A5

Sep
15
2014

Aprendimos del amor…

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Desde dentro..., Desvarios     1 comentario


Desde que empecé a participar en el delirio colectivo del amor, he aprendido mucho más de lo que podría contar y recordar, y aún así… ya sabéis que me encanta intentarlo.
Aprendí que el cuerpo más increíble acaba cansándote sin una buena conversación que lo acompañe, sin una persona dentro memorable. Aprendí que las personas caprichosas y egoístas te llevarán a sitios oscuros si no sabes dejarlas atrás; que hay besos que pueden condenarte al infierno de una vida sin ellos, y aferrarse a tu recuerdo como garrapatas impidiéndote seguir adelante. Quizás tu aprendas, como yo, que todos somos tan distintos que debes reaprender con cada persona el mejor modo de querer y hacer el amor; que el mundo no es justo, y verás a quien mas quieras en mala compañía, y tu te enamorarás al menos una vez de quien jamás podría corresponderte, aunque no lo entiendas, tendrás que aprender a aceptarlo.
Se esconderá más cuando más lo persigas, y cuando descubras que construir un mundo a tu alrededor rico y variado es aún más pleno, llegará a tu vida para ponerlo todo patas arriba. En algún momento lo confundirás con el sexo, con un capricho, una necesidad y hasta el aire que respiras, pero sobre todo aprenderás, que cada amor es diferente. Sentirás la pena de ver oscurecerse a quienes amaste, y en alguna ocasión, cuando la fuerza te haga seguir el mejor camino para ti, verás una cara de esas personas que te dará la razón. Aprenderás lo perdidos que estamos sin él, las tonterías que podemos hacer en su búsqueda.
Aprenderás que en un momento u otro somos cobardes, y nos aferramos a cosas hace tiempo acabadas, a que eso de que la esperanza es lo último que se pierde es mucho más que un refrán. Aprenderás que los labios que jamás imaginarías esconden los mejores besos, y que no aquellos que más sueñes te depararán un gran vacío.
Aprenderás que el sexo es vital en las relaciones monógamas, que no siempre te sentirás cómodo con alguien, por mucho que lo quieras, y que encontrarás amantes inolvidables y otras con las que por muchas clases jamás podrás comunicarte de ese modo. Resistirse a probar cosas nuevas es vendarte los ojos, la ilusión no siempre es suficiente, los desengaños riegan los campos donde brotará un nuevo amor.
Aprendí tantas cosas entre cicatrices y besos.
Y sobre todo aprendí, que siempre queda mucho por aprender.

Dramatic Landscape
Image from Stockvault. Called “Dramatic Landscape”, from Andy Fox (thanks)

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ago
8
2014

El oasis final

 Escrito a las 20:08     Archivado en: A5, Desde dentro..., No Love Free, Relatos o Versos     3 comentarios


Y aquel día, sin anuncios ni intuiciones que avisaran del encuentro, llegó ella.
Me sentí cómodo en sus ojos desde el primer instante, y aunque ella para mi era un enigma, yo para ella, quizás no tanto. Había seguido todas mis huellas, las que durante años dejé en la red, y recordaba incluso cosas que yo creía haber olvidado, sabía tanto de mi que me daba incluso miedo, aunque del bueno.
En sus ojos podría perderme, o encontrarme, no había fondo, y cuando intentaba hacerme mentalmente fuerte ante tan fabuloso rival, apareció su sonrisa para romper en mil pedazos todas las cadenas con las que ceñía a mi pecho el caparazón.
Ella era fresca y cálida a la vez, inteligente, única… sus pensamientos transitaban libres, y me sentía un troglodita intentando comprender qué dibuja un arquitecto, pero necesitaba hacerlo, y sabía que con tiempo y cariño, conseguiría conocerla tan bien como una persona cree conocerse a si misma, o como ella parecía conocerme a mi. Y pese a todo… ella quería estar allí, conmigo ¿Cuales eran sus secretos e incógnitas? ¿Al probar sus labios iría al infierno o al cielo? Estaba claro que renunciar a intentar alcanzarlos no era una opción…
No me importaba mucho su escote, aquellos pechos, fueran como fueran, serían los últimos que yo besara, y en el mapa de lunares de su cuerpo me perdería una y otra vez, ya no buscaría tesoros en otros lugares y haría de aquella isla, mi hogar. Los vaqueros ajustados definían unas piernas y un culo más que interesantes, aunque dejé de mirarlos cuando me atrapó el imán de sus ojos, y las dos o tres veces que vi sus pies me parecieron delicadas piezas de porcelana, uno de esos signos que me indicaban que me estaba… ¡No puede ser! ¿Qué me había hecho?
Esa gracia innata, esa belleza en cada gesto, esa forma de envolverte en su manto.
No sé cuando supe que estaba perdido, que ya era suyo, le llevó dos horas conseguir lo que otras no habían logrado en años. Tenía más miedo del que quería admitir, me sentía desnudo y vulnerable… pero con la última fuerza de mi inútil resistencia le dije con mi mirada que deseaba, con pasión, quedarme a vivir en el oasis de sus ojos… para siempre, y ella me sonrió.

El oasis final
Image from Stockvault. Called “Thousand Islands Scenery – Lavender”, from Nicolas Raymond (thanks)

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ago
6
2014

Otra vida

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Desvarios     comentarios cerrados


¿Se partirá lo que somos en trocitos al tomar una decisión complicada?
¿Puede ser que una parte de nosotros siga un camino… y otras, escojan otros?
Quizás sí, quizás todos estemos llenos de vidas posibles, de realidades alternativas que dejamos atrás o que simplemente viven ahora una parte de nosotros, algo como aquella maravillosa historia de Leto y su Mr. Nobody… una película imprescindible para todos los amantes de la ciencia ficción, de esas múltiples posibles vidas, y de aprovechar al máximo aquella donde habita ahora nuestra consciencia.
 
La piel erizada por el peso de una de esas decisiones que sabes pueden cambiar el resto de tu vida ¿cuantas elecciones similares habrán sembrado diferentes realidades alternativas que otros “yos” viven? Esos grandes amores que dejaste atrás, esos posibles trabajos, que definían versiones de ti tan diferentes que apenas los reconocerías mirándolos en sus ojos.

“Cada una de esas vidas es verdadera. Cada camino es el camino verdadero. Todo podría haber sido otra cosa y habría tenido el mismo sentido. Solo vivimos en la imaginación de un niño de 9 años. Somos imaginados por un niño de 9 años que se enfrenta a una elección imposible.”

Y la cita de arriba está extraída de esta excelente recopilación.

nobody
Imagen de este artículo, extraída a su vez de “Las vidas posibles de Mr. Nobody” (2009), escrita y dirigida por Jaco Van Dormael.

Elección consciente, aunque aún esté aturdido por las consecuencias que soy capaz de ver. Quiero embarcarme metafóricamente, y surcar el mar, dejando atrás la tierra que durante años me hizo sentirme seguro, y fue cuna y escuela. Hay que ser valiente, dar pasos al frente sin miedo, y crecer, aprender, y no tener miedo por comenzar un viaje que define media vida.

“Dicen que si respiras lento, el tiempo va lento. Los hindús lo dicen.”

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Jul
14
2014

Los Unicornios

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Desde dentro...     6 comentarios


unicornio.
     (Del lat. unicornis).
       1. m. Animal fabuloso que fingieron los antiguos poetas, de forma de caballo y con un cuerno recto en mitad de la frente.

El otro día pensaba en una metáfora y me sentía cómplice de alguno de los poetas que empleó este término a lo largo de su historia, o hermano de Silvio, y su canción.
 
Pensaba en cómo se ajusta esa palabra a esas mujeres increíbles, que rebosan belleza como si fueran un manantial de agua fresca, brotando de esos ojos sin fondo, profundos y ricos en matices como su alma, fuente del agua más pura y esa belleza elemental y sincera. Y mientras su magia te envuelve, sabes que si bebes de ahí… quizás, quizás cambies para siempre.
Los unicornios no suelen ser conscientes de su belleza, y quizás no todo el mundo pueda verlos en una misma persona, pero tú puedes verla, y con eso… sabes que es suficiente, estás enganchado.
Pero ¿Puede contemplarse tan hermosa criatura sin desear vivir por, para y en ella?
Quizás no… es un pensamiento infeccioso, un escalofrío que conquista todo tu ser, un salto al vacío que puede ser mortal pero que sientes de corazón debes hacer. Es como una droga, una nueva vida, una necesidad… perderte en aquellos ojos, y encontrar en ellos, tu mejor versión.

unicornio

Pero es un juego peligroso, pues si tienes la fortuna de encontrar un Unicornio, su imagen se apoderará de ti, aunque no quiera quedarse a tu lado. Puede atravesar cualquier escudo, y al herirte dejará un hueco que si bien no es mortal, sentirás no poder llenar jamás. Recuerda que a un Unicornio no podrás cazar, tan solo te acompañará si lo hace libre, y las cuerdas romperá o el brillo metálico de su sangre apagarás si intentas apresarla.
Y dime, amigo varón… ¿Sabes ya lo que es un Unicornio? ¿Alguna vez has visto uno?
No dudes, si así ha sido lo sabrás, no se olvida esa mirada, ni esa pertenencia enmascarada.
Es una apuesta a vida o muerte, un salto sin red… y si recibes el obsequio sagrado de su afecto, te sentirás inmortal y alado, tan solo debes mimar ese brillo en sus ojos, pues es tu alimento, tu libertad, la sal de tu felicidad, tu sustento.
 
Y querido amigo, si has amado a un Unicornio, y no has sido correspondido, siéntete dichoso por ello… muchos hombres han cruzado por la vida sin ver alguno ni de lejos, y siempre quedará la esperanza de que vuelva, o de ser esos pocos entre miles, que han visto dos.
El mundo sigue girando, y la simple existencia de estas criaturas, demuestra lo maravilloso que puede llegar a ser.
 
Y a veces creo que todos, somos el Unicornio de alguien.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Jul
3
2014

Maldición o presente

 Escrito a las 23:35     Archivado en: A5, Relatos o Versos     comentarios cerrados


Lo supe al recibirlo,
venía envuelto… raro,
con aspecto de cielo
pero envenenado.
 
Era comprensión,
era un modo de ver,
ese optimismo envasado,
como si aquello que envuelve,
nunca se hubiera quebrado.
 
Que la oscuridad,
nace de la ausencia de luz,
que todo dolor cesa,
que con una sonrisa,
podemos despejar tinieblas.
Que una muerte siembre una vida,
que no hay enseñanza sin herida,
que solo un alma es libre,
si ha estado cautiva.
 
Que un beso deja un hueco,
una gran conversación, un silencio,
un reloj que se queda sin tiempo,
por qué lo tuvo…
por qué fue viento.
No buscado y hallado,
mi optimismo envasado,
ese que no puede ser vendido,
ni comprado.
 
No sé si aquel regalo fue,
maldición o presente,
encontré la semilla en su huella,
mientras partía hacia poniente.
Ese regalo que llaman
…vivir en tiempo presente.

 
 
KATREyuk
(este, para variar, lo firmo yo,
no sin vergüenza)

 
 
 
Proaza
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Jun
20
2014

Los “bugs” del corazón femenino (I)

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Desde dentro..., Física quántica, No Love Free, Reality Bites, Reflexiones, Sociedad, Suspiros     9 comentarios


Numerosas investigaciones a lo largo de la historia han demostrado que el corazón de una mujer es una de las energías más poderosas del Universo. En el conocido e inédito libro de Stephen Hawking “No sin mi madre” se habla de los flujos de leptones que brotan del corazón de cada mujer y que en algunos casos se hacen sentir en supernovas alejadas por varios miles de años luz. Así que aunque este estudio es básicamente física cuántica avanzada, desde ahora lo explicaré con términos mundanos. Y hablaremos de algunos fallos que tiene ese poderoso generador, y las consecuencias.

El Pagafantismo y el Ancla
plataneroEl principio de Archípledes dice que cuando una mujer entrega su corazón, lo hace con más pasión e intensidad que un hombre. Otras corrientes sostienen que el varón puede hacer lo mismo, en caso de estar enamorado, pero no ha sido probado. El aguante de la mujer, una vez enamorada, es legendario. Es capaz de convivir con cenutrios, leones marinos o cachalotes durante años, hasta darse cuenta de que puede volar, y no tiene porqué quedarse condenada al océano de por vida.
Y es entonces cuando puede aparecer ese pagafantástico cura confesor al que se lo cuenta todo, o, en casos contados (y privilegiados), el hombre con el que tiene una aventura sexual desenfrenada y maravillosa. Se desahoga, le cuenta todas las tropelías de su anterior consorte… con 3 bastaría para decretar crucifixión, pero ella cuenta 20, y al final el escuchador se siente afortunado (y a menudo enamorado) no ya por compartir la amistad o los pechos de tan hermosa dama, sino de saber que ella sin el “marmoto” será feliz, y que se le abre un mundo precioso por delante a su querida, al decidir vivir sin él.
Y es entonces, cuando aparece el ancla, y en un giro sorpresa ella decide volver con quien no la merece, como diría en ese doloroso doblaje español Sheldon Cooper, un “Zas en toda la boca“.

El Ancla
lobeznoEl ancla es una maldición de la época de Zeus y sus olímpicos. Es un vínculo sentimental que de gilipollas y ciego se convirtió en maldición y se materializa en la vida de muchas personas. Consiste en ensalzar cualidades inexistentes de una persona tras la ruptura, pues durante años han demostrado su ausencia. Pero de repente, el cenutrio, armado de un “Voy a cambiar, cambiaré.” o un “No puedo vivir sin ti.“, reblandece el corazón de la mujer que decide no dar la estocada final y ante la sorpresa de todos cuantos la quieren, decide volver al barco hundido donde el agua le llega por las rodillas, saludando resignada al mundo mientras se hunde sonriente junto a su “malo conocido”.
Esos “malos conocidos” son los culpables de que muchas mujeres hayan perdido sus juventudes al lado de personas que no merecían ni un día más de su tiempo, pero el miedo es un enemigo sibilino, y nos convence de que la soledad es atroz y no tan plena como cualquier compañía.

La cura del desamor
atontadoPuede ser que tras muchos años, un día te des cuenta que mereces algo mejor de lo que te acompaña. Puede que alguien confuso se aproveche de ti y te rompa el corazón. El desamor es inevitable y todos lo encuentran tarde o temprano, y solo tiene una cura, el tiempo… ¿Cómo atenuar ese dolor? Como todo en la vida, es cuestión de actitud, y yo quiero creer que se puede aprender a domar al corazón, no para amar menos… sino para hacerlo mejor.

¿A qué aferrarte cuando tienes el corazón roto?

– Él/Ella es una puta/cabrón/bastardo/hijo de satán (Nivel 1, odia sin pudor)
– Si alguien elije no estar contigo, comete un grave error (Nivel 2, ámate un poquito)
– Nada, Jamás, le dará el mismo gusto que lo que le hiciste (Nivel 1, autoengaño orgásmico)
– Mientras lloras, pinta tu casa, y cuando dejes de llorar, estará todo pintado (Nivel 5, si no tienes fuerza para nada… suma a tu mundo con pequeñas cosas)
– Oblígate a hacer aquello que cambie tu dinámica vital (Nivel 2, inicio del Fénix)
– No habrá reencuentro, si no se riega el amor, se mata el momento (Nivel 3, verdad verdadera)
– Arréglate, mímate… alimenta tu dañada autoestima (Nivel 1, masturbación mental)
– Cuando tocas fondo… ¡Solo queda subir! Sonríe… (Nivel 0, refranero popular)
– Si sufres, no estés ocioso, haz cosas… ¡Lo que sea! (Nivel 2, empieza un curso de algo)
– Apunta, recuerda, qué te separa de tu expareja, no lo que añoras (Nivel 3, al frente capitán)
– Dignidad y respeto son mínimos de una relación ¡Mínimos! (Nivel 1, Rafa no me jodas)
– Comparte tu pesar sin miedo, todos hemos estado allí (Nivel 0, todo pasa)
– Da las gracias por lo vivido, no eres mejor ni peor que el anterior o el siguiente, no era el momento, ni el lugar… ni la persona (Nivel 7, el juego es así)
– Un amor no llega si con el anterior tropiezo nos encerramos en la concha (Nivel 6, sin condón)

Nada evita la angustia, nada oculta el dolor del desamor.
Pero puedes aprender, relativizar… ser valiente y mirar al frente.
Pocas cosas te pueden hacer sentir tan fuerte e inmortal como el amor,
y el precio, es que nada también puede dejarte tan muerto y marchito como él.
 
Dedicado a todos los que sufrimos, padecemos y nos perdemos en el complejo laberinto del amor.
Una montaña rusa llena de caídas y túneles, al final de los cuales… creedme, siempre hay luz

Imagen4

Notas del autor:
– Yo, en algún momento de mi vida, he sido marmoto. Merecí la patada que me dieron, y eso me permitió ser quien soy hoy, así que si alguna vez quieres a un marmoto, dale una patada en los huevos sin cortarte, es por su bien, le brindarás la oportunidad de ser mejor.
– Alguien a quien quiero sufre… y por desgracia, creo que solo puedo dedicarle esto. ¡Ánimo!

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!

Autor

  Alegrías y lágrimas de...

...un Ave Fénix reincidente,
Elfo de los bosques gallegos,
un mutante psicohistórico Fundacionista buscando respuestas, un Elemental del Aire enamorado de la Tierra, un ser... qué, de vez en cuando, con el corazón en la mano, juega a pintar nubes y adiestrar libélulas, ejerciendo de Vela por horas. Reflexiones, desvaríos, tecnología, sociedad & coitus interruptus, entre otros.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.