Archivo 10 de enero de 2012

ene
10
2012

La bola de nieve

 Escrito a las 15:00     Archivado en: A5, Relatos o Versos     2 comentarios


Tejidos los hilos, hicieron el nudo en que se cruzaron las miradas, lo que sucedió desde aquel momento… fue responsabilidad enteramente suya.
Él adoraba la claridad de sus ojos océano y la sonrisa pura de aquella boca sensual y dulce, su tacto cuando la abrazaba, sus brazos hogar.
Ella valoraba la calma por encima del miedo, la pertenencia por encima de las dudas, la fe en él que le hacía olvidar su conformismo y agnosticismo.
Él lo dejaba todo en cada beso, aunque siempre le quedara un mucho más.
Ella necesitaba que aquellos labios cerraran todas sus heridas.
Él la besaba como si nunca hubiera besado a nadie.
 
Un buen día, su amor envuelto en papel de regalo se lo obsequió a aquella chica en forma de bola de cristal, de las que una vez agitadas, evocan paisajes nevados, rincones lejanos. Él hizo la metáfora con su corazón, y ella lo aceptó llena de emoción. “Cuídala con esmero” añadió él, y ella asintió sonriente.
 
Pasaron los días y tras la novedad, ella dejó la bola en una repisa.
Dio por sentado que aquella preciada posesión era suya, y dejó que el tiempo la cubriera de polvo, pasando sin aprovechar bien los minutos juntos. Coleccionó otros objetos, desarrolló otros sueños.
 
Alguien le obsequió un album de fotos, de retratos olvidados, de ninfas sin agua.
Ella lo colocó en la estantería, distraída, sin darse cuenta de que un objeto se aproximaba al borde para hacerle sitio.
Segundos después, un ruido se coló por su columna intrépido y eléctico.
Una lágrima con vida propia se deslizo por su helada mejilla.
 
Miró al suelo para que sus ojos confirmaran sus temores.
Quedó tan solo un charco de agua y pequeñas motas de nieve entre cristales.
Levantó la vista triste y vio como desaparecían todos los objetos que él le había regalado, dejándole tan solo montañas de recuerdos compartidos junto a ese chico que le prometió el cielo a cambio de tan poco.
Corrió al estudio dónde él estaría dibujando aquellos enormes planos de edificios, y tan solo había unas estanterías… él no estaba, ni su mesa de delineante ni sus libros o su portátil.
 
En otro rincón del mundo, un chico comenzaba amnésico una nueva etapa, con recuerdos lejanos y difusos que parecían cuentos de hadas, sobre una chica de ojos océano y labios de seda. El destino le había regalado una sonrisa limpia y otra bola de cristal.
Y desde que la tuvo en sus manos, supo tratarla con esmero, reservándola para quien de verdad la quisiera y supiera darle el valor que él consideraba que aquel tesoro merecía.

 

Si véis esa bola de cristal… luchad por ella,
porque con ella… nevará siempre.

ene
10
2012

“… sed de amor universal …”

 Escrito a las 0:30     Archivado en: Lecturas     2 comentarios


A veces, nos sentimos solos aun estando rodeados de personas. Si nos ponemos en contacto con ello, veremos que su origen es una sed de amor, muchas veces inconsciente. Si nos damos cuenta, podemos dejar de prostituirnos para conseguir afecto, de mostrarnos como no somos para que nos quieran. Cuando maduramos y comprendemos esa sed de amor universal, nos lo tomamos con tranquilidad y ya no corremos como locos buscando llenar ese vacío. Estoy triste, pero yo no soy mi tristeza. Me doy cuenta de que la emoción es un estado pasajero con el cual no me identifico. Esa ansia de amor insatisfecha ya no es tan dramática y vamos sanando la neurosis. La terapia es una forma de espiritualidad de la entrega y de la espontaneidad. Cuando maduramos y abandonamos el control sobre nosotros mismos, dejamos que el orden cósmico, la naturaleza o Dios tome el control. Entonces, todo fluye de una forma divina. Madurar es aceptar lo bueno y lo malo de la existencia con la confianza en que, en realidad, no pasa nada. Intentar evitar el sufrimiento no es bueno porque no lo lograremos jamás y, encima, perderemos la conciencia de la vida. Cuando aceptamos lo que más tememos, la muerte, estamos preparados para vivir cabalmente.

 
Dr. Claudio Naranjo
 

Image taken from Stockvault. Called “Water“, by I’kido (Thanks)

Autor

  Bocetos y croquis de...

...coleccionista de sujetadores del presente, sintonizador de melodías y momentos, de besos y recuerdos. Derrochador de optimismo, aprendiz de todo, maestro dando abrazos y cunnilingus, tiburón sin agua, gaviota con cielo.

Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

Fotos en flickr &  Instagram

Anoche por fin le puse su vinilo al MBA... me pega ¿no?La última inmersión de esta semana...  llena de arcos, cuevas y anécdota finalJáveaWuach nappeinnns?Curioso mundo este... nos aferramos a un clavo ardiente (o frío)PiloooootaaaaaaEspectacular marcha de los seguidores del Schalke por Almagro...Mañana en Candem...  y en un rato, a MadrizUna foto de esta tarde en el London Eye...  (si, aprovecho que tengo wifi...)Casi me da algo en esta tienda...  el paraíso frikinalDecoración genuina (auténtica y real)Up at the O2

Lo último en mi Pinterest

Noticias... diferentes
  • El Mundo Today
  • Enviado Especial
  • El Corcho

       Los Cachivaches del Blog

     
    Un tumblr muy picante...
      Escribe en el corcho...    
    Feeds

    Suscripciones a los feeds para todos los gustos

    RSS de los Posts
    RSS de los Comentarios

    Añadir feed a:

     
    SUSCRIBIRSE POR EMAIL
    Facebook

    Feisbus

    Preguntas anónimas

       Preguntas anónimas

    Mi Tumblr

    Mi Tumblr

    Verlo entero...

    Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.