Archivo 11 de septiembre de 2012

Sep
11
2012

¿A quien debes conservar a tu lado y a quien no?

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desvarios     10 comentarios


Estas últimas semanas se me han planteado algunas encrucijadas en lo que a relaciones se refiere. Por diferentes motivos, una serie de amistades están en la cuerda floja, para sobrevivir o revitalizarse yo debería hacer algo, aplicar más ilusión y esfuerzo, y una primera pregunta sería ¿Merece la pena? Esa respuesta es tan compleja como cada persona… hay quien te enriquece, hay quien te mengua.
Estos son mis tres casos:

– En un caso, una amiga que no sabe lo que quiere. Ahora vengo, ahora voy, ahora eres mi pañuelo, ahora “cásate conmigo”, ahora me hago la víctima, ahora parezco cuerda… durante años he disfrutado de la mejor parte de ella, pero sus incoherencias agotan, y cuando ves que se forma un tornado a su alrededor, no quieres verte atrapado por él. Hace poco me dijo “Me has decepcionado y no quiero verte, iré a Madrid… pero no quiero verte“, victimismo clásico que busca ruegos. Y de forma natural se me escapó un “Cuídate mucho“, sin preocuparme ni de su decepción ni su cordura, ni el espejo distorsionado que tiene en el ombligo y con el que ve el mundo. A veces hay que saber dar un paso atrás, y aceptar la partida de personas que cruzan tu vida, pues de quedarse en ella mucho tiempo podrían dejar tu mundo desierto. Con algo de pena, pero decidido: dije adios.

– En otro caso… cómo explicarlo… ¡Todos cambiamos! Sí, cierto, pero no siempre a mejor. Este verano (re)aprendí, que en lugar de cruzar un muro de piedra a cabezazos, es mejor saltarlo, o evitarlo. Hay personas con las que puedes hablar de todo y personas que CREEN que puedes hablar con ellas de todo; de esto último he tenido dos casos muy importantes en mi vida, y me ha dado mucho miedo convertirme en uno de ellos. Uno de los peores desamores es la decepción de alguien a quien veneras. Ves como cada acto te hace creer menos en esa persona, lentamente, cómo se cree sus propias mentiras, cómo deja de ser una luz blanca… y se vuelve roja. Sólo el tiempo ayuda a digerir algo así, el resultado… una persona incapaz de escuchar que ha cambiado, que solo cuando necesita algo se acerca a ti… ¿Qué debería hacer? Enfrentarme a ella sabiendo que nada de lo que diga le hará ver la parte de razón que yo pueda tener, o aceptar su mundo y no meterme dónde no he sido invitado. Dejarlo ir… no invertir en pozo hueco, pues hay quien no entiende ni acepta culpas, y que solo sabe darle la vuelta a todo para que el calientamiento global sea reponsabilidad tuya. Decididamente: Let it be.

– En el tercer caso lo tengo más claro… no he sabido cuidar a alguien que lo merecía. Con la excusa de no molestar a alguien que atraviesa un mal momento, me olvidé de recordar que alguien que pasa un mal momento puede necesitar a sus seres queridos más cerca que nunca. y obviamente, me siento mal por ello y no encuentro modo de justificarme. Todos andamos inmersos en nuestros mundos, pero si piensas en alguien debes hacérselo saber y a veces es mínimo el esfuerzo de enviar una paloma mensajera o una llamada perdida a esa persona. Sigo teniendo pendiente cuidar mejor de los tesoros que he encontrado que esmerarme en la búsqueda de otros nuevos. Un gran suspenso para mi, por cómo he gestionado esto, y unas ganas enormes de recuperar en este próximo curso la asignatura pendiente. Lamentablemente: he podido hacerlo mejor, y lo haré.

Las amistades van y vienen, se fortalecen y se deterioran, aceptarlo… es una compleja evolución vital. Ver como a alguien que quieres le invade la oscuridad es como perder a esa persona, pero la vida sigue.
Y merecemos tomarnos una pausa para decidir dónde debemos centrar esfuerzos…
y qué cruzadas merecen ser abandonadas, para emprender otras nuevas.

[spotify:track:6rxEjkoar48SssZePbtb2x]
Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Sep
11
2012

“Cuando una puerta se cierra…”

 Escrito a las 9:59     Archivado en: Citas     1 comentario


“Cuando una puerta se cierra, otra se abre.
Pero a menudo,
miramos tanto tiempo la puerta cerrada…
que no vemos la otra que se ha abierto para nosotros”

Hellen Keller
 
 

Image from Stockvault. Called “Dock To Nowhere”, from Brian Norcross (thanks)

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Autor

  Pensamientos caóticos de...

...un poeta novato en busca de diccionarios donde encontrar letras y colores que dibujen cielos y momentos, amante de la vida y sus Nirvanas, de canciones, gestos, olores... ¡Cómplice de atraco a palabra armada junto a Joaquín! Busco el hueco para deslizar mis dedos húmedos y lascivos por entre las piernas de la vida, mientras avivo mi mirada de Peter Pan, mientras con detergente me esmero en conservar el alma lo más blanca posible.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.