Archivo febrero 2016

Feb
29
2016

El Mar es Madre, el Mar es Vida

 Escrito a las 22:00     Archivado en: Bajo el mar, Desvarios     comentarios cerrados


En el mar nació la vida. Por ello es un pozo de secretos y es capaz de definir y alterar la vida de todos los seres que habitamos Gaia. Es un medio que alimenta al hombre, y a la vez, es la mejor muestra de las barbaries que nos harían, en un juicio justo, merecedores de ser expulsados de este planeta.

Cuando haces submarinismo, el mar decide qué te ofrecerá ese día, tú tan solo puedes disponer tu mejor actitud, y disfrutar lo que te ofrezca con gratitud y humildad. Y del mismo modo que es capaz de quitarte todo, también puede devolvértelo. Poco a poco he ido aprendiendo que cuando tienes un mal día, debes volver cuanto antes al agua, pues te espera parte de lo que perdiste.

Tortuga

Hay inmersiones vacías, en las que parece no haber nada, y hay otras, en las que los animales parecen ir en filas más largas de las que podrás contar al salir del agua. Hay días en que respiras mal, por nervios, enredarte con fotos o no dejar fuera del agua todo problema, y esa mala respiración desencadena un terrible dolor de cabeza. Ese dolor te quita la fuerza y te inutiliza, y te recuerda que debes volver al mar cuanto antes, empezando siempre de cero. Si al volver dejas atrás todo, y bajas simplemente tú mismo, con tu respiración, recuperarás el control de tu cuerpo, tu cabeza y la satisfacción de haber reencontrado algo perdido.

Pocas plenitudes son comparables a cuando el mar salda su deuda, a cuando te cuenta un secreto, a cuando te hace un regalo sin esperar nada a cambio más que una sonrisa y un poco de respeto.

El mar es madre, el mar es vida.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Feb
23
2016

Los timos de ValueBasket & eGlobal y por que no debes comprarles nada

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Gritos, Sociedad     comentarios cerrados


Quería compartir con vosotros una experiencia curiosa que he vivido estas últimas semanas.
Si vas a comprar una cámara de fotos y buscas en el comparador de Google Shopping, verás dos tiendas que estarán habitualmente en las mejores ofertas, muy lejos de las demás. Si hacemos una búsqueda de la Olympus TG-4, por ejemplo, podremos ver esto fácilmente:

Google Shopping

En Amazon ronda los 350/400 €, y sin embargo tanto en ValueBasket como en eGlobal la tendremos en 280 €, un 25% más barato.
¿En dónde está esa diferencia? Pues bien, yo creo que ellos negocian con tu pedido, y uniéndolo a otros, obtienen el descuento que te ofrecen ¿Qué sacrifican? Pues servicio y tiempo, por un lado no podrás hablar nunca con ellos por teléfono, y los emails tardarán varios días en responderlos. A la hora de cobrarte, lo harán el mismo día en que hagas el pedido, pero sin embargo, tardarán semanas en tan siquiera procesar el pedido. En mi caso, una semana después, el pedido seguía esperando a ser procesado, y en teoría el tiempo de envío es muy superior al de procesamiento. Un pedido puede tardar un mes o dos en llegarte.
Siempre mienten, te dicen en un email “te haremos la devolución del dinero de 3 a 5 días laborables“, lo que puesto en práctica, y según su extraño idioma, son dos semanas. Lo mismo sucede con el envío, “de 3 a 5 días” y sin embargo, dos semanas después no había salido. Por suerte para mi, será una incógnita saber cuanto tarda en hacer el viaje el producto comprado, pues viendo el percal y que no iba a tener mi cámara a tiempo tuve que dar un timonazo.
Si puedes esperar esas semanas, este tipo de proveedores podrían ser una opción (muy arriesgada, eso sí), pero como necesites algo… te desesperarás sin obtener el menor progreso, sin poder llamar a nadie ni que nadie te ayude, y sentirás una impotencia que hará que evites este tipo de empresas con toda tu alma. ¿Y la garantía? Te dicen que 24 meses, pero viendo su nula capacidad de gestión, podría ser terrible tener que echar mano a una garantía con empresas así.
Leí por ahí, eso sí, que las devoluciones casi siempre acaban llegando, así que sé paciente. Si has llegado hasta esta página puede ser por que un pedido tuyo lleve muchas semanas en proceso, quizás puedas cancelarlo, siempre a través de un mensaje de soporte desde el formulario a tal efecto, ni siquiera intentes lo de el teléfono. Las respuestas llegan desde support@valuebasket.com, por lo que quizás puedas escribirles ahí, aunque no espero que respondan.
Así que paciencia, a recuperar tu dinero como puedas, o esperar hasta que te llegue algún día, y sobre todo, a correr la voz con tus amigos para que nadie caiga en la trampa de la “compra barata”, que no malísima. No pensaba yo que acabaría echando tantísimo de menos el excelente servicio en general que ofrece Amazon, más frío que una tienda, pero eficaz, rápido y ágil.
En fin, espero ayudar a alguien, y aportaros una información contrastada y útil.
Un saludo

Más información:
— Facebook: Cuidado si vas a comprar en valuebasket.es – Value Basket España
— Facebook: Web oficial de ValueBasket (con numerosas quejas)
— Facebook: Web oficial de eGlobal (con numerosas quejas)
— Artículo de blog: Eglobal Central: una compra arriesgada

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
comentarios cerrados
Feb
16
2016

Con los pies y mis recuerdos inmersos en la arena de mi playa

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro..., Mi Camino..., Miña Terra     4 comentarios


El pasado es un sofá en el que no me gusta acostarme a menudo, pues te puedes acabar sintiendo tan cómodo en él, que desearías quedarte a vivir ahí. Tras una vida repleta de echar de menos personas que ya no existían, por haber cambiado de esfera o de planeta, un gran día aprendí que mirando al frente corres menos riesgo de tropezar, disfrutas más del viaje y tienes la oportunidad de dibujar cosas maravillosas, no sin equivocarte, no sin tropezarte.
Pero por mucho que he querido mirar al frente, a veces la vida te obliga a mirar atrás, a recordar olores, momentos, sentimientos y personas, a mirarte en un espejo en el que te das cuenta, eras muy distinto, a viajar a otro momento del tiempo que se te ha dado.
Comencé este año volviendo rumbo al Sur, a Alcalá la Real, un pueblo prodigioso donde tuve la fortuna de pasar los mejores dos años de mi infancia. Allí, mis compañeros de 2º de EGB aún me recordaban, y especialmente, una niña con la que compartía mis juegos cuando vivía entre olivos. 33 años separaron aquel abrazo que honestamente, yo pensé que jamás se produciría, perdida ya toda esperanza de reencontrarme con aquella simpática rubia de ojos azules y gran acento “andalú”. Me equivocaba, tuve mi abrazo.
Alguna vez os habré hablado de mi sitio favorito del Universo, esa playa de Bastiagueiro donde tantas veces he creído hablar con Dios, todo un lujo siendo tan ateo como yo. Allí escribí mis primeras historias de amor, lloré hasta quedarme seco, imploré algún beso a la luz de sus estrellas e incluso estrené mi primer coche, siempre he querido compartir momentos mágicos con mi playa, y si algún día me caso, tendré que llevar a la que se convierta en mi adorada criatura a ese rincón para que los Dioses la bendigan como merece.
Allí conocí a mi primer amor, la mujer del pelo rojo, la boca de oro y los ojos verdes que esclavizó mi corazón durante 187 días, por aquel entonces pensaba que había cosas que se podían medir, y no era así. La primera vez que la besé es probablemente, el recuerdo que más veces habría repetido en caso de que existieran las grabadoras de momentos, no se olvida un primer beso así. Recuerdo, ya vagamente, mil cosas, pocas con orgullo. Me sentí como un mortal que una diosa había bajado a acariciar envuelto en nubes, y supongo que no tardó en verse lo humano que yo era. Yo no sabía usar la boca más que para besar, aunque no lo hiciera mal ya por aquel entonces, pero mis manos eran torpes y vergonzosas, y según me hice hombre o semidios pensé alguna vez si con lo que aprendí años después habría mantenido aquella diosa a mi lado, pero aquello no era un final… sino un comienzo, allí comenzó mi vida adulta.
La ruptura me pilló en plena selectividad y en lugar de obtener nota para hacer Arquitectura, tuve que considerar planes alternativos debido a mis pésimos exámenes… lo cual, por otro lado, fue un gran regalo, que ella me hizo sin saberlo, pues me llevó por un camino mucho más entretenido que el de la arquitectura. Pensé que no lo haría, pero sobreviví al apocalipsis de la ausencia de sus besos, y mi insistencia por recuperarla hizo que acabara por dejar de hablarme, no podría culparla. Morí y resucité muchas veces, pero supongo que jamás se olvida el primer amor ¿no?
El día que me hicieron mi oferta de trabajo en Madrid me crucé con ella, y aquel día, muchos años después, volvió a saludarme.
Una década después nos cruzamos de nuevo en una de mis visitas a mi tierra, en un concierto del maestro Sabina, y en una charla en la que me sentía furtivo, avergonzado y extraño, pude darle mi blog ofreciéndole de paso mi amistad para lo que necesitara, sabiendo que para ella era fácil de olvidar al ser una gran canción de Joaquín, una pasión musical de las que compartíamos. Imagino que tiempo después se acordó y pasó por aquí, y de aquí llegó a mi twitter, por donde nos hemos mandado algún mensaje de vez en cuando, y por el que me ha gustado ver de vez en cuando si estaba bien o si alguna palabra mía podía hacer que se sintiera mejor. Y ya solo quedaba un paso, por twitter… no hace mucho, le di mi móvil, y hace poco intercambiamos unos primeros whatsapps, un medio destinado a reemplazar las dulces cartas manuscritas y los cada vez más nostálgicos emails.
El pasado Sábado, nos contábamos batallitas y recordábamos a través de mensajes aquellos tiempos, sin viva voz ni acento gallego, y me sentía a la vez afortunado por vivir un momento así, algo que hace unos años me parecía imposible, y nostálgico de aquella época en la que todo era tan diferente y los jóvenes sentimientos parecían un volcán en erupción ¿En qué me parezco a aquel chico que “hablaba con Dios” en su playa de Bastiagueiro? ¿Qué queda de él en mi? Ella, en aquel entonces, vivía a pocos metros de aquella playa, la que se convirtió en mi mejor confidente y en cuya arena he escondido mis mayores secretos.
Suelo perdonarme haber sido un crío, haber dejado escapar a grandes mujeres, pero soy ecuánime y también me felicito por todos los pulpos y nécoras que devolví al mar antes de que acabaran conmigo. No es fácil madurar, aprender a ser persona antes que hombre, y aunque el miedo nos hace estúpidos, la ilusión por ser mejores nos hace humanos. Quizás haya perdido parte de la bondad e inocencia que tenía por aquel entonces, cuando me daba vergüenza desabrochar un sujetador o abrirle a la gente el corazón. Lo malo de sembrar trocitos de tu alma en las manos de otras personas es que muchas los tirarán al suelo, pero si evitamos dejar de sonreír, acaban por regenerarse.
No sé si la vida me brindará la oportunidad de darle un abrazo a la versión adulta de aquella diosa que marcó mi vida regalándome un rumbo mágico que me llevó a Madrid y a medio mundo. Somos lo que somos por cada una de nuestras intersecciones, y me encantaría darle las gracias por lo que supuso para mi viaje.
Pero el Destino siempre tiene un plan, y mi papel en él quizá sea soplar para llenar su vela, y que surque un mar que la lleve a su felicidad más plena, o tan solo ese abrazo con el que pueda contar si algún día se queda sin aire ni fuerzas.

 
Bastiagueiro
Cuando buscaba imagen para mis palabras me crucé con esta fotografía mágica que hace que me sienta como si estuviera allí. Qué ilusión saber que era de mi querida SuperKarmen, un patrimonio de la Coruña y un prodigioso ojo fotográfico. Con su permiso la cuelgo aquí, y os invito a seguirla: FacebookTwitterFlickr500pxInstagram
¡Gracias bonita!

 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Feb
12
2016

Libélulas y hadas

 Escrito a las 18:18     Archivado en: Citas     2 comentarios


 

“…Pasa el tiempo y el cirujano no logró dar con el alma,
el soñador sigue confundiendo a las libélulas con hadas.
Y nosotros nos estrellamos contra el muro de nuestros deseos
y afinamos cada día, por si acaso, las guitarras…”
 
Jose Ignacio Lapido
Ladridos del perro mágico

 

 

 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Feb
11
2016

Besas muy bien

 Escrito a las 17:30     Archivado en: A5, Relatos o Versos     4 comentarios


Besas muy bien — me dijo
Gracias, tu tampoco besas mal — repliqué, buscando ser picajoso y no demasiado estúpido.
Vaya, el creído ha respondido ¿Qué nota me darías? — me dijo, y por su tono, se mascaba la tragedia, pero qué cojones le voy a hacer, me encantan los naufragios.
Bueno, esas cosas no se valoran con una simple nota… pero un 7. — respondí. Al final, pese al inevitable hostión que se estaba fabricando con mi nombre, decidí salvar un poco los muebles y darle un punto más de lo que merecía, pero no fue suficiente, y se indignó.
Ah, vaya ¿Sólo eso? En fin… ¿Y has conocido a algún 10? — preguntó inquisidora.
Pues dos o tres, la verdad, no es algo que abunde — respondí tranquilo, recordando para ello que a mi lado tenía una aventura y no a la hipotética mujer de mi vida, ella sería una reina de dieces, no por la forma, sino por el fondo, no por la plasticidad, sino por el sentimiento tras ello.
¿Y nueves? ¿Cuantos has encontrado? — siguió preguntando, obviamente, aún no estaba a salvo.
Pues 5 o 6 supongo, aunque pudo ser fruto del momento y que lo hubiera idealizado todo… los dieces son aquellos labios que pruebes cuando los pruebes, te saben a cielo, son ese sofá en el que te caigas como te caigas, te sientes cómodo y nunca te haces daño — repliqué muy tranquilo.
Anda, mira, si ahora al niño moquito le ha entrado la vena poética — ironizó — Al final conseguirás que me sienta afortunada por tu valoración. — prosiguió con retintín
Y como no me gusta sentir que se ríen de mi, pasé a la ofensiva.
Deberías — dije tajante
¿Qué quieres decir? — dijo molesta
Pues eso, que no es mala nota, generosa, diría yo — añadí tranquilo, con el hielo invadiendo mis venas.
¡Serás idiota! ¡Prepotente! ¡Machista! — dijo ya más alterada, mientras se levantaba de la cama
¡Gay! ¡Facha! ¡Honesto! — sumé a su lista
Empezó a vestirse y le di un minuto para que se calmara. Luego, empecé a arañar su espalda buscando causarle algún escalofrío que la debilitara. Me incorporé y la besé en la columna, y pude sentir en mis labios su piel de gallina.
Venga tonta, que estaba de broma. — le dije con voz melosa
¡Idiota! — respondió, como una olla a presión liberándose con un silbido del aire que aún le queda dentro.
Se detuvo en el proceso de vestirse, y no solo dejó de subirse las medias, sino que también se quitó de nuevo las braguitas para dejarlas en la mesilla. Se tumbó a mi lado y se quedó mirándome fijamente. De vez en cuando, un “idiota” a modo de susurro se le escapaba como si se tratara del ruido de su respiración. Puse mi mano en su hombro y fui bajando acariciándola, primero su brazo, siguiendo con su pecho, luego su cadera y finalmente haciéndome hueco entre sus muslos. Como si fuera un cliente ante un mostrador, empecé a jugar con su “timbre”, siendo el sonido un brillo en sus ojos, y la respuesta unas contracciones por todo su cuerpo preguntándome que qué quería.
Volví a besarla como si no la hubiera besado nunca, o como si nunca más, pasada esa noche, fuera a volver a hacerlo.
Tras un prolongado intercambio de besos me miró sonriente y brillante, y me dijo:
Besas muy bien.
Y volvimos a empezar.

 
Boca
IMAGE: By Ajor933 “une bouche” [Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported l], via Wikimedia Commons
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Feb
9
2016

Amores eternos, que duran lo que dura un corto invierno

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desvarios     4 comentarios


Cuando escuché por primera vez esa canción de Sabina no imaginaba que acabaría comprendiendo tan bien sus matices. Existen mil modos de dibujar con palabras a aquellas mujeres que se han cruzado por mi vida, con algunas bastarían unas breves líneas, y con otras necesitaría libros extensos que se quedarían cortos. Más allá de todas las pasiones que he tenido, mi mayor hallazgo en esta vida ha sido el confort del sofá de unos labios en los que te sientes como en casa, y es en ese campo de batalla, donde he librado mis mayores conflictos personales y obteniendo mis más enriquecedoras victorias y mis más dolorosas derrotas.

Le di mis noches y mi pan, mi angustia, mi risa,
a cambio de sus besos y su prisa;
con ella descubrí que hay amores eternos
que duran lo que dura un corto invierno.

Estoy cansado de ver señales donde no existen. Que si aquella chica que yo “había buscado tan lejos y vivía a 30 metros de mi casa” de hace un par de años (luego vendría otra peor…), o la más reciente, que aún escuece, que yo pensaba sería un curioso final pues tras conocerla desde hace 12 años, se postulaba como un proyecto de futuro, y sería una de esas ironías que a mi amigo el Destino le gusta tanto plantar frente a mi.
No, no era esa la lección que pretenden darme mis amigas las Parcas, no, es precisamente a través del cansancio, del agotamiento, que quieren darme a conocer una verdad simple: solo existe el ahora. Tras la desgarradora herida de desprenderse de gente nociva, llega la otra verdad, la más escondida.
No puedo proyectar una vida sin antes fluir con mayor naturalidad, sembrar semillas para ver germinar la planta, lo realmente duro no es conquistarla, sino cuidarla y crear juntos un huerto. Que no me quejo, pero supongo que en mi siempre latió el clásico amor de antes, de compartir media vida, y construir mil castillos, y me ha pillado por sorpresa el amor Apple, que por muy bien que lo cuides, acaba quedándose sin batería a los 5 años. Y ni eso, eso era antes, ahora no consigo pasar de los dos meses, pero quizás siga aprendiendo a amordazar sueños y evitar falsas promesas, a sentir y vivir solo en ese instante en que me besan.

Al final aprendes que te conformas con algo simple: que sea verdad.
Demasiadas mentiras, hipocresía y necesidad enlatada hay en el amor.
No hay que dejar de soñar con algo fresco cual lechuga,
y apasionado cual bol de fresas con nata.

He encontrado un vídeo que me viene como anillo al dedo… con la canción del maestro

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!

Autor

  Post-its desordenados de...

...un ser humano normal, sin aparentemente nada llamativo ni destacado... salvo quizás una visión diferente del mundo, coleccionista de sonrisas y abrazos, que intercambio por buenas conversaciones. Normal... salvo que puedo ver tu alma en tus ojos, que era gallego antes aún de haber nacido, que tengo tanto que ofrecer y tantos colores con los que pintar... que estoy seguro de que vale la pena conocerme.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.