Archivo 23 de septiembre de 2011

Sep
23
2011

La regla del (des)interés

 Escrito a las 14:15     Archivado en: A5, Reflexiones     11 comentarios


Hay una regla en las relaciones que parece cumplirse en una gran mayoría de los casos. Se trata de no mostrar interés por quien te gusta. Si, lo sé, si alguien te gusta es jodido hacer eso, y es una regla cruel y aparentemente poco humana, pero por lo que he vivido, mayoritariamente en piel ajena, es muy efectivo, y desgarradoramente acertado.

Poniendo un ejemplo, recuerdo un conocido, que siguiendo mi consejo, conquistó así a su mujer, tras fracasar como caballero andante de la vieja escuela, tal y como es él, se hizo el duro y dejó de perseguirla cual tierno cordero. La afortunada, al sentirse ignorada, cambió su actitud y empezó a hacerle caso, y juntos, tras eso, empezaron algo muy bonito. Acudí a su boda, y les va muy bien.

Otra amiga lo vivió al revés, rompió convencida con su pareja, pero al ver que él en lugar de ser paliza y perseguirla prosiguió su vida con aparente normalidad, comenzó a preguntarse los motivos, a echarse culpas y a lamentar las pocas ganas que el hombre como género pone en luchar por sus parejas femeninas. Olvidó por el camino el porqué de su ruptura (que ella quiso) y la paz inicial que obtuvo tras ser valiente. La regla del desinterés suele ser cruel, y juega con nosotros sin piedad.


Image from Stockvault called “Girl“, by Bina Sveda (Thanks)

Hay personas que son “malas” por naturaleza, y no me refiero necesariamente al fondo, sino a la forma; y esas personas suelen tener mucho éxito con el sexo opuesto, la atracción de lo prohibido y oscuro. Otros, los que hemos nacido un poco… “pardillos”, tenemos más problemas para ser malos. En mi caso por ejemplo, he hecho daño a más gente de la que me gustaría, pero más por tonto y por sentirme “atrapado” en un camino sin salida que por maldad real, no siempre intentar hacer las cosas lo mejor que puedas implica que por ser honesto contigo y con la gente no puedas hacerle mucho daño a alguien.

Pero en cualquier caso sí que he vivido esa regla de que cuando muestras un interés real, eres ignorado, aunque sobre el papel puedas ser una gran opción para alguien. En esos casos, tanto para un género como para otro, te suele tocar ejercer de paño de lágrimas para esa persona que parece fijarse en cualquier desastre humano antes que en ti. Desde que empecé en el mundo de las relaciones, he vivido varias situaciones de estas.

Mi situación personal más “espectacular” fue en un momento en que le pedí una nueva oportunidad a una chica que me dejó tras varios años juntos, haciendo un montaje de película con velas y flores del que prefiero no acordarme por vergüenza propia. Aquello fue legendario, pero el “No” que me soltó, lo fue mas aún. Dos meses después yo había pasado página, por lo menos, en el día a día, superficialmente. Comencé a salir con otra persona, y entonces, se invirtieron los papeles y quien había dicho ese “No” me imploraba ahora a mi una oportunidad ¿Alguien lo entiende? Es la regla del desinterés atormentando y alterándonos la vida.

En mi piel, cuando he sido duro y tajante, he obtenido réplicas y ruegos, cuando he pedido o rogado una oportunidad, me han mandado a paseo, y aunque mi cabeza conoce esta regla, otra cosa es que mi corazón me permita aplicarla como medio de obtener la compañía de quien me gusta, yo nunca he podido ser frío en ese ámbito.

Para mi, la única forma de enfrentarse a esa estúpida regla, es montando un comité de dirección (trinómico) entre corazón, razón y alma. Debemos disfrutar lo que tenemos delante cuando es así, y recordarlo con cariño cuando no esté, sin que la nostalgia lastre nuestras piernas. Si alguien no quiere compartir tu camino, vista al frente sonriente, y celebra que tienes una mano libre para aferrar a alguien especial que encuentres en tu camino. Lucha por quien lo merezca, aprende a dejar ir a quien no es para ti, no es fácil, pero si lo correcto para que vivas en el equilibrio que necesitas. Que tu corazón escuche la nana que canta tu alma, que sabe más de lo que te permites oír, y que la cabeza sea un consenso, la que lleve preso de la correa al corazón, y que sepa soltarlo para que ame libre cuando esté de acuerdo con el alma en que has encontrado a esa persona especial que puede revolucionar tu mundo.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Autor

  Moleskine de viaje de...

...un celtíbero errante, un androide defectuoso y con sentimientos, un yeti en calzoncillos en busca de otros eslabones perdidos, coleccionista de sonrisas y momentos que atrapar con el cazamariposas que los años ha tejido, pintor de acuarela en un día de lluvia, que con su sonrisa desnuda y la mirada perdida, te espera sentado al borde de un acantilado.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.