Archivo enero 2019

Ene
30
2019

¿Por qué adoramos a John Wick?

 Escrito a las 10:30     Archivado en: El Séptimo Arte, Gritos     Añadir comentario


Una de mis películas favoritas es John Wick (2014). Cuando la vi por primera vez en 2015 fue tras encontrarla después de leer algún comentario en la red y descargarla del BluRay americano, aún no había salido en España y… sorpresa, no había fecha para estrenarla en el cine. Después de verla no conseguía entender que una película así no hubiera sido el centro de atención de la cartelera, pero la realidad fue que la distribución fue un desastre y John Wick en España llegó directa a Televisión, y empezó a hacerse famosa al salir en Netflix. Sin embargo John ya había conquistado los corazones de muchos que la hicimos película de culto.

En esta primera película teníamos al sensacional Keanu Reeves (todo el mundo quiere a Keanu), y unos malos muy malos, un Michael Nyqvist que nació para hacer de ruso malo, y un Alfie Allen al que ya le teníamos algo de manía por Juego de Tronos, escoltados por Willem Dafoe como ese amigo que todo héroe necesita, y por Bridget Moynahan haciendo de la salvación perdida de John. Ya solo nos falta en la ecuación un perro… y cuando le cogemos cariño al perro, y le pasa algo, todos somos John. Desde ese momento, disparamos cada bala y sentimos cada escena de una forma especial.
La magia de la película la explica muy bien este vídeo, que además explica por qué John Wick cambió su género y es una película tan importante:

La segunda entrega mantuvo el nivel, y subió aún más la apuesta. Nos metió más a fondo en el maravilloso mundo de El Continental, y en el ampa que está mucho más organizada de lo que podríamos imaginar. Hay deudas de sangre, muchas facciones, y un respeto común por unas normas que hacen que todo no se desmorone.

Tampoco haré ningún spoiler, pero digamos que John incumple una de esas normas en John Wick 2 Pacto de Sangre (2017), lo que hace que sea excomulgado, y ponen un precio muy alto a su cabeza, por lo que todos los asesinos del planeta van a por él… y ahí es dónde nos dejan al final de la película, justo donde empezará la siguiente.
Claro, imaginad la expectación que hay por ver la 3ª entrega que llegará a los cines el 17 de Mayo de 2019. El trailer nos ha dejado a todos con la boca abierta y con ganas de reencontrarnos con uno de nuestros asesinos favoritos. Y es que como decía yo el otro día en twitter, John Wick podría matar a todos los James Bond que ha habido uno tras y otro, y solo necesitaría dos o tres cargadores. John es mucho John… y solo hay un Wick ¡Baba yaga!
El póster habla por si solo:

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ene
28
2019

El rencor que te retuerce

 Escrito a las 10:30     Archivado en: Aullidos, Desde dentro...     1 comentario


He de confesar que estas últimas semanas he pasado más veces de las que me gustaría por sitios que no debería transitar, sitios oscuros y vacíos, pozos para un alma que sigue caminando sabiendo que siempre hay salidas. El rencor hacia mi última pareja es difícil de gestionar, su comportamiento y sus acciones pueden ser comprensibles bajo su punto de vista, pero bajo cualquier otro… es tan duro ver a alguien que quieres escoger quedarse con un maltratador por miedo a estar sola, que me aterra que algún día protagonice alguno de esos lamentables titulares y yo ni me entere, el trato cordial nos está prohibido también por una persona que como los partidos políticos, promete mucho pero no puede esconder su verdadera y cruel cara. Pero bueno, siendo justos, mucha gente sufrió lo suyo cuando yo estaba con ella por eso mismo.

El amor, el rencor y el odio bailan un tango peligroso… supongo que solo el tiempo puede hacer olvidar esa amargura de haberte sentido engañado y utilizado, pero intento disculparme diciéndome que todo es muy reciente, hace poco más de una semana que ella se casó con él, con el loco malo, y no hace más de cinco o seis meses que ella forzó nuestra ruptura, supongo que influenciada por el lavado de cerebro de este sujeto que no tenía otra cosa qué hacer que irla desgastando hasta convencerla de que su locura y sus actos habían sido fruto de los celos. Cada uno hace sus elecciones y hay qué aceptar las de la gente que queremos, por duras que sean.

Debo perdonarme por las cosas que hice mal y al mismo tiempo ser justo y no olvidar que éramos agua y aceite, yo intenté mezclarnos muchas veces pero ella solo quería que yo me convirtiera en aceite, y que lo hiciera en unos plazos muy limitados, sin valorar mis gestos ni mis esfuerzos, yo me adaptaba a un mundo del que ella no quería cambiar casi nada… y hay que ser, ante todo, uno mismo. Si algo me encantaba de ella era su forma de luchar por todo, impaciente e inagotable, pero se obsesionó con una idea, y dejó de pensar en nosotros y cuidar la pareja, ya solo le obsesionaba un contrato imaginario, olvidando algo que teníamos ante nosotros y que yo creía real.
Al final había tanto miedo, ruido y desasosiego, que nos consumió sin remedio.
Ojalá mi intuición sea errónea, él sea lo que promete, y sobre todo, ella encuentre la calma que merece.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ene
25
2019

“¡Qué bello es vivir!” con El Kanka

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Música     Añadir comentario


Hay canciones que son ideales para sacarte de sitios oscuros, que despejan el cielo los días de lluvia, que le ponen sal a tu comida… que te suman, que te animan, que te recuerdan, lo bello que es vivir. Sensacional esta canción:

Regaladle esta canción a quien tenga un mal día, o para hacerlo mejor.
Seamos insoportablemente optimistas y felices, pues… Qué bello es vivir.


Qué bello es vivir
a mí me gusta cada cosa
que la vida nos ofrece
el placer me reconforta
el dolor me fortalece
disfruto cada segundo
y cada segundo que viene
cuando pienso que disfruto
mas disfruto lo que viene
y como me gusta recrearme
disfrutando de cualquier soplo de aire
y como me alegro de encontrarme
tan alegre tan feliz tan despreciable
qué bello es vivir
cuando me asomo a la ventana
y veo el mundo por la mañana
a mi es que se me alegra el alma
y tengo que sacar el karma
para brindar por esta vida
que esta tan bien fabricada
y saco también el confeti
y voy bailando por mi casa
y como me gusta recrearme
disfrutando de cualquier soplo de aire
y como me alegro de encontrarme
tan alegre tan feliz tan despreciable
qué bello es vivir
qué lindo es amar
yo te quiero a ti
tú me quieres mas
qué bello es vivir
qué lindo es amar
yo te quiero a ti
tú me quieres mas
aplaudir a dos manos milagro alegría
por dios ni yo mismo me aguanto
pero qué bello es vivir
aunque la vida me maltrate
de la forma más espeluznante
yo saldré cada día a la calle
con mi sonrisa más grande
y aunque nadie me soporte
esta felicidad absurda
y me echen de los bares
y hasta mis padres me huyan
es una rara enfermedad mental que todavía no se ah diagnosticado
y es el efecto de alguna cosita que yo sin querer me haya fumado
qué bello es vivir
qué lindo es amar
yo te quiero a ti
tú me quieres mas
qué bello es vivir
qué lindo es amar
yo te quiero a ti
tú me quieres mas
aplaudir a dos manos milagro alegría
por dios ni yo mismo me aguanto

¡Temazo tía!

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ene
23
2019

No Angel (II)

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro..., Relatos o Versos     1 comentario


Pasó tanto tiempo desde las 00:20 que dijo que venía hasta la 1:20 que llegó… que llegué a pensar que era todo una broma pesada y que debía meterme en la cama.
Mientras tanto, vi algún vídeo de monólogos en el portátil y eché alguna partida en el móvil. Quería que el tiempo pasara rápido… y si se hacía muy tarde y era todo una broma, pues me llevaba un rato entretenido, una ducha profunda y revitalizante, y un recuerdo. Estaba considerando el dormirme, y de repente, escuché unos golpes tímidos en la puerta.
Abrí lentamente y allí estaba ella sonriente, con unos ojos preciosos y una sonrisa nerviosa. Su melena recogida y rizada era tan sensual, aquel lunar le daba tanta personalidad, y era de mi altura con tacones. Llevaba un vestido de una especie de raso marrón que dejaba ver su espectacular cuerpo, y su escote descubría aquel perfecto tesoro que me había dejado con la boca abierta en la foto que me había enviado desde la ducha.
Hola… pasa. – Le dije tembloroso. – Me parece increíble que estés aquí, llegué a pensar que era todo una broma, o un sueño.
Ella pasó y se notaba en su forma de moverse sus nervios.
Yo no hago cosas así nunca. – me dijo. A lo que respondí: Sí, lo sé, yo tampoco, vaya dos nos hemos ido a juntar.
Se sentó en la cama y mientras nos mirábamos fijamente, comenzó a relajarse. A los dos minutos de haber llegado ya la notaba mucho más tranquila, y se quitó la chaqueta y se descalzó. Contemplarla era un espectáculo. Su manera tan sensual de moverse, la perfección de su piel, su boca con unos labios grandes y carnosos, su piel ligeramente morena, su sensacional escote. Pero sobre todo, nuestras miradas cruzándose, aquel modo de quedarnos perplejos, recordando a dos enamorados, pero más “presente” quizás… perderme en aquellos ojos, era perfecta y plena paz.
Estuvimos hablando un buen rato, vimos juntos Hong Kong desde la ventana, hablamos por encima de la vida y sus cosas, de trabajos y de momentos vitales, pero sin entrar en sitios molestos como el que ella tuviera pareja y un hijo, y yo repasar lo que había sido un año muy complicado para el corazón y el alma.
Le di un beso en el hombro, yo estaba tan nervioso como ella, y no dejábamos de mirarnos sin comprender aquel guiño del destino, aquel encuentro tan extraño y especial de dos hispanohablantes en una ciudad de 7 millones y medio de habitantes, aquella magia fugaz conectándonos.
Y llegó el ansiado momento en que me besó. Aquellos enormes labios eran un abrazo, eran un nórdico, eran deseo… y hacían que yo me sintiera novato e indefenso ¡Yo! Mis labios decidieron que estarían a la altura y que no se iban a amilanar, y se entregaron sin miedo… saltaron al precipicio de aquella sagrada y celestial boca.
 
Bailamos… acariciar su piel fue descubrir de nuevo el tacto, tantear la perfección de sus formas era como un poema inédito de Neruda, el olor de su boca, de su pelo, de su cuello… su piel de gallina cuando le besaba en los sitios adecuados. De su cuello bajé a los hombros como una excusa perfecta para deslizar con mis labios sus tirantes, primero el derecho y luego el izquierdo, el vestido se resbaló y quedaron sus pechos al alcance de mi boca, y los besé con pasión mientras escuchaba su respiración acelerarse un poquito más, y no paraba de recorrer su piel, no podría cansarme de aquello, bajando por su barriguita mientras se reía por las tensiones liberadas y las cosquillas que le producía mi barba.
La puse de pie para dejar que el vestido se cayera al suelo, y aproveché para deshacerme también del tanga. La tumbé en la cama y volví a empezar en su cuello, aunque esta vez tenía claro mi objetivo. En unos segundo recorrí un cuerpo tan familiar pese a la novedad, de los hombros a los pechos, al ombligo, a los muslos… y aunque le daba un poco de vergüenza, fue más rápida y decidida mi lengua que cuando quiso darse cuenta ya exploraba su sexo dejándola indefensa ante mi.
Y así pude aprender sus ritmos, lo que le gustaba más, mirando de vez en cuando hacia ella y admirando la forma de sus pechos, seguí trabajando en un ritmo que elevara sus bioritmos. En medio de aquella pasión me susurró que se iba, que se iba, y yo seguí pues quería sentir en mi boca el temblor final de su cuerpo… y así fue, un espasmo perfecto, sintiendo en sus músculos la explosión a la que ponía melodía con sus gemidos. Pocas cosas me gustan más en la cama que sentir eso… y ese fue su primer regalo aquella noche.
 
Yo no podía pedir nada, ella tampoco podía dar, y sin embargo, me dio todo.
Era de esos labios por los que saltarías al vació sin paracaídas, feliz y sin miedo.
Bailamos, hicimos el amor y disfrutamos hasta que mi ángel quiso plegar sus alas.
Yo le habría hecho un hueco en mi cama de hotel, pero ella quería volver al nido de su casa alquilada.
Ambos nos despedimos sin saber si nos volveríamos a ver, ni cuando… ni dónde.
Aquellas horas juntos, aquellos momentos perfectos, se convirtieron en un tatuaje en mi alma, que no querré borrar nunca.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ene
21
2019

¿Realmente eres buena persona o sólo lo crees?

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Reflexiones     1 comentario


Hace muchos años, yo tenía la sensación de que aún teniendo mil fallos, yo era un buen novio. Claro, esa medalla no me la puso nadie, lo pensé yo, me autoproclamé “buen novio”, y asumí que eso sería extensible a futuras parejas. No podía ser mayor mi error. Muchos años después, tras pasar un tiempo sin una pareja duradera, asumí que no solo no era buen novio entonces, sino que quizá, tampoco lo hubiera sido antes, o que era algo que había olvidado, y que no era como montar en bici (tuve que hacer un curso CCC de “Ser buen novio” y no me enviaron los capítulos finales). O quizás sí fue buena pareja por momentos, pero eso no debía responderlo yo, ni mi pareja, sino algún tipo de juez imparcial, y si Dios existe está más ocupado planificando la venganza por lo que le estamos haciendo a Gaia que atendiendo mis auditorias sobre mi capacidad de ser una pareja válida y atenta.

A lo que iba, es que me he cruzado con varias personas que reconocen abiertamente, y sin lugar a dudas, que son buenas personas. Me choca mucho esa frase, es como esos que dicen “Soy muy amigo de mis amigos“, es que chata… si fueras muy amiga de los amigos de otra persona serías un ídolo digno de salir en la tercera temporada de Stranger Things, fluctuando entre dimensiones a tu antojo. Sé que la culpa es implacable, y que me culpo por muchos errores de todo tipo y sigo aprendiendo a perdonarme, pero por muy bien que lo hiciera los próximos 20 años, lo máximo que yo llegaría a decir, sería “intento ser buena persona“, porque afirmar que eres buena persona… me parece más osado ¿no creéis? Es como decir “Soy un amante cojonudo“, eso puede estar bien para una pareja, pero quizás otra piense que eres realmente lamentable, son cosas que son relativas a las personas con las que interactuas… unos pensarán que eres un gran amante, y otros que no, unos pensarán que eres una gran persona, y otras, quizás tengan sólidos argumentos para demostrar que no es así.
Así que mi briconsejo de hoy, es que si estás seguro de ser buena persona, piénsalo dos veces guapi. Alguien más sabio que yo dijo una vez que tenemos la conciencia tranquila es porqué tenemos muy mala memoria. En mi caso, os juro que es así.

Supongo que todo eso tiene mucho que ver con la autoestima que tengas, y esos fenómenos de sobrecompensación que se suelen dar en las personas inseguras, que son las primeras que se sienten feas, aunque sea todo lo contrario (además, la belleza también es subjetiva ¿no?). Hay casos pavorosos… el otro día me culpaba de algo una amiga cuya virtud es cagarla a lo grande, y que si le preguntas a ella sus cualidades te dice que es “inteligente, hermosa, sensible, divertida y caga ferrero roché”. Por un instante pensé en discutirle sus argumentos, luego me di cuenta que de nada serviría explicarle que yo no era culpable, y que podría mirar en el espejo… todos nos enfrentamos continuamente a la oportunidad de asistir a clases magistrales sobre la vida, y mientras las ignoramos las saludamos al grito de “weeeeeeeeeeeeeee”.

Según cumples años solo que sabes que no sabes nada, y sin embargo… la osadía del idiota, hace que afirmes a menudo con mayor rotundidad.
Sé que no soy una buena persona, pero tampoco soy mala. Sé que no soy el mejor amante, pero hago lo que puedo.
Y sí… a veces tengo la oportunidad de aprender algo importante, y en su lugar, me echo una partida en el móvil.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Ene
18
2019

Lágrimas en la lluvia

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Desvarios     comentarios cerrados


“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.”

“I’ve seen things you people wouldn’t believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near the TannhäuserGate. All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die.”

Este fragmento de Blade Runner (1982), es uno de los más conocidos de la historia del cine. Y para los amantes de la ciencia ficción es puro culto, e incluso tiene su propia entrada en la wikipedia: Lágrimas en la lluvia. El otro día me dio por poner una foto en Instagram de la figurita que venía con la edición limitada que en su día, me regaló mi querida Tharsita.
Supongo que escuchar esas palabras, sin sentir un escalofrío por la espalda, es la mejor prueba que puede haber de que no eres humano ¿no?
 
 


 
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados

Autor

  Backup mental de...

...un ser humano normal, sin aparentemente nada llamativo ni destacado... salvo quizás una visión diferente del mundo, coleccionista de sonrisas y abrazos, que intercambio por buenas conversaciones. Normal... salvo que puedo ver tu alma en tus ojos, que era gallego antes aún de haber nacido, que tengo tanto que ofrecer y tantos colores con los que pintar... que estoy seguro de que vale la pena conocerme.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.