ninguna expareja, recuerdo con cariño lo compartido y no siento nostalgia por darle continuidad a nada de lo vivido.
Desde fuera, a veces veo sus vidas, más o menos cerca, en ocasiones compartiendo sus triunfos, en otras preocupado por ver a una persona errante y perdida, aunque ella misma no lo sepa. Pero entendiendo que todos, por nosotros mismos, debemos encontrar el camino adecuado, y no fácilmente la vida me enseñó que cuando quieres alguien puedes desearle las mayores dichas, pero debes dejarle a él que las encuentre sin tu ayuda.
Hoy me pasé por un rincón que hacía años que no visitaba, y me enteré que alguien que dejó una huella preciosa en mi vida (y en este blog), por fin ha podido volver a casa, algo que persiguió muchos años, y en inmejorable compañía ¡Cómo me alegro cordobesa!. Recuerdo aquella sensación de “debes apartarte pues su camino no está contigo”, y por suerte, el tiempo me dio la razón y demostró que no estaba completamente loco. A veces, o casi siempre, todo sucede por algo, aunque no seamos capaces de ver el dibujo desde cerca. Casualidades que no lo son, causalidades que diría mi padre, puntos de ruta en el mapa de nuestra vida, oportunidades de aprender, evolucionar y ser honestamente felices.
Se trata de abrir los ojos, de sentir el mundo y vivirlo plenamente.
Cada uno a su modo, respetando a los demás.
Ya sabéis, el pasado como trampolín, y no como sofá.

Vidas... como barcos

sep
15
2014

Aprendimos del amor…

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Desde dentro..., Desvarios     1 comentario


Desde que empecé a participar en el delirio colectivo del amor, he aprendido mucho más de lo que podría contar y recordar, y aún así… ya sabéis que me encanta intentarlo.
Aprendí que el cuerpo más increíble acaba cansándote sin una buena conversación que lo acompañe, sin una persona dentro memorable. Aprendí que las personas caprichosas y egoístas te llevarán a sitios oscuros si no sabes dejarlas atrás; que hay besos que pueden condenarte al infierno de una vida sin ellos, y aferrarse a tu recuerdo como garrapatas impidiéndote seguir adelante. Quizás tu aprendas, como yo, que todos somos tan distintos que debes reaprender con cada persona el mejor modo de querer y hacer el amor; que el mundo no es justo, y verás a quien mas quieras en mala compañía, y tu te enamorarás al menos una vez de quien jamás podría corresponderte, aunque no lo entiendas, tendrás que aprender a aceptarlo.
Se esconderá más cuando más lo persigas, y cuando descubras que construir un mundo a tu alrededor rico y variado es aún más pleno, llegará a tu vida para ponerlo todo patas arriba. En algún momento lo confundirás con el sexo, con un capricho, una necesidad y hasta el aire que respiras, pero sobre todo aprenderás, que cada amor es diferente. Sentirás la pena de ver oscurecerse a quienes amaste, y en alguna ocasión, cuando la fuerza te haga seguir el mejor camino para ti, verás una cara de esas personas que te dará la razón. Aprenderás lo perdidos que estamos sin él, las tonterías que podemos hacer en su búsqueda.
Aprenderás que en un momento u otro somos cobardes, y nos aferramos a cosas hace tiempo acabadas, a que eso de que la esperanza es lo último que se pierde es mucho más que un refrán. Aprenderás que los labios que jamás imaginarías esconden los mejores besos, y que no aquellos que más sueñes te depararán un gran vacío.
Aprenderás que el sexo es vital en las relaciones monógamas, que no siempre te sentirás cómodo con alguien, por mucho que lo quieras, y que encontrarás amantes inolvidables y otras con las que por muchas clases jamás podrás comunicarte de ese modo. Resistirse a probar cosas nuevas es vendarte los ojos, la ilusión no siempre es suficiente, los desengaños riegan los campos donde brotará un nuevo amor.
Aprendí tantas cosas entre cicatrices y besos.
Y sobre todo aprendí, que siempre queda mucho por aprender.

Dramatic Landscape
Image from Stockvault. Called “Dramatic Landscape”, from Andy Fox (thanks)

ago
19
2014

Present tense

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro..., Música     1 comentario


Puedes atormentarte por las huellas que dejaste en la arena,
aunque el agua del mar las haya olvidado hace tiempo por ti,
Puedes lamentar los sitios que no visitaste, las puertas no cruzadas,
puedes prever vientos y marejadas, planificar tu futuro con detenimiento,
atormentarte por cosas que no pasaron, ni pasarán,
transitar caminos no elegidos, tener encuentros prohibidos.
 
Fíjate en cómo la brisa acaricia el mundo,
balanceando árboles, mezclando corazones,
borra con la misma pasión honesta
líneas del futuro de tus manos
y cicatrices del pasado,
perdónate y sonríele a tu ahora,
vive en presente.

Qué temazo!
La canción favorita de Mrs. Siret, casi nada.
Cuando lo escucho siempre me apetece escribir…
aunque me gustaría que fuera más inspirado que lo anterior.

ago
8
2014

El oasis final

 Escrito a las 20:08     Archivado en: A5, Desde dentro..., No Love Free, Relatos o Versos     3 comentarios


Y aquel día, sin anuncios ni intuiciones que avisaran del encuentro, llegó ella.
Me sentí cómodo en sus ojos desde el primer instante, y aunque ella para mi era un enigma, yo para ella, quizás no tanto. Había seguido todas mis huellas, las que durante años dejé en la red, y recordaba incluso cosas que yo creía haber olvidado, sabía tanto de mi que me daba incluso miedo, aunque del bueno.
En sus ojos podría perderme, o encontrarme, no había fondo, y cuando intentaba hacerme mentalmente fuerte ante tan fabuloso rival, apareció su sonrisa para romper en mil pedazos todas las cadenas con las que ceñía a mi pecho el caparazón.
Ella era fresca y cálida a la vez, inteligente, única… sus pensamientos transitaban libres, y me sentía un troglodita intentando comprender qué dibuja un arquitecto, pero necesitaba hacerlo, y sabía que con tiempo y cariño, conseguiría conocerla tan bien como una persona cree conocerse a si misma, o como ella parecía conocerme a mi. Y pese a todo… ella quería estar allí, conmigo ¿Cuales eran sus secretos e incógnitas? ¿Al probar sus labios iría al infierno o al cielo? Estaba claro que renunciar a intentar alcanzarlos no era una opción…
No me importaba mucho su escote, aquellos pechos, fueran como fueran, serían los últimos que yo besara, y en el mapa de lunares de su cuerpo me perdería una y otra vez, ya no buscaría tesoros en otros lugares y haría de aquella isla, mi hogar. Los vaqueros ajustados definían unas piernas y un culo más que interesantes, aunque dejé de mirarlos cuando me atrapó el imán de sus ojos, y las dos o tres veces que vi sus pies me parecieron delicadas piezas de porcelana, uno de esos signos que me indicaban que me estaba… ¡No puede ser! ¿Qué me había hecho?
Esa gracia innata, esa belleza en cada gesto, esa forma de envolverte en su manto.
No sé cuando supe que estaba perdido, que ya era suyo, le llevó dos horas conseguir lo que otras no habían logrado en años. Tenía más miedo del que quería admitir, me sentía desnudo y vulnerable… pero con la última fuerza de mi inútil resistencia le dije con mi mirada que deseaba, con pasión, quedarme a vivir en el oasis de sus ojos… para siempre, y ella me sonrió.

El oasis final
Image from Stockvault. Called “Thousand Islands Scenery – Lavender”, from Nicolas Raymond (thanks)

jul
18
2014

Re-aprendiéndo-te

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro..., No Love Free, Relatos o Versos     comentarios cerrados


La vida es maestra, la vida es camino.
Continua enseñanza, poner en duda cuanto has aprendido.
Lo recordé aquel día, cuando con los ojos cerrados, te sentía deslizándome despacio dentro de ti, sin prisa. Acostumbrado a tormentas y relámpagos, aquella brisa se me hacía tan extraña como mágica.
Marcabas el paso a cámara lenta, al ritmo de tu respiración, mientras el sudor comenzaba su viaje por nuestra piel. Entre delirios de placer, envuelto en tu olor, perdí la percepción del tiempo, nunca había tocado con ambas manos el cielo.
Recuerdo que empezaste a acelerarte, y en silencio, alcanzaste la cima. Mientras recuperabas la respiración, me abrazaste con dulzura.
 
Mientras te miraba emocionado seguía pensando en cuanto me quedaba por aprender del mundo… de ti… contigo.

comentarios cerrados
jul
17
2014

Metas… sueños…

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro...     comentarios cerrados


Mientras mi cuerpo decae arrastrado por un día insoportable y denso, siempre queda sitio en mi alma para una sonrisa, una añoranza, echar de menos el hogar. ¿Dónde está el hogar? La vida hace tiempo que me enseñó que tu lo puedes crear, con tiempo y cariño, o que el Destino puede regalarte uno en los ojos de una persona.
Soy afortunado por poder sonreír sabiendo que todo túnel tiene un final, no todo el mundo tiene esa visión, esa capacidad. Para adquirirla, debes querer aprender, y dejar atrás tu parte “víctima”, derrotista, oscura, nada realista… y saber que toda tormenta acaba, que la vida cambia, y que tu actitud, dibuja tu mundo.
Queda poco para la línea de meta, para viajar, para ser libre… aunque sea unos días.
Quien me iba a decir a mi, que me faltaría algo vital en la maleta.

comentarios cerrados

Autor

  Post-its desordenados de...

...coleccionista de sujetadores del presente, sintonizador de melodías y momentos, de besos y recuerdos. Derrochador de optimismo, aprendiz de todo, maestro dando abrazos y cunnilingus, tiburón sin agua, gaviota con cielo.

Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

Fotos en flickr &  Instagram

Potenciando mi hamburguesa de élite con una salsa increíble...Y cada vez mueren menos árboles, y  pierde terreno la nostalgia, y ganan las grandes historias...Hay películas de las que creo nunca podría cansarme de revisionar...Imaginad, la ciencia salvándose a si misma, bebés que no voten al PP...GottaniLook me in the eye...I am groot (paquete de Amazon para animarme el día)2 días...  #6deMarzoTo every seeker... #6deMarzoDebod DreamPerfect sunsetEsta funda me ha venido al dedo para camuflar el "champiñón" abrepuertas...
Noticias... diferentes
  • El Mundo Today
  • Enviado Especial
  • El Corcho

       Los Cachivaches del Blog

     
    Un tumblr muy picante...
      Escribe en el corcho...    
    Feeds

    Suscripciones a los feeds para todos los gustos

    RSS de los Posts
    RSS de los Comentarios

    Añadir feed a:

     
    SUSCRIBIRSE POR EMAIL
    Facebook

    Feisbus

    Preguntas anónimas

       Preguntas anónimas

    Mi Tumblr

    Mi Tumblr

    Verlo entero...

    Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.