¿Me prestas tus labios?

11 de marzo de 2011 en A5, Relatos o Versos comentarios cerrados

Todos los años, el mismo día, la misma hora, un mismo lugar.
Se encontraban amparados por soportales y nervios, escoltados por aceras de otra época en una ciudad gris. Se miraban y redescubrían el color de sus ojos, el pulso acelerado al ritmo de la trompeta de Miles Davis cuando repuntaba hacia el climax en una de las canciones que escuchaban soñándose en silencio.
Las palabras se hacían en intercambios equilibrados en un principio, y acababan convirtiéndose en monólogos en las que ella fundía sus ojos con el cielo y escuchaba atenta mientras intentaba discernir sueño de realidad, vigilia… de Nunca Jamás.
Aquella vez, como las anteriores, ella buscaba verdades entre los archivadores que en los ojos de él, guardaban su vida; escudriñaba secretos bajo los poros de la piel de aquel con el que había compartido mucho mas que un sueño de una noche de hacía tantos veranos que sumaban ya varios lustros. Las sombras y los miedos la convertían en estatua de bronce, y siempre volvía a un mismo punto de partida, a unas preguntas para las que no le servía ninguna respuesta, un miedo que la encerraba en un bucle obstinado y agotador.
Aquel día todo era diferente, así lo sentía… ya no quería ni soñaba una vida, quería un último baile. Había realizado una elección, la de la razón, pero su corazón la había llevado puntual a su cita, necesitaba verle, hablar con él, sentir el calor… y nadar en el sueño.
Cuando se acabaron los segundos juntos, ella le dijo “¿Me prestas tus labios?” y se acercó a la boca de él y la envolvió con la suya. Como siempre antes, una coreografía distinta, pero esa sensación, pese a la falta de entrenamiento, de haber logrado la belleza más pura, dos bocas nacidas para estar juntas, dos notas en perfecto equilibrio.
Una despedida que se negaba a ser dulce, por falta del rencoroso tiempo, ni amarga, por el sabor aún vivo en sus labios.
Y separándose unos pasos, ella se dio la vuelta para que una lágrima viajara del corazón a la mejilla.
Renunciaría a su compañero de baile perfecto por mantener el calor y la paz de su hogar y su mente
Pero no sin pena, renunciando, sin duda,
a la parte más hermosa de ella.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!
Autor

  Post-its desordenados de...

...un ser humano normal, sin aparentemente nada llamativo ni destacado... salvo quizás una visión diferente del mundo, coleccionista de sonrisas y abrazos, que intercambio por buenas conversaciones. Normal... salvo que puedo ver tu alma en tus ojos, que era gallego antes aún de haber nacido, que tengo tanto que ofrecer y tantos colores con los que pintar... que estoy seguro de que vale la pena conocerme.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Página en Google+ de este Blog
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • La música que escucho...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi canal de YouTube
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Selección de 500px
  • Battlefield Battlelog User
  • Mi tumblr personal...
  • Añádeme en Skype
  • Aprende a bucear con...
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Un tumblr muy picante...
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.