El oasis final

8 de agosto de 2014 en A5, Desde dentro..., No Love Free, Relatos o Versos 3 comentarios

Y aquel día, sin anuncios ni intuiciones que avisaran del encuentro, llegó ella.
Me sentí cómodo en sus ojos desde el primer instante, y aunque ella para mi era un enigma, yo para ella, quizás no tanto. Había seguido todas mis huellas, las que durante años dejé en la red, y recordaba incluso cosas que yo creía haber olvidado, sabía tanto de mi que me daba incluso miedo, aunque del bueno.
En sus ojos podría perderme, o encontrarme, no había fondo, y cuando intentaba hacerme mentalmente fuerte ante tan fabuloso rival, apareció su sonrisa para romper en mil pedazos todas las cadenas con las que ceñía a mi pecho el caparazón.
Ella era fresca y cálida a la vez, inteligente, única… sus pensamientos transitaban libres, y me sentía un troglodita intentando comprender qué dibuja un arquitecto, pero necesitaba hacerlo, y sabía que con tiempo y cariño, conseguiría conocerla tan bien como una persona cree conocerse a si misma, o como ella parecía conocerme a mi. Y pese a todo… ella quería estar allí, conmigo ¿Cuales eran sus secretos e incógnitas? ¿Al probar sus labios iría al infierno o al cielo? Estaba claro que renunciar a intentar alcanzarlos no era una opción…
No me importaba mucho su escote, aquellos pechos, fueran como fueran, serían los últimos que yo besara, y en el mapa de lunares de su cuerpo me perdería una y otra vez, ya no buscaría tesoros en otros lugares y haría de aquella isla, mi hogar. Los vaqueros ajustados definían unas piernas y un culo más que interesantes, aunque dejé de mirarlos cuando me atrapó el imán de sus ojos, y las dos o tres veces que vi sus pies me parecieron delicadas piezas de porcelana, uno de esos signos que me indicaban que me estaba… ¡No puede ser! ¿Qué me había hecho?
Esa gracia innata, esa belleza en cada gesto, esa forma de envolverte en su manto.
No sé cuando supe que estaba perdido, que ya era suyo, le llevó dos horas conseguir lo que otras no habían logrado en años. Tenía más miedo del que quería admitir, me sentía desnudo y vulnerable… pero con la última fuerza de mi inútil resistencia le dije con mi mirada que deseaba, con pasión, quedarme a vivir en el oasis de sus ojos… para siempre, y ella me sonrió.

El oasis final
Image from Stockvault. Called “Thousand Islands Scenery – Lavender”, from Nicolas Raymond (thanks)

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!

3 Comentarios

  • Rayo de Luna
    8 de agosto de 2014

    Hoy no es martes… a las 7, este maldito mes me tiene despistada, en estas horas de calor se agracede leer, una historía tan peregrina y genial, el amor a primera vista

  • Angela
    11 de agosto de 2014

    Cuando escribes así…eres simplemente irresistible…! Un super abrazo!

  • Bruma
    20 de agosto de 2014

    Y ese final no es más que el principio… ;)

Autor

  Post-its desordenados de...

...un Ave Fénix reincidente,
Elfo de los bosques gallegos,
un mutante psicohistórico Fundacionista buscando respuestas, un Elemental del Aire enamorado de la Tierra, un ser... qué, de vez en cuando, con el corazón en la mano, juega a pintar nubes y adiestrar libélulas, ejerciendo de Vela por horas. Reflexiones, desvaríos, tecnología, sociedad & coitus interruptus, entre otros.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Página en Google+ de este Blog
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • La música que escucho...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi canal de YouTube
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Selección de 500px
  • Battlefield Battlelog User
  • Mi tumblr personal...
  • Añádeme en Skype
  • Aprende a bucear con...
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Un tumblr muy picante...
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.