Archivo junio 2011

Jun
22
2011

Apuesta y beso

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Relatos o Versos     4 comentarios


Él había llegado a su cita con una amiga con una hora de antelación, el tráfico es un ser vivo y nunca se sabe con qué humor te lo vas a encontrar, y aquel día, sonriente, no opuso la menor resistencia. Para hacer tiempo, se acercó a una taberna irlandesa a tomar algo tranquilo, sentándose en la barra mientras pedía una cocacola bien fría y el camarero le miraba mal por tal osadía. Era un día de verano y él se había puesto cómodo, con una camiseta y vaqueros, y sus converse favoritas, de color gris oscuro.
Se sentó de lado y vio de frente un grupo de chicas que hablaban entre ellas. Incluso le pareció ver que decían algo de él, pero la música no le permitió escucharlo. Todas ellas estaban radiantes, y dos de las cuatro eran especialmente guapas y lucían unos vestidos llenos de colores que permitían ver sus magníficas piernas y sus interesantes escotes. Él pensó entonces en que si la primavera era la época de esplendor de la naturaleza, el verano hacía que las mujeres lucieran más hermosas que nunca, no solo por la ropa, sino por cómo son capaces de reflejar el Sol en sus caras. Decidió intentar concentrarse en el libro que llevaba en su bolsa y se sumergió en su lectura.
De vez en cuando levantaba la cabeza y tenía esa sensación de ser el blanco de las conversaciones de las chicas, pero alejaba esos fantasmas y volvía a su lectura sin distraerse con la magnífica visión cercana. En las páginas, un amor imposible se desgranaba, metáforas y relaciones humanas tan complejas como simples, relaciones “ni contigo ni sin ti” y pasión a raudales.
De repente una de ellas se levantó y se acercó a la barra.
 

Image from here.
 
Hola ¿Qué tal? Me llamo Franchesca – le dijo la chica
Era, para él, la más guapa de la mesa, sus ojos azules hacían un contraste fabuloso con su pelo liso y negro. Su boca la conformaban unos labios preciosos, y el vestido de tirantes permitía apreciar su cuerpo, dónde destacaban unos hombros fabulosos de los que seguramente, estaría muy orgullosa.
Buenas tardes, yo soy Lorenzo – dijo él
Nos hemos fijado desde la mesa en que tienes unos labios preciosos – replicó ella sonriente.
Vaya… ¡Gracias! No suelo recibir ese tipo de elogios de desconocidas…
Pero seguro que te lo habrán dicho más de una vez ¿no?
Cierto, alguna pareja que he tenido y alguna amiga especial…
Ya me imagino, debes besar muy bien…
A él le costó ahogar la carcajada – Por supuesto
¡Qué bien! ¿Me lo puedes demostrar? – replicó ella con cara traviesa
Él empezó a mirar alrededor con una mezcla de “¿me está pasando esto a mi?”, “¿Estoy soñando?” y “¿Dónde está la cámara oculta?”. Lo único que fue capaz de decir fue:
¿Lo dices en serio?
Si, claro que si, no sé si tienes novia o no, pero será algo tan inocente que ni a ella la ofendería…
¿A ti no te ofendería que tu chico besara a una desconocida? – dijo él
Pero ¿acaso tienes novia? – respondió ella
No, no tengo
Entonces ¿De qué hablamos? – dijo sonriente
Es que así me da tiempo de considerar tu oferta y pensar en qué hacer
No sabía que los hombres pensabais…
Algunos intentamos que predomine el uso del cerebro superior. A ver, cuéntame, de dónde nace esa curiosa petición tuya… ¿Apuesta o deseo? – dijo él
Vaya ¡cinco puntos! un poco de cada, las chicas dijeron que no me atrevería, y yo deseo un buen beso, estoy un poco cansada de cerdos y diamantes sin pulir – contestó, una vez salió de la sorpresa de la pregunta.
Entonces ¿Te vale cualquier chico? – dijo él juguetón
No, si tengo que hacer eso, que sea por una boca como la tuya. – replicó.
Si te beso, esta tensión en el aire será cortada, se habrá deshilachado la fantasía, ya no seremos un pensamiento dónde el deseo es puro, seremos una realidad que almacenar en un baúl lleno de sueños cumplidos… y no ese corcho en la pared dónde habitan contadas las fantasías que habitan nuestra mente toda la vida. – dijo él, consciente de que su lectura se le había subido a la cabeza – creo que prefiero no hacerlo.
Ella se quedó sin saber qué decir.
La princesa que nunca había escuchado un “No” se había quedado con una cara huérfana y hueca. Le costó saber qué decirle a continuación, se tomó su tiempo.
Entonces ¿Quieres besarme o no? ¿Eres gay? – palabras que ella más que decir, dejó en el aire
No y no. Pero me ha encantado charlar contigo, he de irme.
Cogió su libro y su bolsa y salió por la puerta sin mirar atrás, dejando tan solo en la mesa un marcapáginas suelto. La chica tardó unos segundos en reaccionar y recogerlo para llevárselo. Cuando cruzó la puerta él se había alejado un par de metros.
¡Espera! ¡Te dejas esto!
Él se acercó y le dedicó una gran sonrisa. Le dió las gracias y mientras con una mano cogía el marcapáginas con la otra agarró a la chica de la cintura y juntó ambos cuerpos. Mirándola a los ojos, y a lo que se esconde tras ellos, le preguntó:
Si quitas de la ecuación la apuesta ¿Qué queda?
Ella se tomó unos segundos, con el tiempo en pausa, para finalmente responder – …tan solo deseo.
Y entonces, él le dio el mejor beso que tenía, y ella correspondió adecuadamente.
 
Cuando volvió al bar se sentó junto a sus amigas como ida, ausente… perdida en otro momento.
Una de ellas le preguntó – ¿Qué? ¿Qué ha pasado?
Y ella respondió – Pues perdí algo más que una apuesta.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Jun
22
2011

Las musas de Michael Zancan

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Aullidos, Soñar es gratis     3 comentarios


El otro día el azar me trajo este interesante dibujo. El creador, Michael Zancan (Web / Deviantart) es un pintor con un estilo muy suyo, y que personalmente, me gusta mucho. Esta obra en concreto se titula “Home and the Fairies“, y me encantan los detalles con los que expresa tantas sensaciones. Para Michael la importancia de los detalles es vital, cada uno quiere decir algo… y a mi esta obra, consigue dejarme sin palabras.


Image: Home and the Fairies by Michael Zancan

Bueno, mañana es festivo y el Viernes descanso, pero esta noche tengo una historia chula para vosotros. Igual ando un poco missing unos días, o igual me viene la inspiración a raudales y todo lo contrario… veamos qué nos trae la marea.
Un abrazo

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Jun
21
2011

4 citas y un gatico

 Escrito a las 17:09     Archivado en: Citas     5 comentarios


“Nadie se ha perdido en un camino recto”
 
Johann W. Goethe
 
 
“Algunas personas miran al mundo y dicen ¿Porqué?. Otras miran al mundo y dicen ¿Porqué no?.”
 
George Bernard Shaw
 

 
“Mantén tu rostro hacia la luz del Sol
y no verás la sombra.”

 
Helen Keller
 
 
“No anticipéis las tribulaciones ni temáis lo que seguramente no os puede suceder. Vivid siempre en un ambiente de optimismo.”
 
Benjamín Franklin
 

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Jun
21
2011

Maldad como ausencia de Verdad

 Escrito a las 11:45     Archivado en: Desvarios     4 comentarios


Ayer me contaba una amiga parte de su vida sentimental. Alguien que no quiso quererla no hace mucho y cómo aún se recupera poco a poco, pues el cuento de hadas que parecía no continuó después de las perdices cómo cabía esperar. Tuve dejavus, causados, vividos. Los corazones rotos ganan cuota de mercado a la nuevas ilusiones, el amor se devalúa rápidamente en Wall Street. Cuando me contaba cómo se había comportado él, pensaba en esa hipotética maldad, y como quizás, no es tal. Las dudas, falta de seguridad, miedos, ausencia de ingredientes importantes, falta de “chispa” o conexión… hay muchos motivos por los que alguien puede elegir no continuar una relación, y no todos tienen que ver con que la persona que tienes delante no sea estupenda o muy recomendable para ti, sino con el momento de la vida en que ambos se encuentren y lo que necesiten en ese momento.

En nuestras cegueras individuales no hay verdades ni maldades, tan solo necesidades en cada etapa de nuestra vida, paisajes que atravesamos y de los que aprendemos algo. Unas veces son errores que se quedan en nuestra conciencia, dejando una huella que más adelante, nos hará falta para tomar una decisión mucho más importante. Al cosmos parecen darle igual nuestras pequeñas e insignificantes búsquedas, pues en la inmensidad del todo, forman parte de un equilibrio muy por encima de nosotros.

No he conocido muchas personas cuyos actos se rijan por una verdadera maldad. Personas que conscientes de hacer daño, elijan hacerlo pese a ello. Todos habitamos esas pequeñas locuras en las cuales lo que hacemos, parece tener sentido. El ladrón cree hacer lo correcto, incluso los seres más viles, los políticos, creen en su pequeño universo, estar haciendo lo mejor (para su bolsillo, especialmente). Cuando vives y sufres lo que crees maldad de alguien, con el paso de los años, con perspectiva y esos ángulos que vamos ganando, a veces somos capaces de entender mejor lo que pasó y de perdonar completamente aquello que juramos que nunca perdonaríamos, no es lo mismo maldad que estupidez, ni miedo, ni falta de afecto. Nuestras heridas se ponen de manifiesto en nuestros actos, unas veces para derrumbarnos, otras para reaccionar agresivamente en contra de ellas, unas aprendiendo, otras necesitaremos asistir a una clase de recuperación para dar ese pasito al frente.

Quizás no seamos malos o buenos, sino diferentes. Quizás haya quien no sea capaz de enfrentar la soledad y el vacío, la falta de aire de algunos huecos de la vida, los cielos grises dónde no parece salir nunca el Sol. Quizás hay ojos que no son capaces de ver estrellas, y odian por ello al mundo con todas sus fuerzas. Quizás se pueda amar tanto que una vez roto el corazón no pueda ser recompuesto. Quizás un abrazo que no le dieron a alguien, puede causar miles de muertos décadas más tarde, por no ser capaz de liberar lágrimas, de entender, aprender o crecer.

Quizás si todos fuéramos capaces de saber y expresar lo que necesitamos, y unirnos complementando necesidades, podríamos ser más felices globalmente, llevando al mundo a la siguiente etapa de evolución que ya nunca alcanzará.

Quizás, y tan solo quizás, las almas estén condenadas a caminar por este y otros mil mundos en busca de respuestas y nuevas preguntas que fortalezcan un Todo tan grande que ni aún así crece o mengua.

Quizás debería beber algo fresquito para refrigerar el cerebro… empiezo a tener síntomas de sobre-exposición a los iones provenientes de Omicron Persei 7.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Jun
17
2011

Pregunta con respuesta (Parte 2)

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Relatos o Versos     9 comentarios


– ¡Espera!
 
…viene desde aquí.

Ella no se tomó mal aquella petición de socorro tan inoportuna e intentó llevarla con humor – ¡Qué! ¿Qué quieres?
Verás… – añadió él – Yo también tengo una petición, no me parece justo un solo beso ¡Tienen que ser dos! y de duración indeterminada, si me equivoco en el primero quizás pueda enmendarlo en el segundo… no sé qué tipo de beso quieres, si prefieres que dure varios segundos, si quizás esperas que sea más o menos húmedo, si he de apretar tus labios contra los míos o tan solo, acariciar los tuyos, si debo mover más o menos la cabeza… no sé…
Ella soltó una carcajada motivada por su parloteo errático, casi burlándose de los nervios de él. Mientras tanto, él se olvidaba de sentirse molesto u ofendido y admiraba lo guapa que se ponía cuando se reía así, pensaba que la perfección sí existía, era ella, no solo en aquel momento sino en todos los anteriores… mientras ella se reía, él intento concentrarse y proseguir, evitando caer cautivo en las redes mágicas de aquella elegante belleza.
…es que debe ser perfecto, debo decirte con ese beso todo lo que no te he dicho hasta ahora, debo…
Ella lo interrumpió seria – ¿Qué no me has dicho hasta ahora?
Él se dio cuenta de su metedura de pata – Nada… nada…
¡Dímelo o te hago cosquillas! – replicó
Tengo miedo – improvisó él – mucho miedo.
¿Y dejarás que el miedo te impida volar? ¿Permitirás que el miedo lastre tus pasos y te haga olvidar que puedes correr y bucear la vida con ilusión y ganas? – añadió ella sonriente – Y lo más importante ¿no creerás que tu cambio de tema ha surtido efecto? ¿Qué me ibas a decir? ¿Qué no me has dicho?
A su mirada inquisidora él respondió con la de alguien cogido en una travesura y avergonzado por ella. Recolectó cuanto aire pudo, y plantó cara, contestando sin barreras ni omisiones:
¿Qué quieres que te diga? ¡Eh! ¿Lo desgarradoramente dentro de mi que estás? ¿Cómo mi corazón baila al ritmo de tu sonrisa? Supongo que querrás que te cuente cómo siempre te he querido, incluso antes de conocerte, qué algo místico me hace estar seguro de que siempre te querré ¿quieres que defina este sentimiento único e inédito hasta que te conocí? Podría explicarte mis motivos para considerarme tu complemento perfecto, tu nexo con el equilibrio del mundo, sentirte como camino y destino, cómo mi vida tiene lógica si ha sido un sendero hasta encontrarte, sabiendo que todos cuantos pantanos y montañas he cruzado, han sido por ti…
 

Image called: “Mouth” by bromundt, taken from stockvault.net royalty free gallery.
 
Ella se quedó con la boca abierta y a él le agradó aquello. Ya no tenía la sonrisa pícara que empleaba sabedora de llevar las riendas, de ser el centro. De repente, se sentía tan desnuda como él se había sentido en algunos momentos del último rato juntos. Y entonces él tuvo una pequeña gran revelación, no se trataba de pelear mil batallas, sino de saber qué batallas debía luchar, y en cuales, podía entregar su alma. Toda una vida buscando una causa, una razón, un motivo, y todo ello, lo tenía delante, por ella podía entregarse y saltar, y de morir en el intento, hacerlo feliz. Y sacando la fuerza del mismo sitio dónde algunos veranos atrás la había encontrado para zambullirse en un lago helado de Noruega, decidido y valiente, dirigió sus labios a los de ella, y comenzó a besarla.
 
Pensó en todo lo que sentía, consciente de qué labios tenía entre los suyos, en los pasos dados en la búsqueda de lo que ahora tenía delante, y por un momento… tuvo ganas de llorar. Se dió cuenta de lo enamorado que estaba desde hacía tanto tiempo, de que había aprendido a olvidarlo, pensó en todo el miedo que tenía de perderla, sabía que nadie sería comparable a ella, y pensó que debía dejar de pensar, y sentirla, esculpir en su recuerdo aquel momento que no quería olvidar jamás, y entregó cada parte de él, todo lo que era y será, en aquel beso.
 
Sus labios se entrelazaron, se abrazaron, se acariciaban con dulzura, era un baile natural y sutil, dónde sus bocas eran metáforas de unas almas desnudas que bailaban juntas. No pensó si era momento de que su lengua interviniera, cuando sintió la de ella, supo que debía responder. El olor de su boca diluía su conciencia, ni tan siquiera tenía miedo de caerse. Suspendido, quería fundir ese momento con su misma esencia… ¿acaso puede describirse la plenitud de un instante perfecto? Él lo intentaría mil veces sin éxito, pero en aquel momento, su sueño era presente, y sus labios acariciaban los de un ángel que había nacido para él.
 
Nadie sabe cuantos segundos transcurrieron, ni si se dieron un solo beso… o fueron tres, pero finalmente, acabaron por alejar sus labios, para darse cuenta de que estaban abrazados, fundidos, eran uno. Separaron sus cabezas a la distancia suficiente para poder mirarse directamente a los ojos, para poder tener una conversación sin palabras ni vendas ni miedos.
 
Y en ese momento, en sus miradas, tuvieron su respuesta

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Jun
17
2011

Vancouver kiss

 Escrito a las 18:15     Archivado en: Web 2.0     2 comentarios


Uno de esos virales que dan la vuelta al mundo. No eran movilizaciones sociales, ni una causa de esas que ponen la piel de gallina, sino revueltas tras un partido de hockey. Pero esta foto dice tanto… que merece ser observada recordando esa maravillosa frase de “Haz el amor y no la guerra” (la historia en inglés, aquí y aquí)

Vía el twitter de @bau_er
Venga, ya no más… a las 19:00 cierro la historia del Lunes.
Que tengáis un finde espectacular.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!

Autor

  Libreta de notas de...

...un Ave Fénix reincidente,
Elfo de los bosques gallegos,
un mutante psicohistórico Fundacionista buscando respuestas, un Elemental del Aire enamorado de la Tierra, un ser... qué, de vez en cuando, con el corazón en la mano, juega a pintar nubes y adiestrar libélulas, ejerciendo de Vela por horas. Reflexiones, desvaríos, tecnología, sociedad & coitus interruptus, entre otros.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

[instagram-feed]
Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.