A5

Jun
26
2019

El final de The Big Bang Theory

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Física quántica, On my Mind, Series de Televisión     Añadir comentario


Yo confieso que estas últimas temporadas he estado muy desenganchado de esta serie, pero creo que se me puede perdonar teniendo en cuenta que la sigo desde el principio, recuerdo que desde su piloto buscaba el capítulo al día siguiente de que lo emitieran y con el subtítulo buscado en otro sitio, le daba sentido mientras, sin darme cuenta, mejoraba mi inglés.
Esta serie es única e histórica, dejemos eso claro, y eso… es algo objetivo.
Podría hacer una lista como la que hice en su día sobre los invitados de la serie, sería interminable,todo el mundo quería participar en esta aventura, y hemos podido ver a gente de referencia histórica tanto en la gran pantalla como en el mundo de la ciencia. Sobre todos, recuerdo a 4 grandes seres que ya no están entre nosotros, Stephen Hawking, Leonard Nimoy, Carrie Fisher y Stan Lee.
Y es que por encima de las cifras, de los récords de la serie… está el corazón, y si todos nos hemos reído mucho con estos personajes, creo que muchos también hemos llorado en algunos momentos muy tiernos de la serie, como por ejemplo, ese emotivo y precioso final que para mi, es una manera perfecta y muy bonita de acabar una serie tan maravillosa.

A nadie ha dejado indiferente esta serie, y en ese formato de capítulos de 20 minutos ha llegado a todo el mundo. Incluso los más frikis, hemos dejado cosas sin entender, de esos miles de guiños que han tenido siempre con la cultura pop y friki, de la que han sido serie de cabecera. También hemos vivido con ellos sus relaciones, a veces tan difíciles de comprender, y otras… tan humanas. Personajes de una fuerza tremenda, coherentes a través de las temporadas, con la evolución de un Sheldon Cooper que siempre fue el 0, 0, 0 de esta serie.
En fin… no quiero aburriros…
Gracias, desde aquí, para todo el que hizo posible esta maravilla
Ha sido un viaje espectacular.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Abr
25
2019

¡El clímax del mundo de la fantasía! (sin spoilers)

 Escrito a las 10:28     Archivado en: A5, El Séptimo Arte, Freak World, Series de Televisión     comentarios cerrados


Vivimos unos tiempos muy especiales para los aficionados a la fantasía, a las series y al cine de acción. Hoy estrenan Vengadores: EndGame, la pieza maestra final del proyecto cinematográfico más ambicioso de la historia del cine. Es la película número 22 de una saga que ha ido perfectamente trenzada, haciéndose guiños unas películas con las otras, mezclando personajes, reinventándose continuamente… la verdad es que ha sido un viaje maravilloso.
Mientras DC estaba muy perdido, y más allá de la trilogía de Nolan nos ha deparado poco material decente, Marvel nos ha convocado a los cines un par de veces al año para sorprendernos y dejarnos siempre con un muy buen sabor de boca, y desde Iron Man, hace 11 años, hasta esta cuarta entrega de los Vengadores, hemos asistido a un Universo mágico, coherente y muy muy interesante. Concluye con esta película la fase cuatro de este proyecto cinematográfico, un punto y seguido del que estamos deseando ver nuevos capítulos.
 

 
¿Y qué podemos decir de Juego de Tronos? Estamos hablando de una de las series, sino la serie, más grande de todos los tiempos, sencillamente espectacular. 1 millón y medio de votos le otorgan en el IMDB un 9.5 sobre 10, algo a lo que solo puede hacerle sombra la legendaria Breaking Bad (2008) con la misma nota.
Al igual que con Marvel, estamos ante otro final de ciclo, otro viaje maravilloso que llega a su fin, en este caso tras de 8 temporadas, ¡¡¡quedan solo 4 capítulos!!!… que están batiendo récords de audiencia y cuya expectación supera a cualquier cosa que hayamos visto. Estos 4 capítulos que quedan rondarán los 80 minutos cada uno de ellos, casi como una película normal, realmente impresionante. Y entre montañas de memes, los personajes de esta saga han pasado a formar parte de nuestra cultura y nuestras vidas, creo que en una encuesta mucha gente estaría más al tanto de quienes gobiernan en los Siete Reinos, por delante de qué monarquías siguen existiendo en Europa (algo que en pos de la evolución quizás deberíamos plantearnos también).
Más de una vez habría matado personalmente al gordo cabrón, pero sus libros, y la serie, han cambiado para siempre la manera de acercarnos historias, sacrificando protagonistas sin piedad para crear unos nuevos, evolucionando personajes de formas asombrosas, y con el eterno trasfondo del bien contra el mal, lucharemos todos juntos contra el invierno, que es el olvido, en este próximo mes.
 

 
Y también estamos en el año de Star Wars IX (Star Wars: El ascenso de Skywalker), dónde otra gran saga, una de las más importantes de la historia, también llegará a su capítulo final (con el permiso de Disney, que seguirá exprimiendo dicho universo a tope). Estas navidades no se hablará de otra cosa.

Un año sin par para el mundo de la fantasía…
¡Disfrutadlo cómo merece!

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Abr
5
2019

Las durezas del corazón

 Escrito a las 13:30     Archivado en: A5, Desvarios     1 comentario


Y fue caminando cómo me encontré con mis primeras durezas, zonas en las que la piel se endurecían para protegerse del impacto y desgaste de una pisada, pues ese es el modo que tiene el cuerpo de prepararse para que el roce no haga corte, el modo de hacer que algo que se rompe, por sección o desgaste, sea al repararse más duro de lo que era antes de la herida.

Y eso… se extrapola al corazón.

A veces tengo la sensación de que el tiempo ha sido implacable conmigo, y cada vez me he hecho más resistente a las emociones. Es raro verme llorar, y las diferentes relaciones han endurecido tanto la piel… y no me refiero a la obvia, sino a la roja y palpitante piel de un corazón que quizás en su día consideré precioso pero que el tiempo y la culpa han dejado en algo más íntimo, preciado, querido y mío… que guardo en una caja y que cada día más… me cuesta mucho sacar de ella. Y sé que eso no está bien.

 

 

En el mundo, vemos presente de mil modos diferentes la necesidad evolutiva de protegerse… las turtugas lentas pero blindadas, la piel de las ballenas dura y grasienta para protegerlas del frío, y esa piel humana que sin darte cuenta va cambiando con el Sol y los elementos, haciéndose dura hasta que un día te das cuenta de que ya no es lo que era.

Y eso no quiere decir que no pueda volver a cambiar… el amor es tan poderoso, que un beso puede deshacer en segundos una coraza de años, y como no, siempre hay esa chispa adecuada que puede hacer arder tu alma durante el resto de tu existencia, aunque no sea fácil de encontrar… y todos parezcamos tan perdidos buscándola, sin saber si podríamos identificarla de tenerla delante.

Del mismo modo que cura, también mata, y un alma castigada y atormentada por el amor no correspondido puede perderse en bosques más negros que el azabache. Recuerdo hace años como un amigo que se enamoró de una moza no siendo correspondido, y se metió en una cueva tan profunda, que dudo mucho algún día alguien sea capaz de sacarlo. Yo estuve años diciéndole que afuera había árboles y flores, montañas y horizontes, gente noble, y hermosos corazones, y nunca quiso salir a comprobar si lo que decía era cierto. Y quizás haya para él un hechizo que lo cambie todo, o quizás toda una vida de rencor por delante, no lo sé, el tiempo será testigo y juez, pues hay elecciones que nos liberan… y otras nos condenan.

Pero de esas cosas que creo saber y que a veces creo tener claras, hay una que viene a cuento:
Entrégate al amor sin miedo, al fin y al cabo… de él naciste, y a él le perteneces, todo lo demás es espejismo y tormento.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Dic
23
2018

Repartiendo buenos deseos para el nuevo año…

 Escrito a las 21:25     Archivado en: A5, Aullidos     2 comentarios


Disculpad el título convencional para agradeceros que sigáis ahí, sé que este año he estado mucho menos presente y que tenía la cabeza en otro sitio, os ruego me perdonéis.
Para mi ha sido un año de altos y bajos, de tocar el cielo y el infierno, pero el destino se ha portado bien conmigo, y cuando el mundo se derribaba sobre mi en más de una ocasión, el azar o la magia divina hicieron que el problema desapareciera, no sin dolor, para darme la oportunidad de seguir adelante, y eso… eso lo es todo amigos. A veces subestimamos esa primera obligación del caminante, y es… dar pasos al frente ¡siempre! sin desesperarse si la vida te hace dar alguno hacia atrás, o vas más despacio de lo que te gustaría. Sobre todo, no debemos castigarnos, a menudo somos nuestro peor enemigo, y muchísimo menos, debemos dejar que nos castiguen, este año he tenido más presente que nunca lo difícil que es tratar con personas que buscan sentirse mejor menospreciándote, gente que busca envenenarte para que creas que son el antídoto, que refuerzan lo que tienen quitándote lo tuyo y que buscan que creas que “su verdad” es la única… incluso contándote mentiras que tristemente ellos mismos se creen. Para ellos las evidencias científicas son brujería, y lo que dicen los profesionales o especialistas son memeces, verdad solo hay una y es la suya.
Pero es necesario cruzarse con estas personas para ver el brillo que realmente tienen quienes merecen la pena, aquellos que siguen a tu lado contra viento y marea, apoyándote siempre en tus diferentes ciclos. Y haz sitio a personas que lleguen nuevas a tu mundo, pues verás claramente, tras ese curso acelerado sobre gente tóxica y vampiros emocionales que todos hacemos, que merecen un rinconcito en tu alma y que creas en ellos sin miedo ni medida. Este año ha llegado gente así a mi vida, y otros, también así, han seguido conmigo, aunque no siempre lo mereciera (Gracias).
Como siempre, he cometido muchos errores, pero por suerte… ninguno insalvable. He probado el sabor del asfalto y la arena… pero he conseguido levantarme aún ensangrentado. He aceptado que no puedes explicarle cómo es un anochecer… a quien solo ve blanco y negro, y he agradecido poder ver en color, aunque no los vea todos. De nuevo, la intuición se ha erigido como un poderoso consejero, y el corazón, como el más malcriado de los niños, me lo ha puesto difícil, no hay que hacerle caso cuando tu alma grita desesperada que huyas de un rincón en el que no se te quiere regar o refrescarte, sino que se te quiere dejar seco.

Mi casita fue de nuevo flotador me salvó en su momento de morir ahogado, y ahora renace conmigo. Sigue el viaje en la busca del otro hogar, y no dejaré que el miedo… me haga acabar dónde no debo.
Hay que remodelar cosas, hay que romper tabiques y hay que poner ventanas dónde antes solo tenía muros ¡y hay que abrirlas!, si el mundo te desgasta puedes cometer el error de creer que lo dibuja algo diferente al amor… y siempre es la clave. Cada vez es más fácil dejarte llevar por la decepción y la tristeza, con el alma humana en caída libre en bolsa, con nuestro planeta desangrándose por tantas heridas infligidas, por un cambio en la mentalidad que puede no solo llevarnos a una nueva etapa… sino a un pozo, parecen tan pocas las salidas para el ser humano que podríamos olvidar que la clave está en empezar con una sonrisa, y seguir con pequeñas acciones para ir haciéndolas grandes entre todos, deseando que colectivamente veamos la luz antes de que sea tarde.
Y sobre todo, digámonos qué y cuánto nos queremos, no ahoguéis esas palabras si son sinceras.
Os deseo lo mejor, no solo ahora, cada día, que tengáis amor honesto, salud y sustento, que seáis sinceros al miraros al espejo y que más allá de las arrugas, veáis lecciones, y en las canas sonrisas y recuerdos, borrando rencor y orgullo con cariño, curando heridas con besos, viviendo libres y sin miedo.
Gracias por estar ahí.
Un abrazo

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Abr
11
2018

Mi señora Galadriel

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Relatos o Versos     comentarios cerrados


     Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana, me crucé con una criatura mágica en uno de esos lugares oscuros que pueblan el Universo, me parecía tan curioso que algo tan hermoso estuviera allí… pero desde el primer momento podía verla, y no me refiero solo por fuera, sino verla de verdad, y podía sentirla, no solo por dentro, sino sentirla a mi alrededor, y no tardé en darme cuenta de cómo sus dedos me hacían cosquillas en el alma mientras hablábamos, y cómo las horas se esfumaban a su lado como la espuma del agua del mar entre mis dedos, cuando de niño jugaba a atrapar olas.
Desde el primer instante me dijo: “Me iré en cualquier momento, tendré que volar a cada rato, vivo en un sitio lejano, allí es mi hogar, y tú eres, en mi alma, tan solo un invitado.” Así que aprendí a disfrutarla bajo esas reglas, sabiendo que yo era un capricho efímero para ella, y así me enseñó que cada minuto juntos era un regalo, para ambos.
Y viajamos en sueños, y compartimos miedos, y esparcimos recuerdos, y encerramos lamentos.
Cuándo nos quedábamos sin aire nos respirábamos mutuamente, cuando se nos apagaban las alas, nos pensábamos, y podíamos seguir un poco más.
Me regalaba su sonrisa, me mostraba su boca y me permitía fantasear con ella, pero no tocarla. Naufragaba en sus ojos castaños y aparecía ella con su pelo corto, pero lo suficientemente largo como para rescatarme, y me miraba como si tuviera todas las respuestas, y yo… me quedaba sin palabras, ni ideas ni preguntas. Le sonreía y le decía “Mi señora Galadriel“, y ella me respondía con un gesto lleno de luz “Mi criatura mágica“.

Ella era Presente, ella era contención de planes, de sueños, ella era desear una boca sin saber si algún día podrás tocarla con la tuya, ella era verdad, estrella fugaz, ella era mi refugio contra el miedo, ella era un paraguas en mitad de una tormenta sin tregua.
Y así transcurrieron instantes robados a los días grises, donde nos confesábamos secretos, compartíamos momentos, creábamos colores nuevos, y abríamos juntos nuestros corazones, para que nos los congelara el viento del invierno.
Fueron 13 los días señalados, fueron 13 los días que ella tenía permitido salir del palacio en el que vivía.
El último día, sonó de nuevo la puerta, con los golpes rítmicos y dulces que anunciaban su visita, y al abrir sonriente encontré allí una maceta con una hermosa rosa roja, protegida por una cúpula, era como la de mi querido Principito. Sonreí, si bien no tardé en comprender el significado de aquel símbolo, apagándose la luz de mi rostro entonces.
Me resguardé en mi casa y lloré un solo día, uno completo, no sin sentir que en cierto modo, defraudaba a mi dama de luz.
Al día siguiente me enfrenté al mundo con mi mejor sonrisa, recordando lo vivido, la lección que aprendí deslumbrado por su alma, la lección que soñaba tatuarme con sus labios, y que sin embargo, tan solo pudo quedar grabada a fuego con los abrazos que soñamos.
Solo hoy, solo ahora, quien sabe qué nos traerá… el mañana.
Y no pierdo la esperanza, de que el mundo gire, y algún día ella vuelva de visita a mi alma.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Sep
12
2017

“Anything can happen”

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Desde dentro...     comentarios cerrados


(Cualquier cosa puede pasar)

Últimamente me siento en una encrucijada, pero no una de dos caminos… sino la unión de muchos más senderos de los que soy capaz de ver, y entre los que debo elegir. Intento tomarme mi medicación para no ver casualidades por doquier, intento no soñar despierto con besos imposibles, intento no darle rienda suelta a este corazón tan podrido de latir, y sobre todo, me centro en mi mantra de intentar siempre mantener la calma y seguir adelante, aunque sea despacio.

Contemplo criaturas celestiales y pienso si realmente hay “Una” distinta, única, especial y “para mi” o es todo tan solo el espejismo colectivo de una pertenencia imposible. Me pregunto si hay magia de verdad o el amor al final es solo un buen truco, esa ilusión a la que no le vemos las mangas y que no somos capaces de entender jamás, pero que es mentira. Quizás esos delirios fugaces sean todo, quizás algo perfecto no pueda ser eterno por definición, pues “Nada perfecto dura para siempre excepto en nuestros recuerdos“.

En días así siento que cualquier cosa es posible, desde apearme de este planeta por un atropello o un infarto, hasta conocer al amor de mi vida antes de que acabe el otoño, o incluso que ya la conociera de antes, de mucho antes, o incluso que pudiera dejar de creer en ella (La resistance! Eso jamás)… o que comience una nueva y apasionante etapa vital con mejor salud y mayor percepción de esa energía que creo, modela el mundo.
Todo parece importar tanto, y a la vez… dar tanto igual.

Aferrarte a las pequeñas cosas, redifinir más que la forma de andar. Como leía hoy en twitter, quizás no sea momento de pasar página, quizás haya que pasar el libro entero. Reencontrar esa melodía…

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados

Autor

  Cuaderno de bitácora de...

...un celtíbero errante, un androide defectuoso y con sentimientos, un yeti en calzoncillos en busca de otros eslabones perdidos, coleccionista de sonrisas y momentos que atrapar con el cazamariposas que los años ha tejido, pintor de acuarela en un día de lluvia, que con su sonrisa desnuda y la mirada perdida, te espera sentado al borde de un acantilado.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.