¿Qué es lo que realmente quieres?

9 de septiembre de 2010 en Desde dentro... 4 comentarios

Esto, visto en Microsiervos, me dio qué pensar:

Cuando te enfrentes a un dilema, simplemente lanza una moneda al aire. Funciona. Pero no porque con eso se decida la cuestión, sino porque durante el breve momento en que la moneda está suspedida en el aire, de repente descubres lo que deseas que suceda.

Y me hizo pensar sobre nuestros sueños, no los que el mundo quiere que tengamos, sino los que son inherentes a nosotros mismos, los que brotan de lo más profundo de nuestro ser. A menudo me he encontrado perdido, sin tener claro qué querer, y mi “moneda” han sido las estrellas fugaces. Cuando ves una, por tradición, debes pensar en un deseo, esa misma tradición me hizo creer que debía ser rápido, y finalmente, he conseguido que cada vez que veo una brote un sentimiento, un deseo, sin tiempo para pensar, y me ha servido para conocerme y saber qué era lo que realmente creía.
Cuando he estado enamorado he pedido “que me fuera bien con ella“, cuando he tenido mis dudas fue “que mi corazón encontrara Norte“, y en algunas afortunadas ocasiones “seguir por este mismo camino“.

Y en mis sueños también se revelan verdades. Como buen amante de las películas catastrofistas, es habitual verme onhíricamente escapando de inundaciones, invasiones alienígenas, tornados de espaghetti o ataques de Zombies con la cara de Belén Esteban. Y como soy como soy, siempre he pensado en rescatar a alguien, y ese alguien que aparecía en mis sueños era la persona que realmente ocupaba mi corazón. Unas veces mi pareja, otras no, casi siempre ni recuerdo los sueños e incluso alguna vez, no sabía a dónde ir, no había nadie especial.

Y tú ¿Cuándo sabes qué quieres realmente?
¿Cuándo te das cuenta de hacia dónde mira tu corazón?
¿Cómo calibras la brújula de tu alma?
Puedes probar con la moneda… hasta que la estrella fugaz llegue a tu vida, para quedarse.

Si te ha gustado... ¡Compártelo con tu gente!

4 Comentarios

  • Tam
    9 de septiembre de 2010

    Es una gran opción la de la moneda… yo nunca me he planteado esa serie de cuestiones. Soy como una especie de Pocahontas que va donde la lleva el viento y que no deja a la mente pensar cuando habla el corazón y decide actuar en primer lugar.
    Eso acarrea problemas, pero siento que si no hago lo que me dicta el corazón no soy realmente feliz o satisfecha conmigo misma.

    Por desgracia, siempre hay que equivocarse para saber realmente que lo que deseabas de verdad era la otra opción.

    • KATREyuk
      9 de septiembre de 2010

      Heyyyy qué ilusión saber de ti
      ¿Qué tal todo? ¿Cómo esta mi futura amiga famosa dibujante de cuentos infantiles? jajajaja
      A ver si hablamos un día de estos
      Un abrazo

  • Ciudad de Paris
    10 de septiembre de 2010

    Para calibrar la brújula de mi alma, desconecto. Me explico: me regalo durante una o dos horas mi espacio, me niego a que en mi mente entre ningún pensamiento, y durante ese tiempo paseo por la ciudad observando o me tumbo en el sofá y oigo música, pero sin pensar. Eso recarga mis baterías, y soy capaz de pensar de forma más objetiva o simplemente me da energía para escoger una opción.
    Muchas veces no se que quiero realmente, y entonces simplemente decido. Aunque la gente tiende a pensar lo contrario, la mayoría de las veces uno puede tomar otra decisión, cambiar de idea, y no pasa nada, ni la mitad de las catastrófes que hemos imaginado.
    Es curioso empece a leerte hace muchisimo tiempo, antes de que existirá blogomundo como tal. Me encantaban tus post. Después una situación hizo que me enfadara (tú no sabías ni de mi existencia asi que era cosa mía) y deje de leerte. Muchos de los blogs que leo, te siguen, pero yo entraba alguna vez y tus post ya no me “atraían” tanto. Tu sinceridad hace unos días me hizo comentarte y este post me recordo al blog que hace un montón de años me encantaba leer. Todo este rollo para decirte que sin conocerte creo que tu brujula tiene bien clara la dirección, sólo hay que leer alguno de tus viejos post del 2005.

  • Olga
    10 de septiembre de 2010

    Por mi temperamento, tiendo a tomar decisiones basándome en los sentimientos más que en la reflexión. Ello me llevó a equivocarme y arrepentirme muchas veces. No obstante, creo que de los errores
    también se aprende.Por eso hoy, trato de tomar distancia, practicar la filosofía de la paciencia y traer a mi mente algo que leí hace un tiempo:
    “No tomar decisiones cuando los sentimientos están inquietos”.
    Igualmente me parece buena tu propuesta, voy a probar si me da resultado;)
    Buen finde, que lo disfrutes!!!
    Un abrazo grande;)*

Autor

  Notas y dibujos de...

...un ser humano normal, sin aparentemente nada llamativo ni destacado... salvo quizás una visión diferente del mundo, coleccionista de sonrisas y abrazos, que intercambio por buenas conversaciones. Normal... salvo que puedo ver tu alma en tus ojos, que era gallego antes aún de haber nacido, que tengo tanto que ofrecer y tantos colores con los que pintar... que estoy seguro de que vale la pena conocerme.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Página en Google+ de este Blog
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • La música que escucho...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi canal de YouTube
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Selección de 500px
  • Battlefield Battlelog User
  • Mi tumblr personal...
  • Añádeme en Skype
  • Aprende a bucear con...
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

Fotos

     Instamoments

Facebook

Feisbus

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Un tumblr muy picante...
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.