Nov
5
2019

Cerrando filas

 Escrito a las 19:00     Archivado en: Desde dentro...     4 comentarios


Los que me conocéis, sabéis que me gusta compartir, llevo muchos años haciéndolo. Por mi pasión con la tecnología, he ido probando muchas cosas desde que tengo un teclado bajo mis dedos… este blog tiene ya más de 15 años, y aguanta estoicamente los cambios tecnológicos, pues ahora las redes sociales mueven más información, junto con esos terribles titulares sensacionalistas (clickbait) que complican mucho creer en una noticia sin hacer una intensa labor de investigación para cotejarla.
Pero a lo que voy, que me desvío, como suele ser habitual.
He vivido grandes momentos en este blog, y también me ha dado sus disgustos. Recuerdo cuando hace más de diez años, mi entonces pareja vigilaba los comentarios que me hacían y si había alguno cariñoso de más me costaba un fin de semana de gritos, o aquella “amiga” que podría querer algo más… y que demostró lo loca que estaba cuando un 28 de Diciembre revelé al mundo el nacimiento de mi inexistente hijo. También han estado las que al partir de mi vida me dejaron “muestras” de su amor, algunas tan increíbles como sorprendentes, indicando que hacía lo correcto, otras más justas y que me incitaron a reflexionar largo y tendido.
Mucho más recientemente, he tenido mis fantasmas… abrirte al mundo no siempre es fácil, y a veces hay cosas que te recuerdan que esto puede leerlo cualquiera. El otro día dejé fluir mi tristeza y la pareja de alguien importante lo leyó sintiéndose identificado, sentía yo entonces una mezcla de rabia sin justificar por la situación que nos une mezclado con un “no somos tan distintos”, en otro mundo incluso seríamos buenos amigos. También recientemente alguien me preguntó por mi ex, y pasé por su Twitter para ver sorprendido un enlace a este blog de hace poco tiempo ¿Qué querrá decir? ¿Qué será de ella? Espero esté bien aunque en su día comprendí que no era responsabilidad mía… no es nada fácil mirar hacia delante sin preocuparte alguna vez por quienes quedan atrás. Muchas de estas cosas me han hecho consciente de cómo lo que cuento a veces excede mi propio límite de la intimidad… de ahí que haya “recogido la ropa” y retirado algunas cosas, que he guardado con mi mimo en una caja, para sacarlas más adelante si así lo siento.

Cuando compartes tu felicidad, siempre ves gente que se alegra por ti, pero también hay quien te maldice, por haber salido de tu vida o porque ellos no son capaces de encontrar paz en sus vidas. Mirando para mi… creo que me he abierto demasiado en algunos momentos… y que es hora de cerrar filas, y de preservar algunas cosas solo para mi.
Hay muchas cosas bonitas o divertidas que compartir, historias sin nombre y sentimientos que no salgan de lo más profundo.
Con tanta pasión por compartir… a veces olvidamos que es más importante vivir.
Y últimamente estoy muy ocupado viviendo… no sé si lo hago bien o mal, pero si sé que valoro más ser feliz… que contarlo.
Y sé que tendré que hacer cambios en mi vida, y tanto sin funcionan como si no es así, yo recibiré el castigo y el beneficio de mis actos y elecciones.
Supongo que de eso se trata la vida, prueba y acierto, miedo y valentía, besos y sequías.
En cualquier caso… gracias a los que me leéis, sea lo que sea lo que os impulse a hacerlo.
En las noches más oscuras, os escucho respirar a mi lado.
Y algunas veces, traéis una vela en la mano.

 
 
   
 
 

Oct
25
2019

“Las historias que realmente importan”

 Escrito a las 15:00     Archivado en: Citas, El Séptimo Arte     Añadir comentario


Frodo:Ya no quiero seguir, Sam”.
 
Sam:Lo sé, es un horror. Por nosotros, ni siquiera estaríamos aquí; aunque así es. Es igual que en los grandes cuentos, mi señor Frodo, los cuentos que eran importantes, estaban llenos de oscuridad y peligro, a veces uno no querría saber el fin, porque, ¿cómo podría ser un final feliz?, ¿cómo podría ser el mundo como antes cuando han pasado tantas cosas malas? Pero al final, las sombras sólo son, transitorias, aún la oscuridad debe terminar. Vendrá un nuevo día, cuando el sol brille iluminará hasta la claridad. Esos eran los cuentos que permanecían, que tenían significado, aunque fuera demasiado pequeño para entender por qué. Pero, mi señor Frodo, creo que si lo entiendo, ahora lo sé, porque la gente en ellos tuvo ocasión de dar la vuelta y nunca lo hizo, siguió caminando porque tenía algo de lo cual aferrarse.
 
Frodo:
Y nosotros, ¿a qué nos aferramos?
 
Sam:A que el bien aún existe, lo sé, mi señor Frodo, y tenemos que defenderlo”.

 
 

 
 

Oct
22
2019

¡Sigue tu instinto!

 Escrito a las 11:11     Archivado en: Desvarios     Añadir comentario


Hace bastantes años que creo que el instinto, o la intuición, además de ser primos tienen mucho que ver con esa energía que nos conecta a todos.
Es cuestión de tiempo que se pueda explicar científicamente, pero por ahora… ¿A que a veces intuyes que la intuición existe? Y creer en ese sexto sentido, es para mi, uno de los consejos más sabios que se le pueden dar a alguien:
 
1. ¡Sigue tu instinto! ¡Confía en tu intuición! ¡Cree en ti!
 
Por desgracia, la vida nos machaca y hace que los miedos se apoderen de nosotros, que perdamos confianza o que cambiemos nuestra forma de ser y nos metamos en cuevas virtuales que nos impiden ser felices de verdad (una cosa es “ser” y otra “parecer”, ¡va por vosotros instagramers!). Estos meses me he encontrado una amiga que por miedo enterró durante muchos años pasiones como escribir o bailar, siendo muy buena en ambas, por no gustarle a su pareja; también he conocido a un chico que por miedo a no encajar trata fatal a la gente lo que obviamente hace que no encaje y que la gente lo ponga verde, algo que prefiere ignorar a reconsiderar su actitud; y a una persona que tras tener una relación que no funcionó, quiso creer que funcionaría a la segunda para poder así tener una pareja clásica, que obviamente, no funciona, y el tiempo ha hecho que todo sea más complicado ahora.
Así, que, puliendo el consejo, añadiríamos:
 
1a. ¡Escucha a tu instinto…
     pero también a tus amigos, los de verdad.

 
Confiar en uno mismo está bien, pero si de repente te ves solo… igual es que haces algo mal. Hay que saber distinguir amigos de verdad, de los de pega, que hay quien tampoco sabe, yo hace mil años tuve un “amigo” que tenía, literalmente, cientos de amigos, a los que usaba según iba necesitando; y cada varios años me pedía un favor que yo le negaba, me enseñó mucho aquel chico. Obviamente, no basta con tratar a alguien como un amigo, de un día para otro, para que lo sea, es algo que se hace a fuego lento. Valora mucho quienes siguen a tu lado pese a ver tu peor cara, no dudes en dar lo que sea necesario por ellos: unas veces es algo material, otra tragarte tu orgullo y sobre todo, decir “te quiero” y pedir perdón, tanto si lo merecen, como si non (es que tenía la rima fácil en gallego, jo). A mi me duele algún amigo que era bueno y que no supe retener, pero menos las heridas de los campos de batalla del amor, pues en casi todos los casos creo tener argumentos lógicos para hacer lo que hice. Y si alguien te quiere, también luchará por quedarse en tu vida, si para esa persona eres una opción… no la trates como una prioridad.
 
1b. ¡Cree en ti!
     Pero acepta que no puedes controlarlo todo.

 
La obsesión por controlar la vida que tienen algunas personas no es sana. Mi mejor amigo ha planeado los próximos 30 años, y a veces desisto de hacerle vivir en presente, creo que ya no sabe, o quizás, acaben enseñándoselo sus hijos a fuerza de cambios de plan. Tuve una pareja que quería planificar viajes dentro de unos meses cuando en el presente, nuestra relación era un tormento; le ponía fecha a cosas que nunca llegaban a suceder pues, sorpresa, ya no estábamos juntos. Si de verdad quieres algo, quiérelo ahora, y no lo dejes para mañana, podría no estar. Cuánto antes entiendas que no puedes vivir en ningún tiempo que no sea presente, antes empezarás a ser más feliz con menos, a ser más honesto contigo… llámale “Carpe Diem“, “Memento vivere” o cómo quieras, pero “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy“.
 

“Voy a volar”
dijo el gusano.
Todos se rieron,
menos las mariposas.

 
 
No he conseguido encontrar el autor.

 

Oct
19
2019

De “Rayuela”, del maestro Cortazar

 Escrito a las 23:08     Archivado en: Desvarios     1 comentario


“Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al revés. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto.
 
 
Julio Cortázar (1914-1984)
RAYUELA

 
 

 
 

Oct
16
2019

10 años sin Andrés Montes

 Escrito a las 10:00     Archivado en: El Mundo...     Añadir comentario


Pocos fallecimientos de famosos me han hecho llorar… y el de Andrés, hoy hace 10 años, sí lo hizo, y mucho. Con él he compartido alguno de los mejores momentos de mi vida, él era emoción, era risas, era pasión por un deporte que nos unió desde siempre, el baloncesto. Dejó una huella imborrable demostrando que hay que ser uno mismo, que hay que darle personalidad a la vida para triunfar y que la gente vea tus colores. Era un genio en su forma de transmitir un partido, con sus apodos para todos y sus expresiones jodidamente geniales:

«¡Jugón!», «¡Wilma, ábreme la puerta!», «¡Ratatatatatatata!», «¡Porque la vida puede ser maravillosa!», «¡Pincho de merluza!», «¡Que vienen los sioux!»; «Aerolíneas Jordan (Michael Jordan)», «American Graffiti (Pedja Stojakovic)», «Wyatt Earp (Steve Kerr)», etc. y en las retransmisiones de fútbol en La Sexta (2006-08): «¿Dónde están las llaves, Salinas?», «¡Fútbol, pasión de multitudes!», «¡Fútbol con fatatas!», «¡Tiki-taka!», «¿Qué me cuentas, capitán Narváez?», «¡Tiburónnnnnn! (Carles Puyol)», «Decodificador (Deco)», «Sweet Iniesta (Andrés Iniesta)»

Es raro que una persona nos deje, y que el mundo lo note tanto. Ya nunca las retransmisiones deportivas han vuelto a ser lo mismo, él era capaz de convertir una noche de NBA, larga y a veces tediosa, en una fiesta con amigos. Hace 10 años que te fuiste… y estamos muy lejos de olvidarte. Gracias por todo lo que nos regalaste sin saberlo. ¡Jugón!
 

 
Espero tatuarme esta cita en su honor, divertido y sabio… siempre eterno:
 

Porque la vida puede ser maravillosa.
 
Andrés Montes
(1955-2009) ¡No te olvidamos jugón!

 

Oct
3
2019

¿Prefieres una dulce ficción o una cruda realidad?

 Escrito a las 19:00     Archivado en: A5, Reflexiones     Añadir comentario


Hoy reflexionaba sobre temas religiosos y me vi ante una metáfora muy curiosa. Pensaba que el dilema espiritual, esa compleja elección personal de creer o no en Dios en sus diferentes formas, a mi me recuerda a esa legendaria escena de Matrix en la que Neo debe escoger de entre dos, una pastilla: una, la roja, le revelará la verdad del mundo, una cruel y dolorosa, pero totalmente honesta, liberándole de la esclavitud mental a la que está sometido… la azul, sin embargo, hará que permanezca “dormido”, aceptando la ficción generada por ordenador como la verdadera, feliz en su ignorancia y contento en una cómoda prisión basada en la ignorancia, una realidad generada por un programa muy sofisticado. Esta legendaria escena está inspirada por “Alicia en el país de las maravillas“, de Lewis Carroll, cuando su protagonista debe escoger entre dos pociones, para continuar su aventura o volver al mundo en el que vivía.

Si trasladamos este mismo dilema a la religión…

La píldora azul, en este caso, sería la fe en la religión, pensando en la católica, pero igualmente válido para otras. Puedes pensar que si eres bueno, irás al cielo, que si cometes un pecado, se te perdona con la oportuna penitencia, o sino vas al infierno, puedes aferrarte a creencias… sin preocuparte de hasta que punto pueden ser ciertas o no. Crees en algo porque te lo cuentan, no basado en tus conclusiones propias. ¿Eres bueno por elección propia o por temor a un castigo? En cualquier caso, crees en Dios y que él es la respuesta a muchas de las preguntas que durante siglos la humanidad se ha hecho.

La píldora roja, en este caso, es la verdad, sea cual sea, si un día hay pruebas de que existe un Dios omnipresente y poderoso, el científico será el primero en arrodillarse, pero para ello necesitará prueba tangibles, algo que por ahora… no hemos visto, aunque algún católico me haya dicho que las hay. La verdad es única, quizás no podamos comprenderla ni verla jamás, pero no por ello deberíamos dejar de buscarla, siendo justos con los demás, los buenos valores no necesariamente son “cristianos”, podemos ser buenos por educación social o por bien común, aprendiendo que sumar a los demás te enriquece a ti más que a nadie.

Definiendo ambas píldoras dejo claro del todo cual sería mi elección ¿no? ¡Roja forever!
Y lo importante, según lo que he vivido, es ser feliz escojas la píldora que escojas, pues para mi lo más importante es tratar a los demás como te gusta ser tratado, ser justo, respetuoso y buena gente… y hacer las cosas lo mejor posible dentro de la estupidez que todos exhibimos en un momento u otro de nuestra vida. Puedes ser bueno con los demás porqué sea tu elección personal, o por tu educación, o en el otro bando puedes temer a un Dios que te castigará por ser malo, lo importante… es ser justo, intentar hacer un mundo mejor, y vivir lo más cerca posible del bando del “Amor”. Exista o no Dios, el amor de los unos a los otros puede salvar el mundo… o su ausencia condenarlo, ¿o acaso alguien duda que el problema de Trump es una seria carencia afectiva de niño? Aish, pobre imbécil.
Y vosotros ¿Qué opináis?

PD: Artículo escrito en Julio de 2019, pero publicado un tiempo después…

 

Porque la vida puede ser maravillosa.
 
Andrés Montes
(1955-2009) ¡No te olvidamos jugón!

 

Autor

  Moleskine de viaje de...

...coleccionista de sujetadores del presente, sintonizador de melodías y momentos, de besos y recuerdos. Derrochador de optimismo, aprendiz de todo, maestro dando abrazos y cunnilingus, tiburón sin agua, gaviota con cielo.

  • Sígueme en Twitter
  • Página en Facebook de este Blog
  • Mi lista de deseos de Amazon
  • Mis listas de Spotify
  • Las fotos del móvil...
  • Mi canal de YouTube
  • La música que escucho...
  • Mi historial de votos de cine en IMDB
  • Añádeme en Skype
  • Escríbeme por Telegram...
  • Mi tumblr personal...
  • Mis fotos en Flickr
  • Mi cuenta de Vimeo
  • Mis tableros en Pinterest
  • Mi divelog...
  • Feed RSS de este Blog
Twitter

Twitter desde Melee™ Island

El Corcho

   Otros proyectos...

 
Feeds

Suscripciones a los feeds para todos los gustos

RSS de los Posts
RSS de los Comentarios

Añadir feed a:

 
SUSCRIBIRSE POR EMAIL

Con WordPress.org y el diseño deZine de ThemeShift.com. ¡Recuerda! Leer este blog implica la aceptación de sus términos de uso (Atention! Read this blog means you've accepted its Terms of use). Para cualquier cosa, tienes un Correo de contacto (For anything you have a contact form). Escrito por 3 monos de 3 cabezas desde unas dimensiones no reconocidas por los sentidos humanos y que se contemplarán en el modelo final de la Teoría de Cuerdas. PROUDLY MADE ON EARTH.