Aullidos

Dic
30
2019

Rematando un año lleno de emociones…

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Aullidos     3 comentarios


¿Cómo podría yo resumir mi 2019?
Quizás un… ¡Pa habernos matao! …me vendría al pelo. La verdad es que ha sido un año de muchas curvas, de grandes emociones, de enormes desencuentros, de preciosas ilusiones… y de crecimiento a través del conflicto, trabajando mucho el «dejar ir». Este año cursé el último año de mi máster en «Cómo dejar ir a personas que no son para ti«, con un trabajo de fin de máster realmente legendario: 2 de mis 5 seres cercanos más importantes a principios de año han salido de mi vida, y eso sin contar una amiga muy importante con la que estuve sin hablar durante meses, y con la que he salvado por ahora la amistad. A principios de año, mi querida valkiria demostraba lo difícil que es sacar a una persona de tu vida cuando queda amor… y aquel 14 de Febrero apareció en mi trabajo para sembrar dudas y avivar llamas. Curiosamente, un año antes, un 14F de 2018, yo estaba en Maldivas y ponía en Instagram una foto por la que ella me había montado un follón legendario. Así que este último Marzo-Abril intentábamos reconectar como personas… cuando se destaparon sus mentiras, las amenazas de su pareja, el miedo, las locuras… yo ya no sabía qué era cierto y qué no, incluso tuve que pedir la ayuda de una profesional para ver con claridad cual era su problema y quitarme esa responsabilidad de unos niños que no eran más que víctimas colaterales. Pude así comenzar mi curación y mi camino hacia una libertad, justa y honesta, que no tiene precio. Sobrevivir a esa guerra ha sido uno de los mayores logros de mi vida, y por fin pude cerrar estos años de una relación peligrosa y tóxica que afectó mucho a mi entorno y a mis cimientos.
 

«Antes de curar a alguien,
pregúntale si está dispuesto
a renunciar a las cosas
que lo enfermaron.
Hipócrates

 
Y con las ventanas abiertas… llegó el aire fresco. Cumplí la promesa de visitar Amsterdam con mi BFF, también visité las Fallas… y en verano llegó esa legendaria y ansiada ruta en autocaravana que acabó tan mal, costándome la pérdida de una amistad que marcó mi vida durante muchos años. Ahora bien, debo estar contento por haber dialogado y dicho lo que pensaba (no tuve esa suerte al revés), y haber informado de qué me molestaba antes de entrar en una espiral de agobio y malestar de la que ya no pude salir, sentirse aprisionado y sin salida es algo que no deseo a nadie, y a lo que no debéis someter a nadie, el respeto es algo básico, y el diálogo. Al final se cumplió la profecía que le hice a él mismo hace años sobre cómo acabaría nuestra amistad:
 

Quien no es capaz de disculparse
ni acepta de corazón ninguna disculpa
no te dejará más alternativa
que salir antes o después de su vida.

 
Cómo me revienta tener la razón a veces, y por desgracia en este caso me sobran argumentos y razones, he sido uno más en la colección de cadáveres. Cuando coges perspectiva y ves lo sucedido, entiendes los avisos de quienes estaban cerca, los que antes que tu discreparon y abandonaron el barco, normalmente por las malas, y yo, obstinado, me quedé hasta el final, achicando agua y luchando… solo. Lección aprendida, fiaros más de vuestro instinto que es sabio, qué cómo os decía, me avisó hace tiempo de cómo acabaría.
 

 
Y del amor, ay mi querido amor, del que enamorado me encuentro… de amor no puedo ni debo hablar, al igual que me pasa con mis camisetas, he amado por encima de mis posibilidades este año. He disfrutado de «amores eternos, que duran lo que dura un corto invierno» o menos, besos con Sal, del nacimiento de grandes sueños, de sucesos imposibles… y todo ha ido encaminado a enseñarme a vivir el amor en presente. Si años anteriores había aprendido que por discutir demasiado sobre el futuro puedes acabar perdiéndolo, este año seguí con la misma lección: «El futuro solo existe cuando llega, mientras tanto solo existe quien tienes delante.» Pocos amigos son capaces de seguirme sentimentalmente, mi corazón es díscolo y caprichoso, «y sin embargo…» ansía su hogar, y podría haberlo encontrado…
 

«Es una locura amar,
a menos de que se ame con locura.»
Proverbio latino

 
No sé si algún día aprenderé el secreto de cómo tratar del mejor modo posible a la gente para no hacer daño, hace tiempo que dejó de importarme lo que sufra yo, y sí el daño que yo genere en los demás, y a veces no sirven las mentiras piadosas o las verdades a medias, no queda otra que sacar tu corazón y ponerlo en juego. Pero no todo es responsabilidad mía, y cada uno elige cómo amar. Este año tuve que decirle, a alguna persona que quiero mucho, que amigo sí pero que no quería ser su pareja, y parece ser que no siempre soy lo suficientemente claro y mi pepito grillo critica mi falta de rotundidad. Cierto es, que quien quiere tus labios no se conforma con tus abrazos, y la distancia es el único bálsamo que cambia y calma a las personas y sus ansias. Además, en tres ocasiones en mi vida (bueno, cuatro) cometí el grave error de «tratar» con mujeres casadas: Si estás casada, y no eres feliz, resuelve tu situación, y sé libre de amar y entregarte a quien tú quieras, cuando tu quieras. Si no lo haces, es probable que me estés demostrando que no mereces mi compañía como pareja. Es algo que debo mejorar, aunque Sabina recomendara en aquella «Cuernos» este tipo de relaciones, también hablaba de sus peligros. Así que… por favor, no más mujeres casadas, en casi todos los casos compartían el común denominador de ser incapaces de renunciar a la comodidad mohína de una relación marchita (a menudo llena de las mentiras y los engaños de sus parejas), a cambio de una tierra sin garantías en la que podría crecer un espectacular árbol junto a otra persona o no, aunque tarde o temprano… todo sabemos que el amor siempre florece.

Este año he vivido algunos de los sentimientos más intensos de mi vida… y confío en que den paso a algo más, algo mágico y que cambie mi vida para siempre, creo haber afinado cuerdas importantes para tocar la melodía que quiero vivir y disfrutar cada día de mi vida. A veces te entretienes mirando una flor, y te pierdes el anochecer que tienes a tu espalda… creo que esta vez, me he girado a tiempo, y me entrego a un anochecer perfecto.

Este año he aprendido que TODO ES POSIBLE… el año que viene podría morirme, o tener un hijo, o casarme, o probar el sexo con hombres, o acabar en la cárcel, o votar a Vox (noooo, eso noooo, nunca digas jamás pero sí, digo jamás a eso… antes me hago un suicidio a lo traslúcido)… o podría hacer un gran viaje y que me coma un tiburón (muerte favorita), o podría morir de amor (por fin), o atragantarme con palomitas viendo alguno de los espectaculares estrenos previstos, o adoptar un perro, o… o… o …
Anything can happen!… Ready?

 

 

Éxitos de mi año…
— Ha sido un año lleno de «primeras veces» en el amor
He pilotado un Lamborghini
— He seguido comprando camisetas por encima de mis posibilidades
Visité Las Fallas en Valencia por primera vez
Disfruté con mi silver angel de Ámsterdam
— Hice un gran viaje de carretera que acabó en anochecer
— Disfruté de muchos y buenos mojitos
— Compartí el año con muchos, buenos, sensacionales y maravillosos amigos.
— Y lo acabaré como empezó, de modo inmejorable,
      con mi hermana… viendo a Vetusta Morla.

Bueno, como cada año
Gracias a los que seguís ahí acompañándome
gracias a los que no me leéis, pero me queréis igual,
gracias a los que me habéis perdonado aunque no lo mereciera,
gracias a las que me disteis un beso, un abrazo, o algo más que eso,
gracias a todas las almas que se han tocado conmigo este año,
gracias a quienes no perdéis la fe en verme levantar la cabeza…
Mis mejores deseos para cada uno de vosotros,
que encontréis respuestas, paz y felicidad,
plenitud, salud y mucho, mucho amor.
Un abrazo enorme

PD: Si algo de lo aquí escrito te molesta… lo lamento, perdonad que me permita el capricho de ser sincero… ¡En mi puta página web!

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ago
12
2019

Trastorno Límite de la Personalidad («Borderline»)

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Aullidos, On my Mind, Sociedad     1 comentario


En su día, llegué a pensar que el problema era yo, al final cuando alguien no deja de repetirte que la culpa es tuya… acabas por creerlo, pero no, no era así. Aquella manzana tenía algún veneno que no lograba entender, quizás dejado ahí por las secuelas de una infancia terrible. Yo no entendía los cambios de ánimo, las crisis generadas cuando me iba o incluso en los días previos a viajes o ausencias, la inestabilidad constante… los gastos sin control de quien se declaraba ahorradora ¿Cómo iba a saber yo que eso tenía un nombre?. Estaba tan perdido que tuve que buscar ayuda, y en el momento adecuado, alguien me hizo de bastón y linterna.
Hoy quería compartir con vosotros algo que hasta hace unos meses desconocía que existiera, el trastorno límite de personalidad o borderline, un infierno para mucha gente, y sobre todo, para los que lo sufren; bajo estas líneas tenéis una breve descripción de esta enfermedad, pues conocerla es el primer paso para poder ayudar a quienes la padecen. Los orígenes son muy claros, y apuntan en casi todos los casos a una infancia traumática, con maltratos por parte de los padres, y sin una figura de cuidador principal que establezca unos límites y se preocupe de la educación. Los síntomas… tampoco dejan lugar a dudas.
En mi caso, yo ya no podía ayudar más, pues estaba demasiado metido, pero como amigos si podemos ayudar a personas con este trastorno, con consejos como estos e informándonos sobre el tema lo que podamos. Me anima saber que en mi ignorancia, hice muchas cosas bien… aunque no sirvieran de mucho. Espero que este texto ayude a alguien a identificar y poner remedio. La ayuda psicológica es fundamental en estos casos, y requiere años de tratamiento controlar esta enfermedad, que no curarla.

 

 

El trastorno límite de la personalidad (TLP), o borderline, es una enfermedad caracterizada por la dificultad en la regulación de las emociones. Esta dificultad provoca cambios acusados en el estado de ánimo, impulsividad e inestabilidad, problemas de autoimagen, y relaciones interpersonales inestables. Pueden darse intentos frenéticos para evitar situaciones de abandono real o imaginario. El resultado combinado de vivir con trastorno límite puede manifestarse en un comportamiento destructivo, como la autolesión (cortes) o los intentos de suicidio.

Se estima que el 1,6% de la población adulta tiene TLP, pero puede llegar al 5,9%. Casi un 75% de las personas diagnosticadas con este trastorno son mujeres, pero investigaciones recientes sugieren que el porcentaje de hombres afectados puede igualar al de las mujeres. En el pasado, los hombres con trastorno límite de la personalidad eran a menudo mal diagnosticados con trastorno de estrés postraumático o depresión.

Síntomas

Los síntomas del trastorno límite de la personalidad pueden incluir:

  • Esfuerzos frenéticos para evitar ser abandonados por amigos y familiares.
  • Relaciones interpersonales inestables que alternan entre la idealización – «¡Estoy tan enamorado!» – y la devaluación – «la odio». Esto también se conoce como «escisión».
  • Autoimagen distorsionada e inestable, que afecta al estado de ánimo, valores, opiniones, metas y relaciones.
  • Conductas impulsivas que pueden tener resultados peligrosos, tales como gasto excesivo, sexo no seguro, abuso de sustancias o conducción temeraria.
  • Comportamiento suicida y automutilación.
  • Períodos de intenso estado de ánimo depresivo, irritabilidad o ansiedad que duran unas pocas horas o unos pocos días.
  • Sentimientos crónicos de aburrimiento o vacío.
  • Ira inapropiada, intensa o incontrolable, a menudo seguido de vergüenza y culpa.
  • Síntomas disociativos: desconectarse de los pensamientos o sentimiento de identidad, o tener sensación de estar «fuera del cuerpo», e ideación paranoide relacionada con el estrés. Los casos graves de estrés también pueden provocar episodios psicóticos breves.

Lo dicho… seguid estos consejos y documentaros, si estáis con una persona que sufre esta enfermedad, necesitará vuestra ayuda… lo cual no quiere decir, para nada, que accedáis a sus deseos, eso lleva a situaciones peligrosas. Empezad un tratamiento que atenúe esos problemas e intentad hacerlos controlables, y hacedlo todo guiados por un terapeuta especializado.
Un saludo

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ene
28
2019

El rencor que te retuerce

 Escrito a las 10:30     Archivado en: Aullidos, Desde dentro...     1 comentario


He de confesar que estas últimas semanas he pasado más veces de las que me gustaría por sitios que no debería transitar, sitios oscuros y vacíos, pozos para un alma que sigue caminando sabiendo que siempre hay salidas. El rencor hacia mi última pareja es difícil de gestionar, su comportamiento y sus acciones pueden ser comprensibles bajo su punto de vista, pero bajo cualquier otro… es tan duro ver a alguien que quieres escoger quedarse con un maltratador por miedo a estar sola, que me aterra que algún día protagonice alguno de esos lamentables titulares y yo ni me entere, el trato cordial nos está prohibido también por una persona que como los partidos políticos, promete mucho pero no puede esconder su verdadera y cruel cara. Pero bueno, siendo justos, mucha gente sufrió lo suyo cuando yo estaba con ella por eso mismo.

El amor, el rencor y el odio bailan un tango peligroso… supongo que solo el tiempo puede hacer olvidar esa amargura de haberte sentido engañado y utilizado, pero intento disculparme diciéndome que todo es muy reciente, hace poco más de una semana que ella se casó con él, con el loco malo, y no hace más de cinco o seis meses que ella forzó nuestra ruptura, supongo que influenciada por el lavado de cerebro de este sujeto que no tenía otra cosa qué hacer que irla desgastando hasta convencerla de que su locura y sus actos habían sido fruto de los celos. Cada uno hace sus elecciones y hay qué aceptar las de la gente que queremos, por duras que sean.

Debo perdonarme por las cosas que hice mal y al mismo tiempo ser justo y no olvidar que éramos agua y aceite, yo intenté mezclarnos muchas veces pero ella solo quería que yo me convirtiera en aceite, y que lo hiciera en unos plazos muy limitados, sin valorar mis gestos ni mis esfuerzos, yo me adaptaba a un mundo del que ella no quería cambiar casi nada… y hay que ser, ante todo, uno mismo. Si algo me encantaba de ella era su forma de luchar por todo, impaciente e inagotable, pero se obsesionó con una idea, y dejó de pensar en nosotros y cuidar la pareja, ya solo le obsesionaba un contrato imaginario, olvidando algo que teníamos ante nosotros y que yo creía real.
Al final había tanto miedo, ruido y desasosiego, que nos consumió sin remedio.
Ojalá mi intuición sea errónea, él sea lo que promete, y sobre todo, ella encuentre la calma que merece.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Dic
23
2018

Repartiendo buenos deseos para el nuevo año…

 Escrito a las 21:25     Archivado en: A5, Aullidos     2 comentarios


Disculpad el título convencional para agradeceros que sigáis ahí, sé que este año he estado mucho menos presente y que tenía la cabeza en otro sitio, os ruego me perdonéis.
Para mi ha sido un año de altos y bajos, de tocar el cielo y el infierno, pero el destino se ha portado bien conmigo, y cuando el mundo se derribaba sobre mi en más de una ocasión, el azar o la magia divina hicieron que el problema desapareciera, no sin dolor, para darme la oportunidad de seguir adelante, y eso… eso lo es todo amigos. A veces subestimamos esa primera obligación del caminante, y es… dar pasos al frente ¡siempre! sin desesperarse si la vida te hace dar alguno hacia atrás, o vas más despacio de lo que te gustaría. Sobre todo, no debemos castigarnos, a menudo somos nuestro peor enemigo, y muchísimo menos, debemos dejar que nos castiguen, este año he tenido más presente que nunca lo difícil que es tratar con personas que buscan sentirse mejor menospreciándote, gente que busca envenenarte para que creas que son el antídoto, que refuerzan lo que tienen quitándote lo tuyo y que buscan que creas que «su verdad» es la única… incluso contándote mentiras que tristemente ellos mismos se creen. Para ellos las evidencias científicas son brujería, y lo que dicen los profesionales o especialistas son memeces, verdad solo hay una y es la suya.
Pero es necesario cruzarse con estas personas para ver el brillo que realmente tienen quienes merecen la pena, aquellos que siguen a tu lado contra viento y marea, apoyándote siempre en tus diferentes ciclos. Y haz sitio a personas que lleguen nuevas a tu mundo, pues verás claramente, tras ese curso acelerado sobre gente tóxica y vampiros emocionales que todos hacemos, que merecen un rinconcito en tu alma y que creas en ellos sin miedo ni medida. Este año ha llegado gente así a mi vida, y otros, también así, han seguido conmigo, aunque no siempre lo mereciera (Gracias).
Como siempre, he cometido muchos errores, pero por suerte… ninguno insalvable. He probado el sabor del asfalto y la arena… pero he conseguido levantarme aún ensangrentado. He aceptado que no puedes explicarle cómo es un anochecer… a quien solo ve blanco y negro, y he agradecido poder ver en color, aunque no los vea todos. De nuevo, la intuición se ha erigido como un poderoso consejero, y el corazón, como el más malcriado de los niños, me lo ha puesto difícil, no hay que hacerle caso cuando tu alma grita desesperada que huyas de un rincón en el que no se te quiere regar o refrescarte, sino que se te quiere dejar seco.

Mi casita fue de nuevo flotador me salvó en su momento de morir ahogado, y ahora renace conmigo. Sigue el viaje en la busca del otro hogar, y no dejaré que el miedo… me haga acabar dónde no debo.
Hay que remodelar cosas, hay que romper tabiques y hay que poner ventanas dónde antes solo tenía muros ¡y hay que abrirlas!, si el mundo te desgasta puedes cometer el error de creer que lo dibuja algo diferente al amor… y siempre es la clave. Cada vez es más fácil dejarte llevar por la decepción y la tristeza, con el alma humana en caída libre en bolsa, con nuestro planeta desangrándose por tantas heridas infligidas, por un cambio en la mentalidad que puede no solo llevarnos a una nueva etapa… sino a un pozo, parecen tan pocas las salidas para el ser humano que podríamos olvidar que la clave está en empezar con una sonrisa, y seguir con pequeñas acciones para ir haciéndolas grandes entre todos, deseando que colectivamente veamos la luz antes de que sea tarde.
Y sobre todo, digámonos qué y cuánto nos queremos, no ahoguéis esas palabras si son sinceras.
Os deseo lo mejor, no solo ahora, cada día, que tengáis amor honesto, salud y sustento, que seáis sinceros al miraros al espejo y que más allá de las arrugas, veáis lecciones, y en las canas sonrisas y recuerdos, borrando rencor y orgullo con cariño, curando heridas con besos, viviendo libres y sin miedo.
Gracias por estar ahí.
Un abrazo

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Dic
6
2018

Que no te roben una canción

 Escrito a las 12:00     Archivado en: Aullidos     comentarios cerrados


Cuando alguien te regala una canción, la hace más especial, pues a esa melodía perfecta se une el recuerdo de esa persona, casi puedes olerla, sentirla, reviviendo los momentos vividos bajo esas notas, como la primera vez que la escuchaste… a su lado.

Y a veces las cosas se truncan, salen mal… y toca seguir caminos separados. Pero la canción parece querer retener ese momento, ese vínculo y mantenerlo intacto. Aunque haya una parte de ti que no deje de querer nunca… aparece un nuevo amor, la amistad se acaba, o quizás deba cerrarse una herida antes de volver, o simplemente la vida sigue inexorable, y esa canción que era viento fresco y sanación, ahora quema la piel y te deja el corazón en carne viva. La evitas cuánto puedes, y escapas de ella, pero por mucho que luches, no deja de alcanzarte y atraparte, en los sitios y momentos más inesperados.

Y debes enfrentarte a ella, sabiendo que no es malo seguir adelante… si esa canción es única y mágica, no debes dejarla atrás, lucha por ella, las primeras veces dolerá, pero acabará siendo tuya, y no solo el recuerdo de algo que te llenó.
No abandones una canción, límpiala, ella ha hecho lo mismo por ti muchas veces.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
May
18
2018

Cuándo me vaya… que sea todo amor

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Aullidos     1 comentario


El otro día tuve una crisis de ansiedad de esas que te hacen pensar que te mueres. De esto que el mundo se te cae encima, te falta el aire… y tienes esa certeza, te vas a morir en cualquier segundo ¿Sientes ese pinchazo en el pecho? Es el corazón… te mueres, y tendrías tanto que hacer y que decir para poder irte tranquilo. Pensaba, una vez pasado el sofocón, que tiene que tranquilizar algo tener todo resuelto en ese momento final, que sepas que tus hijos, padres o hermanos están bien y tienen recursos para vivir bien, que no dejas un libro a medio escribir ni nada importante pendiente, y que tan solo te queda decirle a esa persona especial lo que ha significado para ti mirando sus preciosos ojos azules.
En mi caso no sería así, supongo. Habría mil cosas por decir y hacer. Recuerdo que en aquel ataque de pánico pensaba en mil tonterías… o no. Pensaba que estaba solo, y que de darme un chungo, la gente tardaría mucho en saberlo, y que no habría «plan de rescate», al no tener cerca a quien pedir ayuda. En momentos así te dan ganas de cambiar tu mundo y volver al último bastión en el que te sentías seguro y a salvo, pero ya me encargué de quemar esa barca, solo me queda mirar al frente. ¿Debería haber hecho ya un testamento? ¿Y cobrará bien mi madre el dinero de mi seguro de vida? ¿Le llegará a mi hermana el plan de ahorro a su nombre? Se perderían todas las criptomonedas a las que solo sé acceder yo… ¿Cómo gestionarían mi hipoteca? ¿Alguien querría mis cosas o acabarían en la basura?
Eran tantas preguntas las que me andaban por la cabeza…
que decidí que mejor morirme otro día.

Así que si me voy, cuándo lo haga… que sea todo amor.
Que me perdone la gente a la que le hice daño, que por favor tengan claro mi familia, mis grandes amigos y mi último gran amor, que les dedicaré al menos una décima de segundo a cada uno de ellos de mi último segundo, que espero sonreír por las mil ironías vitales, y ver alguno de los mejores momentos de mi vida en alta resolución, espero que pesen más los aciertos que las derrotas, los besos que las lágrimas. ¿Cómo sería la tristeza que quedaría detrás? Seguirían creciendo mis sobrinos sin saber lo mucho que los quería, y el mundo se movería igual que ayer, y sin embargo… sería un grano de arena más ligero. Es la vida, y todos cruzaremos esa línea tarde o temprano. Cuando perdemos a alguien joven, mezclado con la tristeza me siento un privilegiado por haber llegado a mi edad y vivido las cosas que he vivido, me gustaría aferrarme a ese sentimiento… un honesto y profundo agradecimiento por lo vivido, lo que siempre he sentido un regalo de mi madre. Me gustaría que ese último segundo pudiera volver a aquella noche en la que bailé con un tiburón ballena, o a mi mejor noche con besos eternos en la casita de madera, o a mi querida playa de bastiagueiro, dónde un Dios en el que yo no creía me dijo que vendrían curvas y que me agarrara con fuerza al volante de la vida.

Así que nunca está de mas dar las gracias… a vosotros por aguantarme, y a todos los que se cruzaron conmigo por dejar una nota musical, un nuevo color, unas palabras, unos besos… con los que seguí creciendo y aprendiendo, caminando hacia ese barranco… del que saltar sonriendo.

livelong¡Larga vida y prosperidad!

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!

Autor

  Cuaderno de bitácora de...

...coleccionista de sujetadores del presente, sintonizador de melodías y momentos, de besos y recuerdos. Derrochador de optimismo, aprendiz de todo, maestro dando abrazos y cunnilingus, tiburón sin agua, gaviota con cielo.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies